Pop Up Stores, o como abrir por temporadas es una opción para encontrar la rentabilidad del negocio

Las pop up stores son tiendas efímeras, que abren durante unos pocos días en una localización determinada para vender productos en temporadas en las que la demanda es propicia para el negocio o para crear un ambiente especial y poder atraer la atención de los clientes para vender.

¿Qué es una pop up store?

Las pop up stores son la respuesta a varias situaciones de mercado, por ejemplo, en aquellos en los que la demanda presenta una estacionalidad muy marcada, de tal manera que tiene sentido vender tan solo unos pocos días en el año, sin mantener un local abierto durante más tiempo, ni una estructura de personal, ya que los ingresos no cubrirán los costes operativos. También sirven para llamar la atención por encima de otros comercios, para poder llegar mejor al cliente o para probar si funciona la venta de un producto con una experiencia piloto y así decidir si compensa montar algo pensando en el largo plazo o no.

Ejemplos de pop up stores, se pueden encontrar en muchas partes: un restaurante que se convierte en tienda de moda durante tres días, un camión que se transforma en una tienda de complementos de moda y se aparca en el centro de una gran ciudad durante un fin de semana, una marca de zapatillas que vende en un centro comercial durante unos pocos días, un hotel que dedica una de sus instalaciones emblemáticas para alojar una venta de ropa o un evento especial para el día del padre, en la esquina del Estadio Santiago Bernabeu.

¿Por qué funciona una pop up store?

Para instalar una pop up store se suele elegir un local de referencia o algún formato especial (un vagón de tren o un camión transformado), en una zona con mucha actividad comercial y en la que se puedan maximizar las oportunidades de venta en el escaso tiempo que está abierta al público. Al concentrar el negocio y vender de forma intensiva en unos pocos días, se puede compensar el elevado precio de este tipo de locales o de la transformación de un elemento como un camión o un vagón de tren antiguo, gracias al elevado nivel de ventas esperado.

Lo importante es que aprovechar el efecto de la llamada de atención que genera en la gente la pop up store, siendo clave montar algo que destaque sobre los demás negocios del entorno. Es vital generar en el consumidor la sensación de que se trata de una oportunidad única o de una experiencia que merece la pena, que sólo estará disponible durante un tiempo determinado. Esta estrategia tampoco es una novedad en el mundo de los negocios, ya que es habitualmente usada en canales como el de la televenta, en las ofertas de liquidación de stocks por Internet y en centros comerciales.

Para que sensación de oportunidad interesante se pueda lograr, se necesita conseguir una buena combinación de precio y producto, montar un buen ambiente (entorno exclusivo, acompañar con música en directo, etc.) y añadiendo una buena dosis de comunicación y esfuerzo para que se corra la voz de que la pop up store estará operativa sólo por un tiempo en un lugar determinado.

¿Y si se extendiera el concepto de pop up store a más negocios?

El concepto de pop up store es una respuesta para los casos de comercios que venden productos y servicios con una demanda estacional muy marcada, en los que unos meses se gana dinero y el resto, el objetivo es sobrevivir. En casi todos los negocios suele existir una cierta componente de estacionalidad, por ejemplo, los helados se venden más en verano, el turrón en navidades y los aparatos de calefacción en invierno, por tanto, en los que la demanda presenta una curva estacional muy marcada, o para atender picos de demanda periódicos, podría pensarse en abrir una pop up store como acción especial.

Un ejemplo que puede encajar en este tipo de acciones es el de un comercio que quiere aprovechar el tirón de las ventas de regalos en la época de Navidad. Al ser un momento del año puntual, de unas tres semanas, en lugar de abrir una tienda y sobrecargar su estructura de costes fijos, puede pensar en abrir una o varias pop up stores en varios puntos neurálgicos y así tratar de buscar una relación coste-beneficio mucho más interesante.

Si estás pensando en montar un negocio y no lo tienes claro, o si quieres expandir la actividad y prefieres no abrir un comercio nuevo, tal vez esta sea la alternativa que necesitas. Una pop up store para generar atención y vender, evitando riesgos como el de la estacionalidad de la demanda y aprovechando para crear un concepto de venta nuevo e innovador.

En Naranja | Seis resurrecciones empresariales: empresas que pivotaron hasta conseguir el éxito
Imagen | Skitterphoto

Conversación