El futuro de la construcción: ¿un robot para construir casas más rápido y más baratas?

El proceso de construcción de viviendas lleva desarrollándose miles de años, desde que la humanidad empezó a usar construcciones para vivir. A día de hoy es un proceso que continúa siendo bastante artesanal, dado que sigue empleándose la mano del hombre para poner ladrillos, baldosas, pintar, entre otras tareas. Hay máquinas que ayudan en las obras pero ninguna como Hadrian, un robot diseñado por la empresa FastBrick Robotics que promete revolucionar el sector de la construcción.

El objetivo de Hadrian es automatizar la construcción de paredes de ladrillo para hacer el proceso más eficiente, más rápido y más barato. Es una máquina en fase de prototipo, que busca ser el siguiente gran paso en la evolución del sector y que podría tener un gran impacto en la economía si consigue salir al mercado como una máquina en producción. ¿Te imaginas cómo funciona y cómo podría cambiar la economía?

Hadrian, ¿la solución en forma de robot para hacer la construcción más eficiente?

Hadrian es un prototipo de robot diseñado por la empresa FastBrick Robotics. Es un sistema complejo formado por varios módulos: un sistema de carga de ladrillos, un sistema de preparación de adhesivo para fijar los ladrillos, un cabezal montado sobre el brazo de una grúa que coloca ladrillos y un sistema de guiado láser que le indica al sistema cómo debe moverse, qué ladrillo tiene que colocar y en qué lugar debe colocar cada uno.

El sistema Hadrian es capaz de colocar 1.000 ladrillos a la hora, lo que equivale a construir una vivienda en tan sólo dos días. Su precisión para colocar ladrillos es de 0,5 milímetros, lo que es suficiente para que las paredes que levante queden bien rectas y se eviten los problemas de no calidad.

Desde luego, de confirmarse estas cifras en su capacidad para levantar paredes y muros de ladrillo, el sistema Hadrian se posicionaría como referencia en el sector de la construcción. Con una máquina de estas características en producción, el plazo, el coste y la calidad de las viviendas podría mejorar y los compradores rentabilizarían mejor su inversión para comprar una casa.

Robot que construye casas

El impacto de los robots en la construcción de viviendas

Un robot como Hadrian permitiría cambiar radicalmente el proceso de construcción. En primer lugar, porque permitiría avanzar en la tarea de levantar muros y paredes de ladrillo a una velocidad inalcanzable para la mano del hombre. En una obra hay más tareas, pero la de levantar los muros es una de las que más tiempo lleva y toda mejora en la misma tendrá un impacto sensible en el proyecto global.

Si hoy se suelen dar dos años como plazo medio para terminar una promoción de viviendas completa, trabajando con un sistema como Hadrian podría bajarse sensiblemente el plazo de entrega de las viviendas, beneficiando al promotor, al constructor y a los compradores. Reducir el plazo conlleva una reducción del coste de construcción, dado que se necesita menos mano de obra y se reduce la carga financiera para el promotor, el constructor y el comprador.

Además, una máquina en producción con las características de Hadrian aportaría más seguridad al proceso y ayudaría a reducir los accidentes laborales, lo que también impacta en el coste de la obra. Lo mismo con la calidad de la construcción, dado que la tecnología con guía láser que emplea Hadrian permite una precisión en la colocación de ladrillos suficiente para que las paredes queden bien rectas a la primera, reduciendo los costes de no calidad.

Si te has quedado con la curiosidad de cómo funcionaría el robot que construye casas, dale al play en el siguiente vídeo y observa cómo coloca los ladrillos para levantar los muros de una vivienda en una simulación por ordenador:

Vía | Xataka

En Naranja | ¿Qué tienen en común el viaje a Marte y la inversión personal?Seis resurrecciones empresariales: empresas que pivotaron hasta conseguir el éxito

Conversación