Esto es lo que podemos aprender de Warren Buffett … sin tener sus millones de dólares

Warren Buffett es un inversor de éxito estadounidense conocido por haber comenzado su carrera con un pequeño patrimonio que, al cabo de casi siete décadas, se ha convertido en una de las mayores fortunas del mundo. A pesar de lo excepcional de su trayectoria, el pequeño inversor puede  obtener consejos útiles de la trayectoria de Warren Buffett. Estas dos enseñanzas nos pueden ser muy útiles.

Warren Buffett es un gran planificador

Warren Buffett realiza un gran trabajo previo de selección. Siguiendo una técnica conocida como inversión en valor, busca acciones cuyo precio esté por debajo de lo que valen.

Obviamente, descubrir valor donde la mayoría es incapaz de apreciarlo no es tarea sencilla, ni tan siquiera para los profesionales.

Para el pequeño inversor, como para Warren Buffet, la fase de planificación de las inversiones es crítica. En su caso, deben pensar si una inversión se ajusta a su perfil, si comprenden sus riesgos, si la rentabilidad es adecuada, en quién pueden confiar para recibir asesoramiento… Con todas esas respuestas es más probable que todo se planifique correctamente y que las inversiones salgan bien.

Warren Buffett es un inversor con paciencia

Como el de cualquier otra persona, el tiempo de Warren Buffet y el de sus colaboradores es un recurso finito. La selección de sus inversiones y la gestión de la empresa consumen mucho tiempo. Una vez tomada la decisión de invertir en una empresa confían en ella a largo plazo, sin vender las acciones. No desgasta su tiempo en valorar si dentro de unos minutos, mañana o la semana que viene las acciones valdrán menos.

Esa misma filosofía la puede aplicar el pequeño inversor. Nuestras inversiones son fuente de un futuro mejor, no deberían ser fuente de continuas preocupaciones. Si, desde el comienzo, están bien planificadas, solamente deberemos preocuparnos por variar nuestras decisiones de inversión ante cambios sustanciales de nuestras circunstancias personales o patrimoniales, de las de nuestras inversiones o del entorno económico.

Invertir como Warren Buffett es imposible sin ser él, y sin tener su dinero. Sin embargo, sacar de la actuación de Warren Buffett lecciones provechosas para nuestras finanzas es perfectamente posible. La planificación concienzuda (cada uno conforme a sus conocimientos y circunstancias personales) y la paciencia son dos de los mejores aliados del pequeño inversor.

En Naranja | Quiero invertir en bolsa: ¿mejor comprar acciones, elegir un fondo de inversión o un ETF?
Imagen | USA International Trade Administration