Feliz Día de la Educación Financiera

La mejora en la educación financiera de los ciudadanos se ha convertido en todo un reto de las sociedades modernas. Desde En Naranja, hemos insistido continuamente en la necesidad de mejorar esta materia con el objetivo de tomar decisiones razonadas sobre la gestión de nuestras finanzas personales y convertirnos en consumidores inteligentes.

Con este fin, tuvo lugar ayer en Madrid el Día de la Educación Financiera, una celebración promovida por el Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el Tesoro Público y la Dirección General de Seguros y de Pensiones que tiene lugar el primer lunes de octubre de cada año con carácter nacional.

Numerosas actividades para todos los públicos

El Día de la Educación Financiera ha tenido actividades de todo tipo y para todos los públicos, desde talleres para la importación y la exportación hasta numerosos juegos educativos promovidos por las Cámaras de Comercio de varias ciudades, como la de Badajoz, Granada, Santiago de Compostela y Cádiz, entre otras.

Además, en el aula magna de la Escuela de Finanzas AF,  tuvo lugar una jornada de puertas abiertas para difundir la importancia de la educación financiera en todas las etapas, desde que somos jóvenes hasta que alcanzamos nuestra jubilación, con interesantes cursos gratuitos dirigidos a alumnos de la ESO, universitarios y a todos aquellos interesados en mejorar su educación financiera.

Otros recursos para mejorar nuestra educación financiera

educacion_financiera

El Día de la Educación Financiera no es la primera iniciativa que los organismos públicos han llevado a cabo a este respecto. El propio Banco de España tiene en su web toda una sección dedicada a la educación financiera llamada “Finanzas Para Todos”. En ella, además de de un diccionario económico, el Banco de España pone a disposición de todos sus usuarios su Banco de Juegos, una colección de videojuegos para que los más pequeños aprendan la importancia del ahorro y de la gestión de nuestras finanzas personales.

Otros países e instituciones también han llevado a cabo iniciativas en este sentido. El Banco Central Europeo también ha querido poner su granito de arena para mejorar la formación financiera de los ciudadanos europeos, aportando para ello recursos educativos sencillos y agradables a la vista. Entre todas ellas destacan La Escuela del Euro y la Isla de la Inflación, más centrados en las finanzas comunitarias y los efectos de la moneda sobre algunas variables macroeconómicas como la inflación.

En ING también hemos querido sumarnos a alguna de estas iniciativas, colaborando con la fundación Junior Achievement, una organización sin ánimo de lucro que tiene como objetivo fundamental promover la educación financiera y el espíritu emprendedor entre niños y jóvenes de todo el mundo.

La educación financiera, ¿asignatura pendiente en España?

La falta de formación financiera en España es un hecho. Casi la mitad de la población de nuestro país admite no haber recibido ningún tipo de educación financiera a lo largo de su vida. Y para muestra, un par de ejemplos: casi el 82% de las personas consultadas por un informe del Instituto Aviva no conocen el límite máximo anual de aportación a los planes de pensiones, y el 70% desconocen si la hucha de la pensiones y el Fondo de Reserva de la Seguridad Social son exactamente lo mismo. Por esta razón, que la educación financiera forme parte del contenido educativo de las escuelas españolas es cada vez menos objeto de debate en nuestro país.

De acuerdo a la información desprendida por este mismo informe, un 86,6% de la población considera que la educación financiera debería formar parte de la enseñanza obligatoria, de los cuales el 62% consideran que esta materia se debería impartir desde secundaria, y un 25% considera que debería ser impartido desde primaria.

Por tanto, iniciativas como el Día de la Educación Financiera deben servir para concienciar a la población sobre la importancia de una materia tan densa pero a la vez tan necesaria para la correcta gestión de nuestro dinero y nuestro ahorro, que al fin y a la postre será lo que nos garantice nuestro bienestar presente y futuro.

En Naranja | Fomentar la educación financiera a nuestros hijos, el mejor remedio para ahorrar en el futuro

Conversación

  • Creo que algo clave es eso de “todos los públicos”. Asumimos que la educación financiera debe venir al acabar una carrera o al pedir un préstamo, cuando debería ser un concepto que cualquier niño conociese (al igual que se conocen las capitales de provincia).

    La educación financiera es una asignatura pendiente, pero no solo en España. Lo cierto es que muchos países no inculcan a sus habitantes el rigor del análisis.

  • Pingback: ¿En cuantos años se amortiza una carrera?()