San Fermín: 204 horas de fiesta ininterrumpida

Hace casi un año, 356 días para ser exactos, que terminaron las fiestas de San Fermín de 2014. Desde ese día, los que amamos los Sanfermines estamos diciendo y pensando constantemente que ya falta menos para que el 6 de julio llegue de nuevo el Chupinazo. Es casi poético que una fiesta tan esperada comience con el lanzamiento de un cohete. San Fermín no comienza, estalla. Y una ciudad tranquila como Pamplona, con algo menos de 200 mil habitantes, se transforma en una bulliciosa fiesta que recibe cada año más de 1 millón de visitantes.

A partir de ese momento hay por delante 204 horas de Fiesta ininterrumpida, con 459 actos oficiales programados por el Ayuntamiento de Pamplona, a los que hay que sumar los no oficiales que en muchos casos también son multitudinarios, organizados por Sociedades Gastronómicas, Asociaciones, etc.

san-fermin-3

Luego están los compromisos particulares: las cenas o comidas con las cuadrillas, con los compañeros de facultad, con los del pueblo, los del trabajo, los del colegio de los niños, los de primos que vienen de fuera… Los Sanfermines se convierten así en una fiesta constante de 24 horas a la que uno se baja y se sube cuando quiere.

Nueve cosas que pasan en San Fermín y no deberías perderte

  • La jota a San Fermín en la Plaza del Consejo: el 7 de julio una procesión recorre la ciudad acompañando a San Fermín. El momento más emotivo se produce en la Plaza del Consejo, cuando la Coral de Santiago de la Chantrea canta la jota “Al Glorioso San Fermín”. Es probable que sientas esa emoción aunque sean tus primeros Sanfermines. A los que somos de la tierra se nos pone la piel de gallina y se nos escapan las lágrimas.
  • La Comparsa de Gigantes y Cabezudos: La componen ocho gigantes, cinco cabezudos, seis kilikis y seis zaldikos, además de varios grupos de gaiteros. Te sorprenderán los bailes y volatines de los gigantes, sobre todo los de la Reina Africana, popularmente conocida como “la Braulia”, y quizás tendrás que esquivar los vergazos de zaldikos y kilikis. El kiliki más famoso, “Caravinagre”,  es el protagonista del cartel oficial de las fiestas de este año. Salen todos los días a recorrer las calles de Pamplona, y lo más normal es que le los encuentres por ahí, pero el mejor momento es su despedida, el día 14 a mediodía en la Plaza Consistorial.
  • Las dianas: todos los días desde las 6:45 de la mañana la banda municipal de música, La Pamplonesa, recorre las calles del Casco Viejo despertando con su música a los que intentaban dormir y recogiendo a los que la noche se les ha ido de las manos. ¿Has bailado alguna vez al son de “quinto, levanta, tira de la manta”? Pues no sabes lo que te pierdes.
  • El vermú: el clasico poteo o chiquiteo adquiere en Sanfermines una dimensión especial. Los tradicionales y superelaborados pinchos desaparecen casi por completo para dejar paso a los fritos: de huevo, de pimiento, croquetas, rabas y gambas. Para beber, si quieres probar algo local pídete un Marianico (vermú rojo con sifón), o un kalimotxo (vino con Cola) y recuerda que una caña pequeña se llama zurito.
  • Los Fuegos Artificiales: todos los días a las 11 de la noche se lanza una colección de fuegos artificiales desde la Ciudadela. Cada día lo hace una pirotécnica diferente, participando en un consurso que premiará la mejor colección por votación popular: puedes participar con papeletas o por Internet. Los puedes ver desde el cesped de la Vuelta del Castillo, la Noria Gigante o desde la terraza del Baluarte tras degustar una rica cena.
  • El toro de fuego: todas las noches a partir de las 10, un toro de cartón piedra cubierto de material pirotécnico sale desde la Plaza de Santiago y va por el recorrido del encierro. Ten cuidado con las chispas… y corre.
  • El Struendo de Iruña: no tiene día fijo, suele ser entre semana, una vez pasados los primeros días de la fiesta, y empieza a las 23:59 horas en la trasera del Ayuntamiento (Antigua Casa Marceliano) recorriendo las calles con bombos, tambores y cualquier cosa que sea capaz de generar ruido. Ese mismo día, por la mañana, se celebrará el Struendo Infantil, para los txikis.
  • Exquisiteces culinarias: no te puedes ir de Pamplona en San Fermín sin probar los churros de la Mañueta, el sorbete de limón a la hora del vermú en la sociedad Gazteluleku y un moscovita en El Temple. En plato pide pochas, corderon en chilindrón, ajoarriero o chistorrra.
  • Los conciertos: del total de actos oficiales programados, más de un 70% son actuaciones musicales. Entre ellos hay diferentes conciertos gratuitos al aire libre. Grupos como The Original Wailers, M-Clan, Celtas Cortos, Fundación Toni Manero, Medina Azahara, Siniestro Total o Nancys Rubias, estarán este año en Pamplona. También hay actuaciones de Jazz en el Paseo de Sarasate.

Así que ahora solo falta una cosa. Que se oiga el tradicional “¡Pamplonesas, Pamploneses!, ¡Viva San Fermín! Gora San Fermín!”, que el Chupinazo suba al cielo y que comiencen los Sanfermines de 2015.

jonan-basterra
Jonan Basterra. Pamplonés, periodista, fotógrafo y experto en marketing digital. Trabaja como Director de New Business y Comunicación en Socialmedia SL, aunque nunca se pierde los Sanfermines, en los que lleva 22 años haciendo fotos y contándolo en su blog Yo Sobreviví a San Fermín

Fotos | Jonan Basterra

Conversación