La fiesta de Halloween cada vez tiene más incidencia en la economía

halloween

¿Truco o trato? Esa es la frase más repetida en todos los rincones de cualquier ciudad de Estados Unidos durante la noche de Halloween. La mecánica del juego es muy sencilla; el incauto que abre la puerta acepta ofrecer unos caramelos a los niños a cambio de que éstos no le hagan ninguna travesura. Si no acepta, es decir, si no hay trato, los niños le harán todo tipo de pillerías, ese es el truco.

Anda, ¿he dicho Estados Unidos? Sí, es cierto, lo he dicho. Bueno, tampoco he dicho una burrada tan grande ¿no? Halloween es una tradición proveniente del folklore norteamericano y desconocida para nosotros hasta hace bien poco tiempo. Sin embargo, a día de hoy el día más terrorífico del año es consumido por los españoles tanto o más que los productos más famosos de Estados Unidos, como Coca Cola, McDonalds o el cine de Hollywood.

La fiebre de la noche de los muertos. Un fenómeno cada vez más arraigado en España

En España, Halloween se ha convertido en una fiesta tan celebrada como las ya tradicionales San Fermines o las Fallas de Valencia. Ya hay casi tanta gente disfrazada como en los carnavales y se venden casi tantas calabazas como el resto del año. Las marcas ven una ocasión única para vender, y cambian todo el ambiente del local para adaptarlo a la fiesta.

No en vano, cerca del 40% de los locales se suman a esta fiesta, con más de 10.000 celebraciones a lo largo de todo el país. Las tiendas de disfraces hacen el agosto para que deambulen por las calles miles de muertos vivientes y monstruos, a cada cual más maquillado y aterrador.

Pero es que además, la fiesta ya está presente en la mayoría de colegios y guarderías. Cada vez son más los que se decoran con material acorde a la ocasión gracias a los profesores y los niños, convertidos en pequeños monstruitos gracias al ingenio de sus padres, los cuales tendrán además aceptar el trato o atenerse a las consecuencias, son los verdaderos protagonistas.

Los números de Halloween

Ya en Estados Unidos, una actividad de este tipo mueve millones de euros durante este día. Se calcula que son más de 36 millones de jóvenes y niños estadounidenses que gastan 66 dólares de media. En total, hablamos de una fiesta que mueve cerca de seis mil millones de euros.

Pero, desde hace poco tiempo, estos números se extienden también a nuestro país. Cada año crece más y más la demanda de productos como máscaras, pelucas, pinturas, accesorios, disfraces y todo tipo de decoración. Si hay alguien que se beneficia de Halloween, estos son los locales comerciales. La venta de piñatas suben en un 70% y la de calabazas en casi un 20% durante esta época.

Además, los españoles consumen Halloween tanto como marcas con tanto renombre internacional como McDonalds, Coca Cola, el cine de Hollywood o los jeans. Además, el hecho de que artistas tan famosos como Lady Gaga se disfracen para la ocasión hacen que la celebración sea aún más conocida si cabe.

Sin duda, Halloween se ha convertido en una de las fiestas más rentables del año, tan solo por detrás de Navidad. Si a esto le sumamos la cantidad de dulces y flores que se venden durante el día de todos los santos y el hecho de que, al ser puente, muchas personas se desplacen hacia otros lugares, hacen de estos días algunos de los que más incidencia positiva tienen en la economía.

De todos modos, si vas a celebrar este evento, es posible que te interese saber cómo gastar algo menos de dinero en la celebración. Comprar en las tiendas más baratas, realizar nosotros mismos los dulces típicos de estas fechas o comprar fuera de temporada para el año que viene son algunas de las formas que podemos utilizar para celebrar esta fiesta sin estar pendientes de lo que hemos gastado. Todo sea por disfrutar de esta fiesta que, cada vez es más española.

En Naranja | Ser más original y detallista en San Valentín tiene premio
Imagen | Lisapizza

Etiquetas: ,


  • mariocobretti

    A mi lo que me da miedo es que se celebre Halloween y no el dia de difuntos, por aquello de mantener la tradición española. Serán cosas de la globalización, igual no compensa luchar contra ella, pero da pena dejarnos invadir por otras costumbres guiris. Ya veremos dentro de unos años…