Ocho películas sobre la bolsa que te enseñan cómo funcionan los mercados financieros

El mundo de la inversión siempre ha sido un objeto de fascinación para el cine. El halo misterioso que desprende y que ha dado lugar a multitud de mitos y leyendas a lo largo de los años, ha hecho que muchos directores y productores hayan decidido llevar la bolsa a la gran pantalla, intentando retratar cómo se vive y qué se siente dentro de los mercados financieros.

Siempre teniendo en cuenta que lo que se ha contado en las películas era ficción, las historias también han tenido muchos puntos de realidad -de hecho algunas están basadas en casos reales- y han ayudado a entender cómo se opera en un mercado cotizado, salvando las distancias. De este modo, el cine ha propiciado que el público se acerque al mundo de la inversión y empiece a familiarizarse con ciertos conceptos y términos de los parqués. Repasemos algunos de los mejores films sobre el mundo bursátil.

Wall Street (1987)

Se podría decir que con ella empezó todo. Ha pasado a la historia por ser una de las películas sobre bolsa más célebre y más premiada. Dirigida por Oliver Stone y protagonizada por Michael Douglas -que se llevó un Oscar a mejor actor por su papel-, Wall Street narra cómo un joven (Charlie Sheen) amante de los mercados y la bolsa, acaba descubriendo los aspectos más turbios de este mundo. Lo hace de la mano de uno de los inversores más importantes de Wall Street, Gordon Gekko (Douglas), que ha pasado a ser un nombre muy familiar para los amantes de las finanzas.

Enron, los tipos que estafaron a América (2005)

Hay que esperar hasta el año 2005 para encontrar una película sobre el mundo de la inversión que pueda ser tomada como una referencia. En este caso no es una película en sí, sino un documental acerca del auge y la caída de la empresa energética Enron, que en 2001 cayó en bancarrota cuando se descubrió el maquillaje que había estado haciendo a sus cuentas. En este documental, se muestra cómo una empresa con potencial acaba sucumbiendo por la codicia de sus directivos y cómo reacciona la bolsa ante el engaño.

Inside Job (2010)

Seguimos con los documentales. Éste quizá es uno de los que han sido más aclamados en los últimos años, por contar mediante entrevistas, testimonios e investigaciones, cómo se fraguó la crisis financiera de 2008 que arrasó con la economía mundial. Ganó un Oscar como Mejor Documental, ya que ha sido una película aclamada por público y crítica que narra uno de los momentos que definirán la historia del siglo XXI. La industria financiera es la gran protagonista del film.

Wall Street: el dinero nunca duerme (2010)

La secuela del gran éxito bursátil en la gran pantalla se hizo esperar 23 años y ya se sabe que segundas partes nunca fueron buenas…más aún si se compara con la primera. No recibió los premios que su predecesora, pero sí sirvió también para ilustrar cómo se gestó la burbuja hipotecaria en Estados Unidos, la especulación financiera y el posterior estallido de todo ese cóctel. Tiene además una cara amable: las nuevas posibilidades de inversión en sectores como las energías limpias o la tecnología.

Margin Call (2011)

Un reparto de lujo, con Kevin Bacon, Jeremy Irons o Demi Moore entre otros, para narrar cómo vivieron ocho empleados de un banco de inversión las 24 horas antes al estallido de la crisis financiera en 2008. Esta película muestra el lado personal de los protagonistas ese momento y también las prácticas especulativas que este tipo de entidades llevaron a cabo.

Too Big to fail (2011)

Siguiendo con la crisis financiera, esta producción también cuenta cómo estalló y hace referencia a la famosa frase por la que, según los expertos, hay que rescatar un banco para evitar su quiebra y sus desastrosas consecuencias en la sociedad.

El lobo de Wall Street (2014)

Ha sido la heredera de Wall Street en cuanto a éxito de taquilla y crítica. Leonardo Dicaprio borda el papel de inversor sin escrúpulos que vive por y para especular. Esta película sirve, además, para conocer qué son y cómo funcionan los mercados OTC -Over The Counter-, que no están regulados como las bolsas tradicionales, cuestión que se puede apreciar muy bien en el film.

La gran apuesta (2015)

La última película sobre el mundo financiero que ha llegado a las salas y ha tenido repercusión mundial, también trata de la burbuja hipotecaria americana y de los inversores outsiders o a contracorriente. Recibió varias nominaciones a los Oscar, aunque se llevó únicamente el de Mejor Guión.

En Naranja | Siete consejos para comprar acciones en Bolsa y no morir en el intento