“Madrileños, catalanes y vascos son los que más se beneficiarán de la bajada del Euribor” y otras interpretaciones erróneas de datos

El otro día, en la radio, escuché el siguiente titular: “Madrileños, catalanes y vascos son los que más se beneficiarán de la bajada del euríbor”, y enseguida saltó un resorte en mi cerebro. ¿Por qué iban a beneficiarse más esas comunidades autónomas, si el euríbor baja igual para todos?

Este tipo de noticias son algo habitual cada vez que sube o baja el euríbor, en marzo de este mismo año, el periódico El Mundo publicaba algo muy parecido: “Madrileños, vascos y catalanes, los que más ahorrarán con el euríbor”, a la vez que apostillaba “Estas familias verán reducidas su cuotas en unos 30 euros al año, mientras que esta bajada apenas será de 17 euros en comunidades como Extremadura y Canarias”.

Una bajada del euríbor beneficia a todos por igual

La explicación a por qué en unas comunidades la cuota baja más que en otras es sencilla: pues porque en la Comunidad de Madrid, el País Vasco y Cataluña, los pisos son más caros que en otras comunidades y, por ende, los créditos hipotecarios de mayor cantidad, por lo que las cuotas son más sensibles (en valor absoluto) a las variaciones de los intereses, que vienen fijados a partir del euríbor.

Veámoslo con un ejemplo: supongamos varias hipotecas de diferentes cantidades, pero todas con las mismas condiciones, pongamos euríbor + 1,69% que es lo que ofrece la hipoteca Naranja, y un plazo de amortización de 25 años. Estas serían las cuotas que pagarían para dos valores diferentes del euríbor, y el ahorro que supondría en sus cuotas tanto en valor absoluto (euros) como porcentual.

Hipoteca Cuota con Euribor 0,6% Cuota con Euribor 0,4% Ahorro (€) Ahorro (%)
200.000 € 886 € 866 € 20 € 2.25%
150.000 € 665 € 650 € 15 € 2.25%
100.000 € 443 € 433 € 10 € 2.25%
50.000 € 221 € 216 € 5 € 2.25%

Como se puede comprobar en la tabla, aunque las hipotecas más grandes son las que más verán reducida su cuota, eso no quiere decir que se vean más beneficiadas por la bajada del euríbor, ya que porcentualmente la bajada es lógicamente la misma para todos, por lo que esos titulares que hemos visto antes pueden llevar a la confusión.

Otras interpretaciones erróneas de datos y estadísticas

errores

Cada vez que sube o baja el euríbor es fácil encontrarse con ese tipo de noticias que informan de cuanto subirá o bajará la cuota de una hipoteca media y de cómo unas zonas se “benefician” más que otras, pero con frecuencia nos encontramos muchas otras interpretaciones erróneas de datos y estadísticas. Veamos algunas:

Si algo baja un 50% y luego un 50%, no se recupera, aún ha perdido un 25%

Es habitual al hablar de la bolsa que se equiparen los porcentajes de subida y bajada (de unas acciones o de un índice) cuando aquí sí que es importante hablar de valores absolutos.

Pongamos por ejemplo que tengo una empresa con acciones por valor de 100 euros cada una. Si mi empresa baja hoy un 50% y mañana se “recupera” subiendo un 50%, mis acciones ahora no valen lo mismo, sino 75 euros cada una. Ya que al caer un 50% perdieron la mitad de su valor (50 euros) y al subir un 50% solo han recuperado la mitad de lo que habían caído (25 euros).

Es cierto que con valores porcentuales más pequeños las diferencias son menores. Si la misma acción baja un 10% a 90 euros y luego sube un 10%, el valor final es de 99 euros, y el error solo de un 1%. No obstante, es conveniente tener esto en mente especialmente a la hora de contratar productos de inversión.

Que te descuenten el IVA no es una rebaja del 21%

Es los comercios se ha vuelto una práctica habitual, entre muchos otros descuentos, anunciar algún día en los que venden sus productos “sin IVA”, lo que lleva a muchos a pensar que se trata de una rebaja del 21%, que es el valor actual de este impuesto. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el IVA se aplica sobre el importe neto, por lo que la rebaja real es menor, concretamente del 17,35%.

Como consejo, para calcular el importe final una vez aplicado el descuento, basta con dividir el precio original por 1,21 para obtener el importe neto, que será ahora el precio final. Luego, a su vez, el negocio tendrá que declarar el IVA correspondiente a esa venta.

Utilizar medias en vez de medianas

La media es un valor que todos dominamos bastante bien desde niños, y es muy útil especialmente en muestras más o menos homogéneas. Por ejemplo, si yo en tres meses he ganado 1.500 euros el primero, 1.700 euros el segundo y 1.300 el tercero, habrá ganado una media de 1.500 al mes, y ese es un dato útil. Sin embargo, cuando calculamos el salario medio de una población, la muestra puede no ser tan homogénea, y existir unos pocos que ganen muchísimo y distorsionen la media de lo muchos que no ganan tanto.

Esto es algo que explicamos con detalle en el post de medias y medianas, pero veámoslo en un ejemplo sencillo: si de 9 personas, 3 ganan 1.000 euros al mes, 3 ganan 2.000, 2 ganan 3.000 y 1 gana 20.000, la media arrojaría un sueldo medio de 3.888 euros, cuando el 90% de la población no gana eso. Sin embargo, la mediana es mucho más precisa, ya que representa el valor de la posición central de las variables. Es decir, que si ordenamos a nuestras 9 personas por cuánto cobran, la mediana es lo que gana la 5º persona, en este caso 2.000 euros. Lo cual tiene sentido, porque al menos el 50% de nuestra población ficticia gana eso.

En Naranja | ¿Qué forma de ocio ofrece más horas de diversión por euro? Videojuegos vs. Cine vs. Literatura

Conversación