La nueva forma de viajar que ha revolucionado el mercado: el turismo colaborativo

Son muchos los ciudadanos españoles que no han podido irse de vacaciones durante este verano por falta de recursos económicos. No en vano, la lista va haciéndose cada vez mayor año a año. Según la Encuesta de Condiciones de Vida elaboradada por el Instituto Nacional de Estadística, la proporción de personas que ha decidido quedarse en casa ha aumentado desde el 37,9% hasta el 47,6%.

Sin embargo, a pesar de estos datos, lo cierto es que las alternativas baratas a las tradicionales vacaciones son cada día más numerosas y están consolidando un tipo de turismo que va a estar cada vez más de moda. Ya no se trata únicamente de compartir casa o coche: se trata de compartir nuestras vacaciones, experiencias y lugares a través del llamado turismo colaborativo.

 Huir de las masas: la razón de ser del turismo colaborativo

Las nuevas formas de viajar que están emergiendo al calor de Internet y del turismo barato tienen un gancho añadido que amplía su atractivo más allá de sacarse un dinero extra en tiempos difíciles: la ilusión de conocer de verdad los lugares y las gentes de nuestro destino, huyendo de esta manera del turismo de masas y explorando nuevas formas de viajar.

La experiencia puede arrancar en WikiTravel (una Wikipedia específica elaborada con las aportaciones de los viajeros) que trata de simular la utilidad de una vieja guía de viajes. Puede seguir en WeSwap, que permite intercambiar divisas entre particulares, saliendo más barato que el aeropuerto, el banco o cualquier casa de intercambio que podemos encontrar en los centros de las grandes plazas turísticas de España.

Una vez hayamos escogido nuestro destino, podemos alojarnos en casa de alguien a través de decenas de plataformas, entre ellas Airbnb o quedarte en el apartamiento de alguien, siempre y cuando la otra persona se esté alojando también en el tuyo, a través de la plataforma Home Exchange. O, incluso, plantar tu tienda de campaña en el jardín de otra persona gracias a Campinmygarden.com.

Ni siquiera es necesario pasar por un restaurante para cenar. En Eatwith, puedes ir a cenar a casa de un ciudadano local, con el consecuente ahorro que eso supone y con la posibilidad añadida de conocer la gente y costumbres del lugar que vamos a visitar, lo que sin duda constituye un valor añadido para nuestro viaje y toda una experiencia que, en muchos casos, sería mucho más cara de llevar a cabo.

En definitiva, existen multitud de plataformas que permiten planificar nuestro viaje sin necesidad de recurrir a los tradicionales viajes o escapadas organizadas que, además, otorgarán mucha mayor libertad al viajero. Eso sí, todo aquel que desee planificar su estancia de esta manera tendrá que tener una buena dosis de decisión para viajar de esta manera.

¿Está cambiando nuestra forma de viajar?

La crisis agudiza el ingenio y también propicia cambios de paradigma en las industrias convencionales entre las que se encuentra, por supuesto, el turismo, gran motor de la economía española. Si hasta hace unos pocos años, los españoles contratábamos los viajes por agencias físicas, en la actualidad Internet es la gran plataforma donde se acaban contratando los viajes.

No en vano, la calidad y el precio son los grandes protagonistas. La mayor parte de los turistas, el 65%, han escogido la red como su principal canal de contratación porque aseguran que en esta plataforma se encuentran las ofertas más baratas. Además, cada vez nos fiamos más de las opiniones de otros viajeros hasta tal punto de reservar aquellos hoteles que reciben más puntuaciones positivas por parte de los internautas, y no aquel más barato por mucho que cumpla con nuestras expectativas y presupuesto.

Las últimas novedades de la industria turística lo constituye el turismo colaborativo. Ya no es suficiente con escoger el hotel o el vuelo más barato, ni tan siquiera el mejor restaurante en relación calidad precio. El turismo está cambiando inspirándose en viejas ideas para evolucionar en un tiempo en el que no todo el mundo dispone de recursos económicos suficientes como para ir de viaje, pero sí de imaginación.

Por ahora, el turismo colaborativo es la solución por la que optan muchos viajeros y, quien sabe si en algún momento acabará creando una nueva forma de turismo como resultado de la fusión del turismo tradicional y colaborativo. El tiempo lo dirá.

En Naranja | No busques el viaje más barato a tu destino, busca el destino más barato para tu viaje

Imagen | PublicDomainPictures

Conversación