¿Navegar en tu móvil o tablet es tan seguro como piensas? Sí, pero no bajes la guardia

Entre las ventajas que los smartphones y tablets han aportado, están los sistemas operativos que se han desarrollado casi desde cero para adaptarlos a los nuevos estándares de la industria de la informática. Al ser escritos partiendo casi desde cero, se han podido corregir algunos de los problemas que la informática tradicional arrastraba desde años atrás, como es el caso de los agujeros de seguridad.

¿Son seguros los móviles de hoy en día?

La respuesta es que sí, los móviles se pueden considerar sistemas seguros, aunque no se puede bajar la guardia porque de vez en cuando surge algún incidente de seguridad en alguna de las plataformas predominantes (Google, Apple, Microsoft, Blackberry). Es una consecuencia de la tecnología, no hay un sistema perfecto, al menos para ser montado en un dispositivo móvil.

Si algo se ha ganado con los móviles de hoy, es seguridad. En las llamadas, la voz viaja encriptada. En el uso de datos, además de los protocolos de encriptación de datos de apps y webs cuando se navega por Internet, el móvil usa otros sistemas de seguridad, como los sandbox, que son unos entornos controlados que impiden la ejecución de programas maliciosos.

Además, por la necesidad de hacer los sistemas operativos ultraeficientes, se han optimizado los catálogos de funcionalidades que incorporan, quedando los desarrollos muy pulidos y evitando que aparezcan piezas de código vulnerables para atacar al sistema.

Otro punto que ha ayudado a que los dispositivos móviles sean entornos seguros es la aparición de las tiendas de aplicaciones, que sólo permiten publicar las apps bajo sus pautas de desarrollo y tras pasar unos estrictos procesos de revisión de calidad del código, entre otras cosas, para evitar cualquier tipo de intento de engaño a los usuarios o brecha de seguridad en el sistema. Eso sí, no son infalibles, como se pudo comprobar en las últimas semanas con Google Play y la de la App Store, ambas contaminadas por apps con código malicioso.

Los móviles son seguros, pero las amenazas siguen existiendo

A pesar de todos estos avances y estrictos controles, la realidad es que resulta inevitable que existan riesgos para la seguridad de los dispositivos móviles. La parte buena es que los desarrolladores (Google, Apple, Microsoft, Blackberry, etc.) por norma publican en un corto espacio de tiempo la solución para contrarrestar cualquier amenaza, en forma de actualización del sistema.

A pesar de estas medidas, no debemos bajar la guardia porque siguen estando ahí los ataques de phising, emails o mensajes que tratan de suplantar a nuestro banco u otra web de confianza y otras amenazas que buscan nuestras claves de acceso a sistemas bancarios o datos de tarjetas de crédico para sacar beneficio de lo ajeno.

Por tanto, empresas como los bancos se ven obligadas a implantar importantes medidas de seguridad en sus sistemas y protocolos de actuación seguros en sus procesos. Un ejemplo es la tarjeta de coordenadas que suministra ING DIRECT a sus clientes y que sirve para completar operaciones aportando una coordenada inscrita en ella. Este elemento dota de una mayor capa de seguridad a procesos como una transferencia, que no puede ser realizada si no se dispone de la clave que solicita el sistema del banco.

Las apps para dispositivos móviles de ING DIRECT son otro ejemplo de medidas de seguridad. Cuando se accede a cualquiera de ellas siempre se solicita el DNI, la fecha de nacimiento y varias posiciones de la contraseña numérica, lo cual ayuda a asegurar que sólo accede el propietario legítimo de la cuenta y no un tercero no autorizado.

ING DIRECT es consciente de la dificultad de mantener en todo momento los estándares de seguridad, dado que la tecnología avanza y pueden surgir amenazas que pongan en riesgo sus sistemas. Por eso, ha lanzado en 2015 en España el programa Responsible Disclosure para seguir mejorando su seguridad tecnológica, a través del cual busca involucrar a la comunidad de desarrolladores y usuarios, aprovechando el conocimiento común para mantener los sistemas seguros.

En Naranja | La importancia de la seguridad en los pagos con tarjeta
Imagen | Kaboompics

Conversación