The Good Data: tus datos como moneda para una buena causa

En esta era de Internet que vivimos, muchos servicios se ofrecen sin coste para aquellas personas que quieran usarlos. ¿A cambio de qué? De sus datos, ya que estos servicios usan modelos de negocio en los que el usuario es el producto. Sí, efectivamente, se trata modelos que buscan conseguir datos de los usuarios para poder ofrecer servicios a terceros, como son empresas anunciantes u otras que quieran ofrecer soluciones personalizadas y atender así mejor al mercado.

Por ejemplo, Google ofrece su servicio de correo Gmail sin coste, a pesar de que probablemente es el mejor del mercado en cuanto a prestaciones y nivel de servicio. ¿Por qué hace esto Google? Porque utiliza los correos de los usuarios de Gmail para poder mostrarles publicidad personalizada. ¿Esto significa que Google espía el correo de sus usuarios? Para nada, lo que Google hace es analizar el contenido de los emails pero sin personalizar, a través de algoritmos informáticos que, en base a los textos detectados, le ayudan a determinar los intereses de la persona y así poder ofrecerle publicidad adaptada a sus gustos y necesidades.

Todo esto, puede sonar un poco a la película Matrix o a Minority Report, pero no hay que olvidar que tan sólo es una ayuda que la tecnología de hoy en día brinda a la segmentación de los equipos de marketing de toda la vida. Es un paso más, posible gracias a la tecnología, en el que todas las partes ganan:

  • Los usuarios: porque tienen a su disposición grandes servicios a coste cero y porque reciben sugerencias de publicidad que encajan mejor con sus intereses que las campañas hechas a la antigua usanza.
  • Google: porque recolectando datos de usuarios es capaz de determinar segmentos en base a múltiples variables y así puede ofrecer servicios de marketing a las empresas que tienen una mayor probabilidad de éxito que las campañas tradicionales.

Negocios con mis datos: y yo sin saberlo…

Los negocios con los datos de los usuarios son algo a la orden del día, no es un secreto y muchas empresas están inmersas en este sector. La mayor parte de las veces se hace para poder ofrecer información a terceros que les ayude a personalizar otros servicios, como el caso de Google con Gmail y la publicidad segmentada que ofrece a sus clientes. Pero también se hace con otros fines, como es el caso del pretendido por el proyecto The Good Data, surgido recientemente para ofrecer un servicio que permita a los usuarios ser los verdaderos propietarios de sus propios datos.

The Good Data ofrece un servicio de navegación anónima por Internet y, al mismo tiempo, ofrece la posibilidad de que los usuarios le autoricen a capturar datos de sus sesiones de navegación (no confidenciales, sino sólo de hábitos como sitios visitados, horarios, etc.), con el fin de comercializarlos y poder dedicar los fondos recaudados a buenas causas. Estas buenas causas son préstamos en países en desarrollo, que se gestionan a través del servicio Zidisha.

The Good Data dedica a su actividad benéfica el 50 % de los fondos recaudados con su gestión de venta de los datos, ya que la mitad restante se destina a la financiación de su estructura de negocio. Una actividad como esta requiere invertir en tecnología y conlleva una serie de gastos que hay que cubrir para funcionar, como cualquier otra empresa.

Privacidad y captura de datos online

The Good Data es una empresa especial: una cooperativa en la que cualquiera puede ser socio

Una de las características que llaman la atención del proyecto The Good Data es que su organización se basa en un esquema empresarial de cooperativa, en la que cualquier persona puede convertirse en socia. Estos sistemas de cooperativa no son algo nuevo, sino que se usan en muchos sectores para poder sacar adelante empresas y proyectos.

Una cooperativa es una asociación de personas que se unen con un fin social, empresarial o cultural y que se organizan a través de una empresa que se gestiona según sus intereses. Ejemplos de cooperativas hay muchos a nuestro alrededor, como las asociaciones de personas que se unen para sacar adelante una promoción inmobiliaria a precios asequibles, o los grupos de actores que aúnan esfuerzos para sacar adelante una obra de teatro y compartir los beneficios por taquilla y otros conceptos.

