Metrolinera, o cómo recargar tu coche eléctrico gratuitamente

inauguración metrolinera¿Te imaginas recargar gratuitamente tu coche eléctrico? Este proceso ya es posible gracias a la primera metrolinera que se ha puesto en marcha en España a través de un proyecto desarrollado por Metro de Madrid, y por el que los conductores podrán cargar la baterías de sus vehículos sin tener que desembolsar un solo euro. El innovador sistema consiste en obtener energía eléctrica aprovechando el frenado de los trenes que circulan en la red suburbana, y de forma más rápida que los que ofrecen otros dispensadores, ya que la operación se reduce a no más de 30 minutos.

Si bien es un modelo pionero en España, también existen otros puntos de recarga en la vía pública para que los conductores puedan mover sus vehículos. Pero a diferencia de esta nueva iniciativa, deben pagarse sus servicios y no se basan en el peculiar sistema de almacenamiento energético del suburbano madrileño, sino a través de un proceso más parecido al que se realiza en las gasolineras, pero en este caso con energía eléctrica.

En muchos casos, para hacer uso de estos repartidores, es necesario disponer de una tarjeta Movele, que es la que permitirá acceder a los postes en vía pública y activarlos para recargar el coche. Deberás acercarla al lector para que el sistema te identifique y puedas conectarte rápidamente. El único requisito para obtenerla consiste en proporcionar tus datos personales y la ficha técnica del vehículo, y ya lo tendrás disponible.

No obstante, muchos de estos puntos no están operativos por diferentes motivos, pero en cualquier caso existen diferentes alternativas para localizarlos en webs, GPS y aplicaciones para smartphones que te ayudarán a buscarlos más fácilmente y desde cualquier sitio.

Disponible para los conductores

Su principal característica es que el repostaje de los coches será gratuito hasta el próximo mes de junio, al estar en período de pruebas y, el único requisito que deberá cumplirse para acceder a este servicio es que los vehículos lleven incorporados un conector modelo CHAdeMO, el más habitual entre los eléctricos.

Este punto de suministro eléctrico está ubicado en Madrid, en la calle de Doctor Esquerdo, junto a la estación de Sainz de Baranda. Por otra parte, puede ser reconocido con gran facilidad por parte de los usuarios al presentar una identificación completamente visible, estando abierto de lunes a viernes, de forma ininterrumpida de 8 a 21 horas.

¿Cómo funciona?

Pero llega el apartado más difícil para muchos conductores que es cómo deben formalizar el proceso de recarga, y que si bien es sencillo, puede que al principio origine algún que otro problema para comprender correctamente su funcionamiento.

El sistema se basa en que cuando un tren frena y, por tanto, reduce su velocidad, la energía cinética (que surge del frenado) se transforma en eléctrica, que será la que se aproveche para recargar los coches. Y serán precisamente los acumuladores que disponen los trenes quienes permitan el almacenamiento de esta energía reciclada y la pongan a disposición de los vehículos.

Ya solamente quedará la labor de los conductores para dotar de energía a sus coches, que deberán coger el manguito que está ubicado en el poste de servicio para llevarlo directamente a su medio de transporte, en un proceso perfectamente asimilable al que realizan en las gasolineras. Tendrán que esperar en torno a 20 o 30 minutos y ya podrán utilizarlo durante varias horas y hasta la próxima vez que necesiten recargarlo.

¿Cómo ahorrar con tu eléctrico?

A través de estos coches también puedes elaborar un plan de ahorro para reducir tus gastos, a pesar que su precio sea más elevado que los de combustión. Pero una vez adquirido, las ventajas se impondrán sobre el modelo convencional. Fundamentalmente porque es más barato recargarlo que llenar con gasolina el depósito de un coche convencional, pero también en su mantenimiento.

El gasto inicial que conllevará su compra se amortizará en varios años como consecuencia del ahorro en combustible. A partir de este escenario podrás importar otras actuaciones para rentabilizar este medio de transporte.

* Podrás optar por alquilar las baterías en vez de comprarlas, ya que en la segunda de las opciones te eleva la tarifa de coche en torno a 5.000 euros, mientras que su alquiler no te supondrá más de 100 euros al mes.
* No dudes en buscar más los más económicos, que los hay, son más pequeños pero te harán circular mejor en tu ciudad, con unos precios más para asequibles en su oferta.
* Controlarás mejor los gastos al generar un mayor ahorro en su mantenimiento, al no necesitar aceites ni lubricantes, pero tampoco transmisiones mecánicas y también un menor desgaste en los frenos.
* Conseguirás beneficiarte de ayudas y subvenciones estatales en la adquisición de estos coches, que se presentan con importantes bonificaciones con respecto a su precio original.
* Te estará permitido aparcar de forma gratuita en algunas zonas de establecimiento limitado (zonas azules y verdes), siempre que muestren un distintivo de tal condición.
* Tus recargas serán más baratas que las de los coches de combustión, ya que para un consumo medio de 15 kWh/100km, la diferencia puede ser de 7 euros, al pagar 1,5 euros en vez de 8 en los coches convencionales.

En Naranja | ¿Merece la pena comprar un coche eléctrico o un coche híbrido?

Conversación

  • minue

    Yo, si tuviera garaje en casa para cargarlo, tendría un coche eléctrico desde hace tiempo, para viajes urbanos es lo mejor.

  • floopy

    Aprovechar la energía del frenado de los trenes para repartir gratuitamente esa energía para quien la pueda aprovechar con su coche eléctrico, me parece una idea maravillosa. Ojala aparezcan mas iniciativas como esta que nos ayudan tanto a todos.
    Un saludo

  • Pingback: Claves a la hora de comprar coches eléctricos()