Cambio de gustos, cambio de tienda: las rebajas online como alternativa a las rebajas tradicionales

La imagen se repite a lo largo y ancho del país. Gente haciendo cola a la entrada de las grandes superficies y establecimientos comerciales esperando conseguir la prenda más deseada al precio más atractivo posible. Las tiendas se vuelven auténticos centros de la locura, como si estuviesen esperando con ansia la entrada al concierto de sus ídolos o la firma de libros de una celebrity muy conocida.

Sin embargo, a pesar de que los descuentos se llevan aplicando durante varios años con el objetivo de liquidar stock, los consumidores se han vuelto todavía más exigentes si cabe y demandan aún un descuento mayor. La existencia y proliferación de alternativas como las tiendas online cuyo éxito se basa en la aplicación de mayores descuentos es buena muestra de este despegue.

Adiós a las rebajas tradicionales; hola compra online

A pesar de ser uno de los eventos más esperados por todos en el año, las rebajas ya no son lo que eran. Ir de compras a la manera clásica  puede llegar a ser divertido, pero al mismo tiempo puede ser agotador y hacer que gastemos más de la cuenta puesto que, en la mayor parte de ocasiones, nuestras compras se realizan por impulso más que de una manera deliberada.

Por suerte, la tecnología está al servicio del ahorrador. Existen multitud de webs y apps que ayudan no solo a comprar al mejor precio, sino a ir de compras con cabeza y que la tarea de irse de compras resulte más satisfactoria y mucho menos pesada que antes.

La razón de este éxito son sus múltiples opciones de organización de la información y de nuestras necesidadescomo si de una lista de la compra en el supermercado se tratase. Quizá ésta sea una de las principales razones de su éxito; todas tienen trucos para evitar que nuestro dinero se vaya en productos que realmente no necesitamos.

Nuestros deseos: la lista de la compra de la moda

lista_de_deseos

Cuando proponíamos soluciones a la compra por impulso en el supermercado, siempre nos referíamos a elaborar una lista de la compra para seguirla casi al pie de la letra, evitando de esta manera la adquisición de productos innecesarios.

En la compra de ropa, la lista de la compra (o lista de deseos) también es un buen método para evitar tentaciones. Sabes que necesitas unos vaqueros pitillo, un nuevo par de deportivas y un sencillo vestido que puedas lucir a un evento formal, pero sin ningún tipo de extravagancia. Introdúcelos en tu lista y ve tachándolos a medida que los vayas adquiriendo.

A día de hoy, cualquier tienda online suele incluir dentro de su plataforma una lista de deseos (wish list) que, además, guardará aquella prenda que nos gusta mientras no le digamos lo contrario. Lo suyo es utilizarlas cuando nos guste un determinado producto pero no tengamos pensado adquirirlo todavía, especialmente cuando no estamos en períodos de rebajas.

Busque, compare y si encuentra algo más barato, cómprelo

Google_Shopping

La diferencia de precio en Internet entre dos tiendas puede ser más que notable. La comparación puede ser hecha por nosotros directamente en tiendas físicas, en Internet o dejando que una app o web haga el trabajo por nosotros.

No en vano, cada vez son más las aplicaciones que comparan el precio de un determinado producto o servicio entre varias tiendas con el objetivo de encontrar el que resulte más barato. El éxito de las mismas reside en su capacidad para realizar una tarea ciertamente tediosa por nosotros.

Una de ellas, Google Shopping, app oficial de compras de Google disponible vía web, permite realizar la búsqueda de un determinado producto y descubrir la infinidad de tiendas que lo venden, pudiendo comparar entre precios casi de manera directa.

No obstante, todos queremos llevar esta información con nosotros y qué mejor que las apps para SmartPhone. Por ejemplo, la app de compras de Amazon permite que el usuario escanee cualquier código de barras que tenga a su alcance para buscar dentro de su base de datos infinidad de posibilidades de compra a precios más o menos baratos, aunque eso sí, restringido a sus tiendas.

Además de Amazon, cada vez son más populares las webs o apps donde los usuarios van dejando sus comentarios e impresiones de un determinado producto en función de sus percepciones. Por ejemplo, Ciao cuenta con una comunidad activa de usuarios en la que es posible encontrar reseñas de casi cualquier producto o servicio que nos imaginemos, porque comprar de manera inteligente no quiere decir siempre comprar barato, sino encontrar el producto que satisfaga nuestras necesidades al mejor precio.

En definitiva, las rebajas, a pesar de constituir aun a día de hoy todo un reclamo para los consumidores, han perdido terreno en relación con las tiendas online. Y parece que la tendencia seguirá siendo favorable a éstas últimas.

Imagen | sooperkuh

En Naranja | Escaneando la pantalla como si fuera un lineal, otra mirada sobre el consumo inteligente

Conversación

  • minue

    Yo hace ya mucho tiempo que no voy a los primeros días de las rebajas, me agobia mucho. Si acaso voy antes, miro cosas que me gustan y ya si eso las pido por internet luego…

  • Josep Camós

    Yo creo que a los consumidores nos interesa que convivan ambos modelos de negocio, el on y el off, para poder aprovechar las ventajas de cada uno de ellos. Si siempre optamos por el ahorro a ultranza, con el tiempo el comercio off tendrá que reducir la oferta de productos porque no podrá asumir de forma indefinida la presión de ser un escaparate sin ánimo de lucro. Que ver y tocar las cosas en tienda física está muy bien… pero para eso es necesario que la persona que está en la tienda física pueda pagar sus facturas.

  • Pingback: La regla de tres, tu mejor amiga estas rebajas - En Naranja, ING DIRECT()

  • Pingback: Rebajas 2015: ahorra comparando precios en internet()