Cinco consejos para acertar al contratar tu plan de pensiones

Ahorrar para la jubilación es algo que cada día preocupa a más personas, más todavía a la vista del futuro incierto de las pensiones públicas. Ahorrar con vistas al futuro no es algo complicado y elegir el mejor plan de pensiones para ello, tampoco. A continuación, cinco consejos que siempre vienen bien a la hora de elegir el producto que más nos conviene

Saber cuál es nuestra situación y cuáles serán nuestras necesidades

Parece evidente, pero conocerse a uno mismo es el primer paso para poder tomar la mejor elección. Es imprescindible saber cuánto podemos ahorrar para nuestro propósito y también es necesario estimar cuánto dinero necesitaríamos tener una vez nos hayamos jubilado para fijar nuestra meta. Entender nuestra situación y nuestras necesidades de forma realista es el primer paso para planificar el ahorro para nuestra jubilación.

Entender que estamos ahorrando a largo plazo

Los planes de pensiones son un producto que nos permite ahorrar pero siempre con un amplio horizonte temporal. Según las reglas vigentes, podemos recuperar nuestro dinero transcurridos diez años. Esta opción da nuevas opciones ya que, hasta ahora, sólo se podía rescatar un plan (recuperar el dinero) al jubilarse o en caso de fallecimiento, incapacidad, enfermedad grave, dependencia, desempleo de larga duración o desahucio.

Elegir el tipo de plan que mejor nos convenga

Muchas veces esta elección viene condicionada por el tiempo que nos queda hasta que nos jubilemos. Si todavía tenemos un margen amplio podemos ahorrar con planes de renta variable (invierten en acciones) o combinarlos con planes de renta fija (invierten en deuda). Si nuestro horizonte temporal es más corto, son más aconsejables las opciones que más salvaguardan la inversión como son los planes de renta fija. Otra opción son los planes dinámicos de ING DIRECT que van cambiando su forma de invertir en función de nuestra edad.

Tener en cuenta las comisiones que se aplican

Elegir un plan de pensiones con bajas comisiones es empezar ganando. Estos productos tienen asociada una comisión por gestión que puede alcanzar hasta el 1,75%, según la legislación vigente. Todas las entidades deben informar de las comisiones que aplican a cada uno de sus planes y conocerlas y compararlas es imprescindible para tomar la mejor decisión.

Conocer las ventajas fiscales que nos aporta

Los planes de pensiones ofrecen ventajas fiscales a quienes los contratan. Todo el dinero que se aporte a uno de estos productos a lo largo del año se descuenta de la base imponible (el importe que percibimos por nuestro trabajo y declaramos a Hacienda) de nuestra próxima declaración de la renta. ¿Qué quiere decir esto? Que si ganamos 50.000 euros al año y aportamos 2.000 euros a un plan de pensiones al cabo de ese mismo año, tributaremos por valor de 48.000 euros.





<-- End Facebook Pixel Code —->

Conversación