Cuatro malas excusas para no aportar a planes de pensiones

Aportar a planes de pensiones es una buena forma de preparar nuestra jubilación. No obstante, son muchas las excusas que se utilizan, en ocasiones de forma incorrecta, para no hacerlo. Veamos algunas de las más comunes.

1) “Me gustaría aportar a un plan de pensiones, pero no llego. Soy incapaz de ahorrar.”

Incluso con ingresos bajos, siempre existen gastos evitables, ahorros posibles y prioridades. Preparar la jubilación es una prioridad para todos los bolsillos. Es cuestión de que aprendamos a ahorrar. ¿Es complicado? Sí, puede parecerlo, pero no lo es tanto como puede pensarse y lo será mucho menos si nos ayudamos de herramientas como My Money Coach, que nos elaboran una propuesta para llegar a nuestros diferentes objetivos, entre ellos una buena jubilación.

2) “Con los planes de pensiones no puedo disponer de mis ahorros”

Somos los dueños de nuestros ahorros y por eso queremos decidir sobre ellos, tomar las decisiones más oportunas y que mejor se adapten a nosotros en cada momento. Y con los planes de pensiones eso es perfectamente posible, aunque mucha gente piense lo contrario. ¿Cómo? Traspasando nuestros ahorros de un plan de pensiones a otro, es decir, se puede retirar el dinero de un plan de pensiones para invertirlo en otro plan de pensiones que nos resulte más conveniente en ese momento. Para ello, ING ofrece una amplia gama de planes de pensiones.

3) “¿Y si me pasa algo?”

Podemos retirar el dinero de los planes de pensiones ante los principales desafíos que pueden tener que afrontar nuestras finanzas personales y las de nuestros seres queridos, además de la propia jubilación: una enfermedad grave, una situación de gran dependencia o dependencia severa, caer en desempleo de larga duración, el fallecimiento y la incapacidad laboral. Incluso, últimamente, se puede retirar el dinero de los planes de pensiones ante el riesgo de que nos desahucien.

4) “¿Y si, a largo plazo, surgen opciones de inversión más interesantes?”

Aunque hoy los planes de pensiones son la opción estrella para planificar la jubilación, es posible que dentro de unos años nos interese invertir el dinero en otro tipo de inversiones. Pues bien, a partir de 2025, será posible ir retirando el dinero de los planes de pensiones que hayamos aportado con 10 años de antigüedad. ¡Ah!, y sin tener que desprendernos de los beneficios fiscales que hayamos disfrutado durante todo ese tiempo.

Lo mejor es que demos la vuelta a las falsas excusas y vayamos aprendiendo poco a poco la importancia de la planificación del ahorro para la jubilación y a comprender cómo los planes de pensiones nos ayudan a superar con éxito esta tarea.

En Naranja | Una copa menos el sábado, dejar de fumar… ¿Cuánto ahorrarías para tu jubilación con pequeños gestos?


Conversación