Una vuelta al cole que pondrá a prueba nuestra capacidad de administrar recursos

Vuelta al cole

La cuenta atrás para la vuelta al cole ya toca su fin, porque en estos días miles de escolares de toda España se empiezan a incorporar de nuevo a sus aulas. Las expresiones de alegría al reencontrar a sus compañeros, se van a intercalar con el desánimo de los que preferirían quedarse en casa, pero todos llevarán consigo sus flamantes mochilas, agendas por estrenar y mucha ilusión por aprender.

Los padres también mostraremos emociones muy distintas: algunos sentimos una mezcla de tristeza y de esperanza renovada porque podremos volvernos a organizar, otros estarán realmente aliviados… puede que en el fondo queramos alargar el tiempo que pasamos junto a ellos. Sin embargo el signo distintivo que nos marca a los progenitores estos días es que nos vamos a gastar más dinero que en cursos anteriores.

En mi opinión, la temida cuesta de enero resulta de fácil ascenso en comparación con la de septiembre: durante las fiestas de Navidad, Nochevieja y Reyes, podemos decidir cuánto dinero nos gastamos, y tenemos muchas opciones para pasar unas vacaciones de invierno felices, cuidando la economía doméstica. No es así con la vuelta al cole: debemos comprar libros, material escolar, ropa y (quizás) equipamientos deportivos; es necesario también contar con el gasto de comedores escolares, clases de refuerzo, etcétera. ¿Podremos con todo?

¿A qué destinaremos el dinero de esta ‘vuelta al cole’?

Según cálculos de la OCU, este año nos vamos a gastar (de media) 640 euros por niño en edad escolar, aunque se observan variaciones según hablemos de la escuela pública, concertada o privada. Estos son los conceptos a dónde irá el presupuesto familiar dedicado a educación:

  • Matrículas y cuotas mensuales (en colegios privados), así como aportaciones por la compra de ropa deportiva o fotos de grupo (en escuelas concertadas).
  • Libros, la asociación de editores de textos educativos ya nos advertido de que estos nos costarán un 2,39 % más en comparación con el periodo anterior. Afortunadamente el incremento del IVA no afectará a estos productos.
  • Uniforme: aunque hay muchos defensores de la implantación de uniformidades incluso en escuelas públicas (para evitar comparaciones entre alumnos, y porque aparentemente resulta más económico que vestir a los niños con ropa común), lo cierto es que en este sector apenas existe competencia, y esto es muy limitante. En la mayoría de los casos no es posible ahorrar en este concepto.
  • Material escolar: a partir de este mes, cuando compremos acuarelas, pinceles, lápices, ceras, folios, etcetera, estamos pagando 17 puntos más en el IVA. Son materiales que los niños necesitaran en la escuela, pero también pueden utilizarse en otros contextos, por eso se ven afectados.
  • Otros apartados como clases extraescolares, comedores, escuela vespertina, academias, cuotas de los clubes deportivos, etcétera. Según los horarios laborales de los padres, y las aficiones de los niños, también deberemos ‘hacer cuentas’ para poder cubrir estas actividades complementarias.

La compensación al esfuerzo económico

El dinero no nos lo regalan, aunque cuando va destinado a nuestros hijos (especialmente a su nutrición y a la educación), no ‘duele’ tanto que se nos vacíen las carteras. Pero, ¿a que nos gustaría saber qué hacer para que cunda más?

Ahorrar en la compra de material escolar

Cómo ahorrar en la compra de materiales escolares

En primer lugar vamos a hablar de los materiales escolares, porque no todos hemos podido ser tan previsores como para adquirirlos antes de la subida del IVA, otros preferimos hacer acopio de prudencia, esperando que sean los profesores los que nos digan exactamente qué vamos a necesitar.

Es lógico pensar que no es necesario que las ceras para colorear sean nuevas, o que al cuaderno del curso pasado, le podemos arrancar las dos únicas hojas usadas, para volverlo a meter en la mochila. Ahora más que nunca es el momento de meditar las compras y reutilizar materiales que tengamos por casa.

Y cuando es necesario comprar, debemos ser muy cuidadosos y dedicar un tiempo a comparar precios y buscar ofertas, porque la inversión de tiempo recorriendo diferentes tiendas o superficies, puede dar como resultado un menor gasto. Y desde luego cuando vayáis a adquirir los materiales para vuestros hijos, id con la lista en la mano (y un presupuesto cerrado), para evitar nuestras propias tentaciones, y también las peticiones desmesuradas de los niños.

