Nuestras compras como indicador de la salud económica de un país

1 comentario

indice_consumo

Antes de que cualquier economista realice sus análisis y predicciones acerca de la situación actual y futura de una economía, tiene que contar con datos cuantitativos que reflejen con la máxima precisión posible cuál está siendo y ha sido el comportamiento de la economía en su conjunto. Algunos datos son objetivos y directos, como el número de personas en desempleo o la cantidad de dinero en circulación, y otros han de elaborarse en base a estimaciones o procedimientos más complejos.

Uno de estos datos es el índice de confianza del consumidor, índice elaborado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que ha aumentado en el mes de Enero de 2013 hasta los 55,5 puntos. Pero, ¿qué significa que nuestra confianza aumente y cómo se calcula?

Nuestras decisiones de consumo, importantes para la economía

Nuestras decisiones de consumo están siempre condicionadas por nuestra situación actual y futura, es decir, en nuestros ingresos actuales y en la estabilidad que percibamos que vamos a tener en el futuro. No es lo mismo tener un contrato indefinido y con una cierta estabilidad laboral que un contrato temporal con pocas expectativas de permanencia.

En este sentido, estaremos tanto más predispuestos a consumir cuanto mayor sea nuestra renta y nuestras expectativas de conseguir mayores ingresos en el futuro. Es decir, saldremos a comprar más productos cuanto más optimistas seamos sobre nuestra situación económica y financiera.

En esencia, si nuestra confianza es mayor, los consumidores haremos más compras, impulsando la actividad económica; por otro lado, si la confianza es menor, consumiremos menos y la actividad económica se verá resentida. Una confianza de consumidor negativa sostenida a lo largo del tiempo sugiere que en el estado actual de la economía los consumidores tienen una visión negativa sobre el futuro desde el punto de vista económico.

El índice del consumidor es un buen indicador porque permite saber cómo perciben los consumidores, que al fin y al cabo somos los mayores protagonistas de la economía de un país, la situación económica y que, como se muestra en el gráfico siguiente, se puede relacionar de manera aproximada con la situación económica general:

cis_2013

¿Cómo podemos medir el optimismo de los consumidores?

Cuantificar una variable abstracta como el optimismo de los consumidores puede hacerse con mayor o menor grado exactitud, en función de la muestra elegida y del tipo de criterio estadístico elegido para realizarla. En el caso del indicador de confianza del consumidor, el CIS elabora un cuestionario de unas 30 preguntas en las que el encuestado ha de elegir entre diferentes opciones.

Se elige de forma aleatoria un conjunto de teléfonos disponibles de cada una de las 17 Comunidades Autónomas en las guías y se realiza la entrevista por teléfono, procediendo posteriormente a la división de la población en estratos en función de la edad, sexo y nivel de ocupación (parados, ocupados y el resto).

Una vez elegida la muestra poblacional, se les realiza la entrevista. El tipo de preguntas que se realizan en estos informes son sencillas acerca de la situación familiar de cada encuestado y de su percepción sobre la situación macroeconómica general. Así, se realizan preguntas personales como por ejemplo ¿cuántas personas de su entorno están buscando trabajo en la actualidad?, ¿cree que el nivel de los precios será mayor el año que viene con respecto a este? o ¿considera usted que la situación de su familia es igual, mejor o peor que hace seis meses?.

Cuando se recaban todos los datos de la encuesta, y mediante procedimientos estadísticos más o menos complejos se obtiene un resultado, el de la confianza del consumidor y sus datos desagregados. Normalmente, los 100 puntos marcan el límite entre una percepción favorable y optimista y una percepción negativa y pesimista.

¿Para qué se usa el indicador de confianza del consumidor?

En general, la confianza de los consumidores es de gran importancia para que los inversionistas, productores, minoristas, bancos y agencias gubernamentales planifiquen sus acciones futuras, y para que las grandes empresas puedan predecir cuál va a ser la demanda que van a tener que atender para, de esta manera, realizar nuevos gastos e inversiones productivas con el objetivo de abastecer toda esta demanda.

Por ejemplo, si las empresas anticipan que los consumidores aumentarán sus compras durante el próximo mes, éstas aumentarán sus inventarios, anticiparán la inversión en nuevos proyectos y aumentarán sus niveles de contratación, lo que repercutirá de forma positiva en los ingresos del Estado.

Por todo ello, el índice de confianza de consumidor, aparte de ser un buen termómetro a la hora de conocer nuestras ganas de comprar, también es una buena herramienta de control de la situación económica de un país, que además es muy sencilla de comprender para cualquier persona.

Más Información | Centro de Investigaciones Sociológicas [PDF]
En Naranja | ¿Cómo miden las estadísticas lo que gasta cada familia?
Imagen | Polycart

¿Quieres saber más?

Artículos

Artículos relacionados que probablemente también te interesen

Ver más

+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    Avatar de Rumpel !
    Rumpel | 2 estrellas

    Interesante post aunque yo creo que el resultado está un poco sesgado porque hoy en día no todo el mundo tiene teléfono fijo en casa (al menos ahora lo hay en una proporción menor que, pongamos, hace 10 años) y al final la gente que lo tiene suele responder a un perfil concreto...

Escribir un comentario

Para hacer un comentario es necesario que te identifiques: ENTRA o conéctate con Facebook Connect

Búsqueda

Síguenos

Newsletter

Twitter