Vámonos de compras en la red. Estas son las cifras del comercio electrónico en España

El comercio electrónico sigue batiendo récords. Durante el último trimestre de 2013, las transacciones electrónicas alcanzaron un volumen de facturación de 3.432 millones de euros, una cifra que supone un 29,2% más que en el mismo período del año anterior. En conjunto de 2013, se ingresaron 12.731 millones de euros lo que, para ponernos en contexto, supone cerca del 1% del Producto Interior Bruto español.

Cada vez son más las personas que compran sus productos o contratan sus servicios a través de Internet en lugar de las tiendas físicas. La evolución del comercio electrónico es espectacular, y parece no tener techo. La tendencia es que cada vez estemos más conectados y, por este motivo, el comercio electrónico seguirá creciendo. Los datos que recientemente ha publicado la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia avalan estas conclusiones.

De compras por la red: evolución del número de transacciones por Internet

En 2008, las cifras que movía el comercio electrónico ya empezaban a dar pistas sobre lo que se avecinaría más adelante. Desde este año, el valor de las transacciones realizadas en nuestro país no ha parado de crecer. En tan solo seis años, éstas han crecido un 188%, y esto es solo el comienzo.

Evolucion_comercio_electronico

La balanza comercial electrónica: compramos más fuera que dentro de nuestro país

Este crecimiento tan espectacular no habría sido posible sin las posibilidades que ofrece el comercio electrónico, haciendo posible el acceso a un mercado global en el que todas las empresas, con independencia de su localización física compiten por hacerse con el último cliente. Se puede hablar, por tanto, de la balanza de pagos electrónica, que se compone de los productos compramos y vendidos a otros países a través de las diferentes plataformas que existen en Internet.

En este sentido, podemos descomponer los productos comercializados a través de Internet entre aquellos que se compran y venden en el interior del país (un 42,10% del total) y los que se comercializan fuera de nuestro país (58,90%). Dentro de este último grupo, cabe destacar el mayor peso de las importaciones (43,50%) en relación a las exportaciones (14,40%), tal y como vemos en la imagen de debajo:

 

exportaciones_importaciones_ecommerce

Es decir, compramos más productos fuera que dentro de España, y como el valor de lo que compramos es superior al valor de lo que vendemos, compramos al extranjero más de lo que les vendemos; podemos decir, por tanto, que España tiene un déficit comercial en lo que a comercio electrónico se refiere.

Las razones de este déficit comercial, más acentuado si cabe que el del comercio tradicional, se deben al mayor tamaño empresarial de muchas empresas extranjeras, como eBay, Amazon, Apple o el reciente éxito de la compañía china Alibaba.

El turismo, el verdadero motor del comercio electrónico

Al igual que ocurre en el comercio tradicional, el turismo es el verdadero motor de la actividad económica electrónica. Este sector constituye el 62,3% de los ingresos y, a mucha distancia, las prendas de vestir (4,2%), la publicidad (3,4%), los juguetes y artículos de deporte (2,9%) y los espectáculos artísticos, deportivos y recreativos (2,5%).

exportacion_productos_sector

Conclusiones

En definitiva, el comercio electrónico es un fiel reflejo de lo que ocurre en el comercio tradicional. Los gustos de los consumidores son los mismos con independencia de que éstos utilicen la vía tradicional de comercio o la vía electrónica. Ni siquiera el tipo de empresas que operan en la red son muy diferentes.

Sin embargo, el comercio electrónico sigue pisándole los talones al comercio tradicional. No hay límites ni geográficos ni de variedad, y casi siempre, los precios son bastante más bajos. Esto puede provocar que, en un futuro no muy lejano, quizá dentro de dos o tres años, el comercio electrónico sea incluso superior al comercio tradicional. Tiempo al tiempo

Más información | CNMC

En Naranja | Cuidado con las importaciones. ¿Cómo saber si un producto barato ha pasado los controles de seguridad de la Unión Europea?

Imagen | ugaldew

Conversación