Ahorrar en la compra de libros

¿Son los libros uno de los principales ‘gastos inevitables’ de septiembre?

Imagino que a estas alturas casi todos hemos encargado los libros, y estamos progresivamente recogiéndolos (con la tarjeta del banco en la otra mano) del establecimiento escogido. Pero debemos saber que algunas iniciativas a lo largo del territorio español, nos están demostrando que es posible conseguir que este gasto se reduzca (eso sí, para el próximo curso), ¿cómo?

Las ayudas para la compra de libros, han desaparecido, aunque algunas autonomías se comprometen a aportar financiación para los ‘bancos de libros’

Es cuestión de contactar con la dirección del centro, con la AMPA, e incluso con el Consejo Escolar, de reunirnos con otros padres… y de estudiar la posibilidad de poner en marcha programas de reciclado de libros escolares, e incluso bancos de libros, ¿os animáis? También tenemos la ocasión para animar a los profesores a que trabajen más con proyectos (y menos sobre los libros).

Ropa infantil para la vuelta al cole

Los niños también necesitan ropa y zapatos nuevos

Y la vuelta al cole coincide (casi) con el cambio de estación, por eso aunque aún hace calor, tenemos que ir pensando ya en los pantalones largos, las chaquetas y las deportivas. Nuevamente comparar precios y buscar ofertas se convierten en nuestros aliados, aunque en este caso debemos prestar atención a la calidad. Es conveniente saber de antemano qué comprar y dejarles claro a los niños que su elección está condicionada al presupuesto.

Las iniciativas compartidas y el apoyo de las redes sociales

No hablo de Facebook ni de Twitter, me refiero a las redes presenciales (vecinos, amigos, padres de los compañeros del colegio de nuestros hijos), puede que vuelvan los tiempos en la que todos nos ayudemos mutuamente. Y ello puede contribuir a reducir el gasto en transporte escolar (si nos organizamos para llevar a varios niños en el coche), acogida matinal (si aceptamos la ayuda de esa vecina que también lleva a los peques al mismo cole), e incluso en el comedor escolar (compartir la mesa con el amigo de vuestro hijo, a cambio de que sus padres les lleven a ambos a la piscina por la tarde).

Un recurso que nos puede ser útil a todos

En la era de la tecnología, no podía faltar un comparador en Internet que nos ayuda a administrar mejor el dinero de la vuelta al cole. ¿Queréis saber cómo encontrar un buen chándal al mejor precio, o en qué diferencias de precios nos encontraremos por artículos similares?

La respuesta es Tiendeo: se trata de un servicio que reúne catálogos y folletos de distribución a gran escala. Ellos han leído por nosotros mucha información referente a la vuelta al cole, para después elaborar una tabla comparativa con más de 91.000 productos. Sinceramente, creo que vale la pena consultarla, y ampliar la información a través del sitio web.

Tabla de la vuelta al cole según Tiendeo

Desde Tiendeo nos cuentan que “haciendo un cálculo general la preparación de la vuelta al cole (sin incluir los libros de texto) puede costar desde 542,54 euros hasta 1.322,04 euros, según donde compremos”. Viendo estas diferencias, vale la pena informarse antes de ir a comprar sobre dónde encontrar los productos con mejor relación calidad precio. Los productos estrella en la búsqueda del mejor precio siguen siendo ordenadores, mochilas, impresoras y trolleys.

Por último, sé que este mes de septiembre será especialmente complicado, y que esta cuesta no será fácil de ascender, pero con un poco de planificación, mucho sentido común, y una buena dosis de capacidad para administrar recursos, nos resultará mucho más suave, esto seguro.

Foto | Elizabeth/Table4Five, brewbooks, nojhan, gruntzooki

MacarenaMacarena González es mamá de dos niños en edad escolar, y esta faceta es la que más ha contribuido a su conocimiento del mundo de la infancia. Sin embargo antes de tener a su primer hijo ya había desarrollado varios trabajos con niños de uno a 16 años, así pues su vida laboral ha estado marcada por un interés en el crecimiento,desarrollo y educación de los más pequeños. En la actualidad, sus tareas maternales encuentran un interesante complemento en charlas como formadora de otros padres y madres, y la participación activa en la AMPA de la escuela de sus hijos. Es además editora en Peques y Más.

Conversación

  • enrique15

    Ese cole siempre grande.