¿Eres un inversor 3.0? Las ventajas de controlar tus inversiones desde tu móvil

La era digital es una realidad cada vez más abrumadora. Compramos por Internet, conocemos gente por Internet, trabajamos desde Internet y disfrutamos de momentos de ocio por Internet. Pero no solo eso; la irrupción de las nuevas tecnologías y del smartphone en nuestras vidas también nos abren la puerta a controlar nuestras finanzas online y, entre estas herramientas, también existen las que permiten invertir por la red.

Numerosas apps de inversión y gestión de finanzas personales han nacido de la mano de la evolución de Internet y la banca y los gestores de inversión no se han quedado al margen. A día de hoy nuestro banco nos da la posibilidad de invertir desde nuestro móvil y seguir nuestras operaciones con total facilidad y comodidad. Esto también ha provocado una mayor atracción por la inversión, ya que antes podía considerarse un mundo inaccesible para buena parte de la población. Ahora, la inversión está al alcance de cualquiera que quiera poner a trabajar sus ahorros para lograr un plus de rentabilidad.

Invertir desde el smartphone, la revolución del sector

Son pocos los que dudan de que invertir a través del smarphone ha revolucionado todo el sector financiero, pues lo ha generalizado y lo ha ‘sacado a la calle’. Ahora, con un teléfono cualquier puede invertir, y eso, como todo, lo que tiene una serie de ventajas:

Mayor seguimiento de las operaciones

Invertir a través del móvil permite realizar un mayor seguimiento de las operaciones, ya que solo se necesita un móvil conectado a la red para entrar en nuestro broker y comprobar cómo está yendo el mercado. Por lo tanto, es posible hacerlo mientras se está desayunando, de camino al trabajo en el autobús o desde una cafetería o restaurante. Con una conexión WiFi, el inversor puede acceder al mercado desde cualquier parte.

Permite compartir el conocimiento

Permite consultar con otros inversores o expertos financieros casi en tiempo real a través del resto de aplicaciones del teléfono -Whatsapp, correo electrónico, redes sociales…-, lo que afianza a la comunidad inversora y permite compartir el conocimiento de manera más horizontal, de tú a tú, sin intermediarios.

Alertas para no perderse nada

Da la posibilidad de crear alertas específicas para no perdernos los movimientos más interesantes del mercado o de los sectores o acciones que nos interesan. Así, no tendremos que esperar a que nos lo cuenten otros cuando sucedan acontecimientos importantes en la bolsa.

Permite ahorrar costes

Se reducen costes, ya que operando desde el móvil podemos ahorrarnos la contratación de otros servicios o intermediarios, pues nosotros mismos podemos seguir el minuto a minuto del mercado sin que nadie nos lo cuente.

Ensaya antes de invertir

Estas apps también te permiten practicar mediante “ensayo y error”, es decir, llevar a cabo operaciones ficticias mediante demos para testar cómo es nuestro comportamiento y sí seremos capaces de lograr rentabilidad operando de forma real. Ensayo sin invertir ni un euro.

Inversión sencilla y ágil

Por último, lo mejor de toda esta amalgama de apps y servicios financieros es la sencillez y la simplicidad. Los procesos son claros, sencillos y directos, de modo que habrá menos dificultad que pueda dar lugar al desconocimiento. La sencillez es la clave para tener claro en qué se va a invertir y cómo.

En Naranja | Cinco hábitos que deberías seguir para tener una salud financiera de hierro