Si te tocara un sueldo para toda la vida, ¿dejarías de trabajar?

Ayer estaba leyendo un artículo sobre las ventajas y desventajas de lo que se conocer como Renta Básica Universal (RBU, o UBI en inglés). Esta medida básicamente lo que propone es que todos los ciudadanos reciban una renta básica, independientemente de sus ingresos, como si a todos nos tocara uno de esos premios con un sueldo para toda la vida.

Existe un gran debate en torno a si la RBU puede ser una solución para los problemas de la economía moderna. En su contra se esgrime principalmente que resultaría inviable económicamente para el Estado y que desincentivaría el trabajo. Intuitivamente es lo que uno se imagina, pero me pregunto: si te tocara un sueldo para toda la vida, ¿dejarías de trabajar?

¿Trabajarías si tuvieras un sueldo de 1.000 euros para toda la vida?

Un premio con un salario para toda la vida (pongamos que 1.000 euros), podría compararse con recibir una renta básica universal, aunque hipotéticamente, ésta se situaría un pequeño escalón por debajo, en el salario mínimo interprofesional (645,30 euros en 2014)

La cuestión es si dejaríais de trabajar con un sueldo de 1.000 euros para toda la vida, si continuaríais con vuestro trabajo, trabajaríais menos o emprenderíais un nuevo negocio. Todo esto podemos debatirlo hipotéticamente, como cuando jugamos a la lotería y cerramos los ojos imaginando qué haríamos con el premio, pero mejor todavía si investigamos a ver qué han hecho esas personas que lo han ganado alguna vez.

Eso precisamente hicieron hace unos años Axel Marx y Hans Peeters, investigadores de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Católica de Leuven, en Bélgica. Allí existe una lotería llamada Win for Life, que en el momento del estudio ofrecía como premio 1.000 euros al mes durante toda la vida, así que los investigadores contactaron con ellos para ver en qué había cambiado su situación laboral desde entonces.

De los 198 ganadores encuestados, respondieron en total 84, de los cuales se descartaron pensionistas y estudiantes, por no formar parte del mercado laboral, quedando al final una muestra de 66 personas, que no es excesiva, pero cuyos resultados dejan muy poco lugar a dudas: (casi) nadie dejaría de trabajar si le tocara la lotería. Eso quiere decir que probablemente tampoco nadie dejaría de trabajar por recibir una renta básica universal, cuyo importe es menor.

En las tablas con los resultados se puede ver cómo permanecieron en sus trabajos tanto solteros como parejas en las que solo un miembro trabajaba, mientras que solo en los casos de las parejas con ambos miembros trabajando uno de los miembros dejó de trabajar o redujo sus horas de trabajo para estar más tiempo con la familia.

  Trabajando cuando les tocó el premio Dejaron de trabajar por tocarles el premio Redujeron su jornada laboral por tocarles el premio
Solteros 14 0 0
Parejas, 2 miembros trabajando 41 1 3
Parejas, 1 miembro trabajando 11 0 1

En general, los encuestados destacaron que el premio no había cambiado su forma de ver el trabajo, pero les permitía vivir con mayor desahogo y tranquilidad, amén de ofrecerles mayor libertad a la hora de escoger su trabajo. Esta es precisamente una de las ventajas que esgrimen los defensores de la Renta Básica Universal, la liberación del mercado laboral tanto para el empresario como para el trabajador.

No obstante, es importante matizar que las decisiones de estas personas se han podido ver condicionadas por el hecho de que este tipo de premios no se ajustan con la inflación, por lo que renunciar a nuestro trabajo puede derivar en una perdida de poder adquisitivo en el futuro ¿os imagináis vivir con un sueldo como el que daba Nescafé de 50.000 pesetas (300 euros)?

Es posible que con un sueldo similar pero que se actualizara con la inflación los resultados de la encuesta serían diferentes, pero da lugar a la reflexión. Y vosotros ¿dejaríais de trabajar si tuvierais un sueldo para toda la vida?

En Naranja | Tómate un café en tarifa plana y mira cómo cambias la economía

Conversación