Moderniza la seguridad de tu casa y ahórrate disgustos esta Semana Santa

Llegan las vacaciones, y con ellas también los viajes, lo que normalmente implica dejar nuestra vivienda vacía, expuesta a la posibilidad de ser el blanco de los amigos de lo ajeno. Por eso es importante modernizar la seguridad de nuestro hogar y así ahorrarnos disgustos esta Semana Santa.

Los consejos que leeréis a continuación no son los clásicos que veréis en todos los telediarios, repetidos hasta la saciedad antes de cada periodo vacacional. Asumimos que ya sabéis que es importante no cantar a los cuatro vientos que vamos a irnos de vacaciones, que tampoco está de más que un amigo o familiar nos vacíe el correo o que es mejor que nos roben el felpudo a dejar patente que no estamos en casa.

Cuidado con lo que cuentas en tus redes sociales

Siempre es mejor prevenir que curar, así que aunque luego veremos una serie de medidas con las que simular nuestra presencia en el hogar, la nueva generación de alarmas y otros avances tecnológicos, es igualmente importante que no demos demasiadas pistas sobre nuestra ausencia en las redes sociales.

Seguridad en el hogar - 2

Obviamente va a ser imposible que no publiquemos esas fotos de nuestros pies en la playa o nuestra silueta orgullosa de haber coronado la cima de alguna montaña, pero sí que podemos evitar dar datos exactos de la duración de nuestra ausencia o de si efectivamente nuestra casa se queda vacía o no.

También es una buena medida de seguridad desactivar la ubicación de nuestras publicaciones en Redes Sociales (Facebook, Twitter e Instagram tienden a animarnos a hacerlo) y así evitar que las redes sociales desvelen nuestra localización especialmente cuando estemos en casa y, por supuesto, nunca hacer pública nuestra dirección exacta.

No estoy en casa, pero desde luego lo parece

Hasta hace unos años la única manera de simular nuestra presencia en casa era dejar un par de lámparas conectadas a unos enchufes programables para que se encendieran todas las noches, pero hoy en día podemos hacer un montón más de cosas para hacer parecer que estamos en casa, aunque no lo estemos.

Así, por ejemplo, con la gama de productos WeMo de Belkin o Wattio, podemos controlar cualquier aparato que tengamos enchufado a estos dispositivos desde nuestro teléfono móvil, y así programar de forma variable su encendido. Lo mismo podemos hacer con la iluminación gracias a bombillas como las Philips Hue que se pueden encender o apagar remotamente.

Pero eso no es todo, gracias a los eventos IFTTT podemos hacer que nuestra casa reacciones ante un posible intruso o se comporte en función del exterior. De esta manera, por ejemplo, podemos hacer que la televisión o la radio se enciendan si se detecta la presencia de una persona en la puerta, que las luces se activen en función de la cantidad de luz en el exterior o incluso que el toldo se extienda si hace sol o las persianas se bajen si llueve, aunque esto ya requiere una instalación más complicada.

ifftt hue

Como colofón para hacer parecer que estamos en casa aunque no lo estemos tenemos los videoporteros IP, que permiten un amplio abanico de opciones, aunque la que más nos interesa es la de poder acceder de forma remota a su cámara con nuestro móvil, hablar con nuestro interlocutor y hasta abrir la puerta si fuera necesario.

Lo último en alarmas no necesita cuota de mantenimiento

Hoy en día instalarse una alarma en casa es casi sinónimo de cuota de mantenimiento, o en su defecto de un sistema que simplemente se limitará a sonar en caso de detectar a un intruso, pero con lo último en alarmas podemos conseguir eliminar esa cuota de mantenimiento sin renunciar a la seguridad de nuestro hogar.

Así, con propuestas como Canary podemos disponer de un completo equipo de seguridad que cuenta no sólo con una cámara y sensor de presencia para avisarnos en nuestro móvil y mostrarnos imágenes si detecta un visitante inesperado en nuestro hogar, sino que también incluye sensores de temperatura, humedad y calidad del aire por si ocurren otro tipo de imprevistos, como un incendio o una fuga de agua, todo por menos de 200 euros y una instalación sencilla que cualquiera puede llevar a cabo, ya que todo se encuentra centralizado en un dispositivo que únicamente debemos enchufar y conectar a nuestra wifi.

Como veis, los tiempo cambian y debemos aprovechar lo que las nuevas tecnologías nos ofrecen para modernizar la seguridad de nuestro hogar y ahorrarnos disgustos a la vuelta de vacaciones, pero tampoco podemos olvidarnos de ser precavidos en las redes sociales, donde sin querer podemos dar muchas pistas a aquellos interesados en lo que contiene nuestro hogar.

En Naranja | Ahorrar en vacaciones es deporte nacional

Conversación