¿Qué es el IPC y para qué nos sirve? [Vídeo]

Cálculo del IPC

El Índice de Precios de Consumo, al que conocemos normalmente como IPC, forma parte de esos conceptos económicos que nos acompañan en el día a día de nuestras vidas. Se habla de él en los medios de comunicación cuando cada mes se hace pública su evolución, y de él dependen en buena medida cuestiones que nos afectan de forma cotidiana, como por ejemplo el cálculo de las nóminas de los trabajadores o las variaciones en los alquileres de las viviendas.

Pero, ¿sabes cómo se elabora el IPC y qué uso le damos en nuestro día a día como consumidores? ¿Quién se encarga de elaborarlo y qué metodologías emplea para los cálculos? Es más, ¿sabes qué pasaría si no existiera el IPC? Hoy presentamos una videoinfografía que resuelve estas y otras muchas cuestiones de forma ágil, clara y amena.

Para conseguir que el IPC tenga un valor fiable, las operaciones incluidas en el proceso de cálculo del índice son diferentes en función de las características particulares que tiene cada artículo de la cesta de la compra. Por ejemplo, si un artículo tiene un precio que varía mucho, el dato se actualiza con mayor frecuencia. También se tiene en cuenta que en la cesta de la compra hay artículos de temporada, e incluso se ajustan los datos correspondientes a los artículos que presentan cambios en su calidad.

El Instituto Nacional de Estadística se encarga publicar cada mes la variación del IPC y una estimación de cuál será el comportamiento del IPC. Es lo que se llama IPC Adelantado, que sirve para trazar previsiones sobre el futuro comportamiento de los precios. Para más información, en la página web del Instituto Nacional de Estadística están a disposición de todo el mundo los datos del IPC desde el año 1961 y también toda la metodología que se emplea para calcular este indicador.

En Naranja | Infografías y videoinfografías

Conversación

  • Diego Lorenzana

    Es cierto el IPC mide la cesta de la compra de los artículos más consumidos por los españoles, pero también es cierto que los gustos cambian y estos artículos son modificados, y por eso lo revisan cada cierto tiempo. Quizá en el cálculo del IPC de hace 150 años incluirían los carruajes 🙂