El BCE seguirá con las mismas políticas: ¿cómo afecta a mi bolsillo?

Posiblemente verás su cara en todos los periódicos y telediarios, aunque no sepas muy bien por qué. Mario Draghi, presidente del BCE, ha vuelto a hablar, después de la reunión de hoy. Y tal y como se esperaba, continuará con las mismas políticas que ha venido aplicando hasta ahora, con el objetivo de recuperar la inflación, promover el crecimiento económico y favorecer la estabilidad del sistema financiero.

¿Cuáles son las principales novedades en la política del BCE?

Va a prorrogar, como estaba previsto, el programa de compra de activos, al menos, otros 9 meses más. Eso sí, el volumen de esas compras vuelve a los niveles iniciales, lo que supone recortarlo en 20.000 millones de euros mensuales, desde los 80.000 millones de euros actuales hasta 60.000.

También cambiaran las características de los activos que se pueden comprar, tanto en relación a su plazo como en su rentabilidad. Así, por ejemplo, si antes se podía comprar deuda con vencimiento a dos años, el plazo se reducirá a un año. Además, se permitirá comprar deuda con una rentabilidad menor al -0,4%.

¿Por qué continúa el BCE con sus políticas?

Tres razones fundamentales apoyan la decisión del BCE de continuar con las mismas políticas:

  • La inflación se va recuperando poco a poco, pero aún está lejos del objetivo del 2% en la mayoría de países del euro.
  • La zona euro no ha recaído en la crisis, pero el crecimiento no es demasiado elevado.
  • El sistema financiero está afrontando en los últimos meses situaciones de incertidumbre como el brexit, la victoria de Trump o el referéndum italiano.

¿Qué pasará con nuestras inversiones?

El hecho de que el BCE considere que no es necesario tomar más medidas es una muestra de confianza. El sistema financiero aún necesita apoyos y sabe que el BCE tomará cuantas medidas sean necesarias, pero en estos momentos no ve necesidad de mover ficha.

Sin embargo, como cada vez que Draghi habla, hay consecuencias sobre nuestras inversiones. La primera de ellas es que los tipos de interés seguirán estando bajos durante los próximos meses.

Esto, a su vez, hará que las opciones tradicionalmente menos arriesgadas para invertir nuestros ahorros, como los depósitos bancarios o las cuentas remuneradas, ya no nos ofrezcan la suficiente rentabilidad. Por eso, debemos adquirir unos conocimientos muy básicos que nos permitan distinguir los riesgos, de forma que podamos valorar si son asumibles para nuestra situación o no.

Además, será necesario prestarle especial atención a las comisiones que se apliquen sobre los productos financieros y de inversión, pues las entidades financieras buscarán recuperar los ingresos perdidos por los bajos tipos de interés a través de otras vías.

En definitiva, los próximos trimestres continuarán con un marco semejante al actual, pero en el que el BCE prevé que se consoliden los avances en los objetivos que se propone, especialmente en relación con la inflación y el crecimiento económico.

En Naranja | Instituciones financieras: el Banco Central Europeo

Imagen | harrivicknarajah0