¿Te ha tocado la lotería? Esto es lo que puedes hacer con tu dinero

El 22 de Diciembre, día de la Lotería de Navidad, marca tradicionalmente el inicio del período navideño. El sorteo se ha convertido en una cita ineludible para muchas personas que esperan con ilusión y ansias el movimiento de las bolas en el Teatro Real de Madrid.

No obstante, son muy pocos los que acaban obteniendo algún premio y todavía menos los agraciados con el Gordo, premiado con 400.000 euros. La mayoría de estas personas utilizarán este dinero para tapar agujeros, para comprar un coche nuevo o para hacerse el viaje de su vida pero no son tantas las personas que se lo ahorrarán y tratarán de rentabilizar una cantidad tan importante. Y tú, ¿has pensado ya qué harás con este dinero? 

Lo que no hay que hacer

Tan importante o más que saber qué hacer con nuestro dinero es saber qué es lo que no hay que hacer. Según un estudio del European Financial Planning Association, tres de cada cuatro ganadores de la Lotería tienen mucho dinero cinco años después de haber obtenido su premio.

Muchas personas viven como nuevos ricos y acaban consumiendo este premio cuando, en realidad, es un dinero que se gasta mucho más fácilmente que lo que cuesta ganarlo. Es más, muchos acaban teniendo problemas de endeudamiento que acaban en la insolvencia financiera. No hay nada más didáctico, por tanto, que tratar de evitar estos malos ejemplos que, por lo general, comparten una serie de características comunes:

  • Hacer pública nuestra recién obtenida fortuna.
  • Realizar compras compulsivas o gastar sin ningún tipo de control.
  • Rodearse de las personas equivocadas o, incluso, dejarse asesorar por ellas.
  •  Dejar el trabajo sin plantearse siquiera si nos lo podemos permitir.

La planificación financiera, imprescindible

Ahora que ya sabemos qué es lo que no hay que hacer, pasemos a la acción. Y comencemos con la planificación financiera, un elemento imprescindible para tomar una decisión adecuada y que se adapte correctamente a nuestros propósitos y necesidades. Conviene que nos tomemos nuestro tiempo en valorar todas las posibles alternativas sobre dónde invertir o gastar la totalidad o parte de nuestro premio.

Lo primero que hay que tener en cuenta son los impuestos. Desde el 1 de Enero de 2013, se aplica un gravamen del 20% sobre los premios de las Loterías y Apuestas del Estado que superen los 2.500 euros. Es decir, si nos ha tocado el Gordo, no habremos obtenido los 400.000 euros, rebajándose esta cantidad hasta los 320.000 euros.

Una vez tenemos este dinero líquido, ya podemos empezar a plantearnos qué hacer con él. Es importante gestionarlo de forma correcta a medio y largo plazo, tratando de evitar ser uno de los muchos que acaban arruinados a los cinco años de haber ganado el premio. Una buena opción inicial puede ser amortizar una parte de nuestras deudas, en especial la hipoteca. No obstante, si nuestra financiación es correcta en términos de costes, plazos y capital vivo, quizá interese utilizar este dinero con vistas a otros productos de inversión más interesantes.

¿Dónde coloco mi premio?

Al igual que existen las compras compulsivas, también existen las inversiones compulsivas. Tener grandes cantidades de dinero puede llevarnos a acometer inversiones erróneas que dilapiden buena parte de nuestro capital inicial. Es importante solicitar una buena formación y asesoramiento financiero para evitar caer en este tipo de errores. En España, lo mejor es acudir a una EAFI o a una empresa de asesoramiento independiente.

No obstante, si nuestra intención es invertir por nosotros mismos sin solicitar asesoramiento, es importante conocer una serie de detalles de la situación del mercado para obtener la máxima rentabilidad posible. En un contexto marcado por los bajos tipos de interés, los productos de renta fija han perdido buena parte de su atractivo en detrimento de otros productos con mayor riesgo que, a cambio, proporcionan un rendimiento.

No obstante, tengamos en cuenta que colocar 320.000 euros en Bonos del Tesoro a 30 años al 5% anual (datos aproximados de la última subasta del Tesoro Público) nos proporcionará un cupón anual de casi 16.000 euros, o dicho de otro modo, un sueldo mensual razonable sin hacer nada más que ver crecer nuestro dinero de forma totalmente segura.

Otro de los activos más atractivos para el pequeño inversor es el mercado inmobiliario. El ciclo inmobiliario parece que remonta por primera vez desde el inicio de la crisis y se pueden encontrar todavía verdaderos chollos en forma de viviendas que podemos rentabilizar alquilándolas y viendo como se revaloriza con el tiempo. Además, las buenas perspectivas del euríbor hacen que los préstamos también sean ahora más baratos que hace unos años. Con 320.000 euros, la adquisición de una vivienda no solo es posible, sino que además, es una opción muy interesante.

Por último, cabe destacar la renta variable. En contra de la creencia extendida, la Bolsa es uno de los activos más seguros y rentables si nuestra inversión es a largo plazo. Es importante que apartemos todo aquel dinero que no vayamos a necesitar a lo largo de los próximos cinco años, invertirlo en empresas grandes que no tengan grandes oscilaciones en sus cotizaciones y con una política de distribución de dividendos estable en el tiempo. De esta manera, podremos añadir un 7-8% aproximado de rentabilidad año a año.

Además, existen numerosas opciones tanto nacionales como internacionales a través de los fondos de inversión con la tranquilidad de que dentro de unos años este capital será mucho mayor. Y si queremos pensar en nuestra jubilación, qué mejor que valorar la posibilidad de contratar un plan de pensiones e ir aportando una parte de este premio al mismo.

Conclusiones

Supongo que llegados a este punto hayas pensado que el artículo no es para ti. Con un 0,001% de posibilidades de que toque el Gordo, es muy complicado encontrar una sola persona agraciada en toda España. Pero, como las meigas, haberlas, haylas y muy posiblemente todavía no saben qué hacer con su dinero.

Opciones hay muchas, y muy interesantes. Es posible incluso combinar todas las posibles alternativas. Sin embargo, también hay muchas tentaciones para hacer lo que no se debe cuando gestionamos tanto dinero por primera vez. Por ello, es importante ser conscientes de que el dinero, tan fácil como lo ganamos, se va. Ah, y este no vuelve.

Imagen | Montaplex

Conversación

  • Mario Cobretti

    Para variar, a mí no me ha tocado, así que le he regalado al Sr Montoro otros 20 euretes este año… Eso sí, me guardo las ideas para cuando sí me toque, que algún año caerá algo 😉

  • minue

    Mmmmm a ver si invierto sabiamente los 20 euros de una devolución que me ha tocado 😛

  • ING Direct

    Si vas a viajar ING Direct te jode!

    A partir del 11 de Abril de 2015 empiezan a cobrar un 3% por cambio de divisas. Siiii! Eso siginifica que si tu viajas o compras algo por internet con su tarjetas. Pagarás un 3% del total.