La cooperativa es una fórmula que funciona desde hace muchos años en España y que no es exclusiva de su marco legal, sino que también se utiliza en otros países. En el caso de The Good Data, la cooperativa tiene su sede legal en Reino Unido, concretamente en Londres, así que su funcionamiento se rige por lo marcado por la legislación inglesa para las cooperativas.

El motivo por el que los fundadores de The Good Data han elegido este sistema de cooperativa para soportar la actividad que desarrollan es que están convencidos de que se necesita la implicación de mucha gente para poder sacar adelante el proyecto y, según ellos, la mejor manera de lograr que la gente se involucre en masa es implicar a los usuarios, permitiéndoles ser al mismo tiempo propietarios. De momento, no cuentan con inversores financieros, aunque mencionan que en el futuro, si los cooperativistas lo aprueban, se podría producir la entrada de nuevos socios financieros.

¿Y sí yo quiero que mis datos sean míos y sólo míos?

Para aquellas personas que prefieren optar por ser los propietarios de sus datos y no cederlos a terceras empresas, también hay soluciones. De entrada, habría que revisar todos los acuerdos que se han aceptado para usar aplicaciones y servicios online, ya que la mayor parte de los que son gratuitos contienen cláusulas que contemplan la autorización a la empresa proveedora para recopilar datos para usarlos en su beneficio. No se trata de datos personales o confidenciales, sino de patrones que permitan segmentar mejor y ofrecer servicios personalizados.

Por tanto, si no se quieren ceder los datos a terceros, deberíamos olvidarnos de la mayoría de servicios gratuitos como los de correo electrónico, de los buscadores comerciales y de otros que frecuentemente utilizamos y a los que cedemos datos sin casi darnos cuenta. También están sitios de comercio electrónico, que usan sistemas que monitorizan los productos que se buscan para poder así ofrecer ofertas similares y cerrar ventas.

Además de usar o no determinados servicios, los navegadores ayudan al usuario de Internet a evitar ser monitorizado por sitios cuando no le interese. Para ello existe hoy en los principales navegadores (Chrome, Firefox, IE, Opera, Safari) la opción de navegar de forma anónima, que consiste en una configuración especial del software que no deja rastro en el sistema cuando se cierra el navegador. De esta manera, no sirven de nada sistemas como las cookies que se puedan enviar al usuario sólo por entrar en una página.

Otro sistema que implementan los navegadores es el estándar Do Not Track, que es un sistema mediante el cual el usuario decide si quiere o no ser monitorizado y que se comunica a cada sitio web que se visita, para que actúe en consecuencia. Este sistema está bastante bien, pero resulta que no todos los sitios web que reciben órdenes de bloquear los sistemas de seguimiento lo respetan, como es el caso de Yahoo.

Por último, además de la recién llegada The Good Data, existen numerosas extensiones para navegadores que permiten ser advertido cuando se accede a un sitio que recopila datos de sus usuarios y que impiden bloquear este rastreo. Ejemplos de extensiones que ayudan a navegar sin ceder datos de la sesión a terceros son Collusion, Facebook Disconnect y Blur.

En Naranja | En la era de internet toda industria puede acabar intentando vender hielo
Más información | The Good Data
Imagen | Hebi65 | Geralt

Conversación

  • minue

    Me parece una idea genial

  • Marcos Menendez

    Gracias por cubrir la historia Pablo!

    Se podría añadir además que -aunque la empresa está basada en Reino Unido- ha sido montada por gente de Barcelona, Mallorca, León, …

    Espero que os guste. Y si hay algo que creáis que debe mejorar, por favor, proponedlo. La empresa es vuestra. No sólo eso, sino que al ser código abierto, podéis desarrollar vosotros mismos las mejoras y tener derecho a una parte de los ingresos futuros de la empresa.

    Saludos!

    Marcos Menendez
    Director, TheGoodData