Liberar patentes para mejorar el negocio: el caso Tesla Motors

Una de las noticias más impactantes que ha saltado a la luz la semana pasada es la de la liberación de un portfolio de 200 patentes por parte de Tesla Motors, empresa estadounidense pionera en el sector del automóvil eléctrico. Resulta llamativo ver cómo en un entorno tan competitivo como el del sector de automoción, una empresa pone a disposición de sus competidores todos los resultados de sus esfuerzos en investigación en los últimos años.

¿Qué fin pretende Tesla Motors con esta acción de liberación de patentes? Su caso recuerda a la reciente liberalización de buena parte del catálogo de Getty Images para generar negocio, otro movimiento de una multinacional que parece entender que estamos en una nueva era y que hay que adaptarse para hacer las cosas de otra manera.

¿Qué mueve a una empresa a liberar un activo?

Las patentes de una empresa se consideran un activo en su balance, es decir, algo que tiene un valor. El caso de Tesla Motors no es muy frecuente, ya que las empresas suelen proteger sus innovaciones para poder amortizar los gastos de investigación, que suelen ser importantes, y explotar un mercado mientras dure la protección. Esta protección que recibe el propietario sirve para que nadie pueda usar una tecnología patentada sin pasar por caja, lo que permite tener una ventaja competitiva o una compensación por el esfuerzo realizado.

Sin embargo, el movimiento de Tesla Motors tiene un motivo y es que liberan las patentes porque lo que buscan es dinamizar el mercado del vehículo eléctrico. Se trata de una acción que busca resultados en el corto, medio y largo plazo, con los siguientes beneficios buscados por la compañía norteamericana:

A corto plazo:

  • Tener repercusión en los medios, como así está sucediendo desde que anunciaron en su blog la noticia.
  • Mejorar su imagen de marca, que ya de por sí era buena y extenderla a personas que hasta ahora no habían oído hablar de sus magníficos vehículos eléctricos.
  • Motivar a emprendedores para que nazcan proyectos nuevos en torno al vehículo eléctrico, permitiéndoles usar sus patentes para avanzar rápido y a bajo coste.

A medio y largo plazo:

  • Dinamizar el sector del vehículo eléctrico, al permitir que otras empresas puedan ofrecer productos y servicios suavizando la barrera de entrada que suponen los gastos de investigación y desarrollo.
  • Vender muchos más coches eléctricos.
  • Dominar y ser líder de un mercado mucho mayor que el actual, desplazando al coche con motor convencional de gasolina y diésel.

Además del vehículo eléctrico como producto, Tesla Motors comercializa también las baterías que usan, para que otros fabricantes puedan integrarlas en sus modelos. Según informa El Confidencial, Tesla Motors tiene previsto abrir una gran fábrica de baterías para vehículos eléctricos y la liberación de las patentes pretende servir para dirigir más clientes hacia este área de negocio.

Conclusiones: Tesla Motors da para recibir

En definitiva, el movimiento de Tesla Motors se puede resumir en que Tesla Motors está entregando algo muy valioso al mercado para recibir algo a cambio a corto, medio y largo plazo. Es una acción valiente, ya que pone a disposición de sus competidores una tecnología y diseños que cuestan mucho dinero, siendo su competencia empresas con mucha experiencia en un sector tan competitivo como el de automoción y que seguro sacarán buen provecho de estas patentes.

Esta liberación se espera que tenga impacto no sólo en el sector del coche eléctrico, sino también en otros vehículos que bien pueden ser transformados en eléctricos. Los vehículos industriales (excavadoras, camiones, furgonetas, etc.) y otros que sirven para instalaciones de ocio (parques de atracciones, buggies para campos de golf), pueden ser los grandes beneficiados de un movimiento como este, al tener una menor capacidad para compensar los gastos de investigación y desarrollo, dado que sus mercados son mucho más pequeños y la repercusión de estos sobre cada unidad vendida, es mucho mayor.

La reflexión que queda en el aire tras conocer este caso es la vigencia del actual modelo de patentes que sirve para proteger los esfuerzos de las empresas que promueven la innovación, que puede ser necesario para determinadas situaciones, pero provocar un efecto negativo si no se gestiona correctamente. Tesla Motors ha pensado que su objetivo es mejorar el transporte, haciéndolo más sostenible, por tanto, las restricciones en forma de patentes frenan esta transición hacia otra manera de movernos por el mundo más respetuosa con el medio ambiente.

La liberación de las patentes tiene un límite, que es el del “fair use”. Es decir, tienen que ser usadas con fines lícitos y no se pueden usar con ninguna intención delictiva o de mala fe. Por lo demás, pueden ser usadas por cualquiera, así que ¿te atreverías a montar una empresa en el sector del vehículo eléctrico?

En Naranja | Cuando las empresas comparten para generar negocio
Imagen | Tesla Motors
Vía | El Confidencial

Conversación