Diez conceptos que debes conocer para empezar a invertir en Bolsa

Invertir en Bolsa no es complicado pero, en los comienzos siempre viene bien algo de ayuda. Sin duda hay términos que conviene repasar para cualquier persona que da sus primeros pasos en el mundo de la bolsa. Vamos a repasar algunos de ellos en un sencillo diccionario que te servirá para tener claridad a la hora de definir tu estrategia de inversión. No pierdas de vista estas palabras, con el tiempo, iremos ampliando poco a poco los conceptos. Vamos con los 10 primeros.

  1. Renta variable: la renta variable es, básicamente, la bolsa. Si inviertes en renta variable, inviertes en acciones. Bienvenido a tu particular diccionario. Ten en cuenta que también puedes invertir en acciones a través de otros productos como los fondos de inversión.
  2. Acción: una acción es una porción de una empresa. Las compañías que cotizan en la bolsa ponen sus acciones en el mercado para que los inversores puedan comprarlas y venderlas. Tener una acción es tener derecho a cobrar los beneficios de esa compañía y a participar en las decisiones de la misma (siempre según el número de acciones que tengas, como es obvio).
  3. ETF: un ETF es un instrumento financiero que replica a un índice. Vamos, que puedes invertir en una acción en concreto o, directamente, en todo el Ibex 35, el Eurostoxx 50 o el Dow Jones de Estados Unidos. Tu ETF replica de la forma más fiel el comportamiento del índice al que está referenciado (al que imita). La forma de contratarlo es exactamente igual al de una acción.
  4. Capitalización: la capitalización bursátil es el valor en bolsa que tiene una compañía. Como es obvio, este valor varía en el tiempo ya que depende del precio que tengan las acciones en cada momento. La capitalización es el precio de la acción por el número de acciones que hay en el mercado de la compañía en cuestión.
  5. Dividendo y Pay-out: las empresas que tienen beneficios pueden repartir una parte de los mismos entre sus accionistas. Esto es el pago de dividendo. Porque, cuando uno invierte en bolsa, puede hacerlo esperando que la acción suba pero también esperando a cobrar este dividendo. La parte del beneficio que se destina a pagar ese dividendo es el pay-out.
  6. Rentabilidad por dividendo: es la relación entre el dividendo que paga una empresa al cabo de un año y el precio de sus acciones. Como es lógico, una acción que vale diez euros no tiene el mismo atractivo si el dividendo por acción que recibe es de 30 céntimos o de un euro. Así, si paga un euro de dividendo y cada acción vale 10 euros, la rentabilidad por dividendo es 1/10 = 10%.
  7. Precio objetivo: el precio objetivo es el valor teórico que pueden tener unas acciones dentro de un periodo de tiempo determinado. Los analistas hacen una valoración de la situación de la empresa y del entorno económico. El resultado de esa valoración se traduce en el precio objetivo: el nivel al que creen que cotizarán las acciones dentro de un año (suele ser el plazo más habitual).
  8. Potencial alcista o de revalorización: el potencial alcista es el margen de incremento que tiene el precio de una acción. Vamos a verlo más claro con un ejemplo. Si los analistas piensan que unas acciones que hoy valen 10 en un año valdrán 15 tenemos un margen de mejora de 5 euros o, mejor dicho, un potencial de revalorización del 50%.
  9. Plusvalía y minusvalía: son las ganancias o pérdidas que nos acabamos llevando a nuestra cartera. Supón que compras unas acciones a 10 euros y su precio escala a 17, momento en el que decides llevarte tus ganancias. ¡Enhorabuena! Te habrás anotado una plusvalía de 7 euros. Cuando la situación es la contraria y acabas perdiendo parte de tu inversión inicial te anotas minusvalías.
  10. Beneficio por acción (BPA): muchos inversores se fijan en esta ratio. Es el resultado de dividir el beneficio total de una empresa entre su número total de acciones. Vamos, de saber qué parte de los beneficios se reparte por cada una de las acciones que podemos tener de la compañía.

En Bróker NARANJA nos gusta simplificar las cosas y ofrecerte una plataforma intuitiva y sencilla con la que puedas sacar el mayor partido de tu inversión. ¿Quieres conocer qué herramientas ponemos en tu mano para que nunca te falten datos?

Conversación