¿Qué es el Brexit y por qué preocupa tanto a todo el mundo?

Brexit (Britain + Exit) es la forma de llamar una hipotética salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE). El próximo 23 de junio los británicos votarán a favor de una separación del resto del bloque europeo o de continuar en Unión Europea, bloque al que pertenece desde 1973. ¿Qué implicaciones tiene una posible salida de Reino Unido para la economía y los mercados?

¿De dónde venimos?

En los últimos años la presión política por desvincularse de la Europa común ha ido in crescendo en Reino Unido. Las filas del partido conservador se han ido alineando en este sentido en los gobiernos de Margaret Thatcher, Tony Blair o David Cameron. A la par, el auge del partido independentista (UK Independence Party) forzó a Cameron a prometer un referéndum en caso de salir reelegido en los últimos comicios.

¿La votación es concluyente?

Si triunfa el sí en la votación a la independencia, Reino Unido iniciará los trámites de separación con la UE. El plazo para las negociaciones será de dos años y en ellas se perfilarán las nuevas relaciones entre la UE y Reino Unido. Los últimos pronósticos están un 38% a favor de mantenerse, un 35% a favor de la ruptura y un 27% de indecisos.

¿Qué pide Reino Unido para seguir?

Entre otras cosas, que no se le exija una mayor integración y compromiso político con la Unión Europea. Esto se traduce en medidas como:

– Restringir los subsidios a los trabajadores comunitarios que no lleven cotizando cuatro años

– Limitar las prestaciones por hijo a los comunitarios

– Poder retrasar de forma unilateral los convenios europeos que afecten a la City (área de negocios de Reino Unido)

¿Qué se aportan el Reino Unido y la UE mutuamente?

Un país de la dimensión de Reino Unido aporta a las arcas de la UE casi 15.700 millones de euros mientras que la UE, principal socio comercial de las islas, aporta más de 500.000 millones a las arcas británicas. Por estas cifras, la hipotética salida de Reino Unido de la UE no tiene precedentes históricos (Groenlandia o Argelia vivieron procesos similares en el pasado).

¿Cómo puede influir en los mercados?

Los economistas coinciden en señalar que la economía británica se va a ralentizar a corto y medio plazo. Algunas de las consecuencias más probables son:

– Depreciación de la libra que podría influir en los beneficios de empresas con sede en la UE pero negocios en Reino Unido

– Los inversores pueden buscar divisas refugio como el dólar o el franco suizo (a corto plazo)

– En bolsa, volatilidad en el corto plazo que tendrá un impacto moderado si la UE detalla un plan para mantener relaciones con Reino Unido

– En los bonos un impacto suave por el efecto de los estímulos del Banco Central Europeo

Estos movimientos pueden brindar nuevas oportunidades para que los inversores tomen posiciones en fondos de inversión y acciones con vistas al largo plazo.

Conversación