Si los Reyes Magos y Papá Noel fueran empresas de mensajería ¿Cuál sería más eficiente?

No sé si esta pregunta sólo se la plantea alguien al que le gusta analizar la productividad de las empresas y disfruta con las ideas de mejora, pero no dudéis de que va a resultar divertido comparar a los Reyes Magos con Papá Noel como si fueran empresas de mensajería con una misión muy concreta: repartir muchos regalos en una sola noche.

Así pues, a continuación vamos a comparar la eficiencia y productividad de estas dos empresas, a ver cuántos recursos (financieros, físicos y humanos) necesita cada una para llevar a cabo una tarea que vamos a suponer idéntica: llevar a cada niño los regalos que han pedido, o carbón si se han portado mal.

Recursos humanos

Vamos a empezar por la fuerza de trabajo. Ya de inicio, se podría decir que Papá Noel es más eficiente porque hace él solo un trabajo para el que hacen falta tres Reyes, aunque esto no es del todo cierto, porque ambos cuentan con ayudantes (elfos en el caso de Papá Noel, pajes en el caso de los Reyes Magos) y a ellos se les podría considerar jefes.

Pero aún si suponemos que tanto Papá Noel como los Reyes Magos cuentan con el mismo número de empleados, todavía podríamos afirmar que Papá Noel es más eficiente, ya que para la misma cantidad de empleados solo hay un puesto directivo, que siempre están mejor remunerados.

Además, los elfos solo ayudan a Papá Noel en su base de operaciones en Laponia, luego él se encarga de repartir los regalos en trineo, mientras que los Reyes Magos se traen a sus pajes desde el Lejano Oriente, y eso son muchas horas extras y dietas, amén de un plus de peligrosidad, que en según que tradiciones suben a los balcones con escaleras de mano a dejar los regalos.

Transporte

reyes-magos2

Ya hemos dicho que Papá Noel reparte los regalos en un trineo mágico tirado por renos. En concreto son nueve renos, con Rudolph a la cabeza. No sabemos cuánto consumo homologa el trineo, pero estoy seguro que esos nueve renos “chupan” de lo lindo, que volar sin alas no es fácil, y además de una bolsa infinita de regalos, Papá Noel debería llevar también una infinita de alfalfa y agua para alimentar a su monta.

Por otro lado, los Reyes Magos usan camellos y dromedarios, que ya se sabe que gastan muy poco, habituados como están a las largas travesías por el desierto, sin agua ni apenas unas hierbas secas que llevarse a la boca, así que se podría decir que los Reyes Magos tienen un medio de transporte más eficiente.

Velocidad en la entrega

Aquí sale claro ganador Papá Noel, porque aunque ambos consiguen repartir todos los regalos en una sola noche, los Reyes Magos se lo toman con calma para cruzarse medio Mundo al ritmo trotón de sus camellos, al tiempo que Papá Noel llega volando desde Laponia más rápido que un dron de Amazon. No en vano uno reparte los regalos la noche del 24 al 25 de diciembre, y los otros 12 días después.

La festividad de los Reyes Magos tampoco ayuda a la productividad

Estos 12 días más tarde que reparten los regalos los Reyes Magos tienen también un impacto en la productividad real de la sociedad. Mientras los anglosajones vuelven al trabajo el día 2, aquí el día 6 también es festivo, y si bien por en medio hay días laborables (como hoy día 5 o el viernes pasado), no hace falta ser un lince para saber que estos días “salteados” no son precisamente los más productivos, con las oficinas medio vacías y mucha gente de puente o con vacaciones.

Siempre he sido fiel defensor de la tradición de los Reyes Magos, pero ha quedado claro que desde un punto de vista estrictamente empresarial, Papá Noel se lleva el gato al agua.

En Naranja | Aumenta la productividad de tu empresa con cerveza

Conversación