¿Qué haces con lo que no gastas cada mes? Invertir en un fondo de inversión podría ser la solución

Ahorrar es el primer paso hacia mejorar nuestras finanzas personales y conseguir nuestros objetivos. Da igual si ahorramos 50 o 500 euros al mes, lo importante es que seamos capaces de separar una cantidad de nuestro salario y, si es de forma sistemática, mejor. Esa es la única fórmula para construir un colchón financiero que nos permita afrontar imprevistos y lograr nuestros objetivos financieros a largo plazo.

El ahorro es imprescindible, pero no deja de ser un primer paso. La siguiente pregunta que siempre surge es: ¿qué hacemos con ese dinero que no gastamos al mes? La clásica hucha está bien, al igual que una cuenta corriente, pero con ellas tardaremos más en alcanzar nuestras metas económicas. La razón tiene nombre: es el interés compuesto, que es el efecto de invertir y sus beneficios a largo plazo.

Según el último estudio de Rastreator, los españoles ahorramos una media de entre 100 y 200 euros al mes. Con esos 200 euros, en un periodo de 10 años tendríamos 24.000 euros en nuestra cuenta y en 20 años alcanzaríamos los 48.000 euros, una buena cantidad de ahorro.

Sacar partido al dinero que no gastamos al mes

Una cosa es ahorrar y meter el dinero debajo del colchón y otra sacar partido al dinero que no gastamos mediante la inversión. Utilizando el simulador de fondos de ING, que utiliza como referencia los fondos que comercializa ING, podemos ver la rentabilidad que obtendríamos para una inversión de 20.000 euros con los fondos y en función de diferentes perfiles.

Así, si invirtiésemos este ahorro a 20 años, podríamos obtener un capital potencial de 33.811 euros en un fondo conservador, de 39.489 euros en un fondo moderado, de 48.978 euros en un fondo dinámico y de 78.800 euros si invertimos en un fondo más arriesgado como el Fondo IBEX 35.

Las ventajas del ahorro mensual

Si en lugar de 20.000 euros de partida, invirtiésemos 200 euros cada mes, la inversión crecería más rápido. El mercado ofrece gran variedad de fondos entre los que buscar un retorno en esa línea, todo es cuestión de buscar los que permitan formar una cartera equilibrada.

Por eso mismo, si ya acumulamos un dinero todos los meses, invertir podría ser la solución. La mentalidad clásica de los españoles pasa por ahorrar primero una cantidad e invertirla para después volver a ahorrar y volver a invertir. Hoy en día hay alternativas mucho más optimizadas. Y es que podemos invertir de forma sistemática nuestro ahorro mensual, sea cual sea, en un fondo de inversión. Así reducimos riesgos al comprar de forma escalonada a lo largo del tiempo y ponemos nuestro ahorro a trabajar para nosotros desde el principio.

El mercado ofrece una gama de fondos de inversión, desde conservadores hasta arriesgados, sólo tenemos que dar con el nuestro en función de nuestro perfil de riesgo y nuestros objetivos. En otras palabras, lo que queramos arriesgar y el tiempo u horizonte de inversión.

Por qué un fondo de inversión

Los fondos son un producto de inversión alternativo por  cinco motivos: Hay una gran oferta. Algunas de las características que presentan son:

Podemos elegir entre una gran variedad de fondos.

  1. Podemos elegir entre una variedad de fondos.
  2. Se trata de una inversión líquida. En otras palabras, se puede retirar nuestro dinero cuando lo necesitemos porque no tienen un plazo de inversión concreto.
  3. Se pueden realizar pequeñas aportaciones. A diferencia de un depósito, podremos aportar desde un euro a nuestra cartera de fondos, no hace falta más.
  4. Permiten una buena diversificación. Un fondo invierte en muchos activos, por lo que ya de partida estaremos diversificando nuestros ahorros y reduciendo riesgos.
  5. El diferimiento fiscal que permite ahorrar en impuestos. La fiscalidad de los fondos de inversión cuenta con ciertas ventajas, pues si traspasamos nuestro dinero de un fondo a otro no pagaremos impuestos por ello en la declaración de la renta, es decir, están exentos de tributación hasta el momento de su reembolso. A modo de ejemplo, si cada año ganamos 100 euros con nuestros fondos evitaremos pagar un mínimo de 19 euros cada año (su tributación es de entre el 19% y el 23% de las ganancias) en la renta 2016*. Ese dinero podremos además reinvertirlo para aprovechar mejor el interés compuesto.

En definitiva, si quieres sacar un potencial rendimiento, disfrutar de ventajas fiscales y poder acceder a tu dinero en todo momento, los fondos de inversión podrían ser uno de los instrumentos más indicados. Además, la gama de fondos permite que podamos elegir qué fondo nos conviene más en función de nuestra aversión al riesgo así como nuestro horizonte temporal. Sin embargo, siempre es bueno tener presente los posibles riesgos que puede tener la inversión en fondos, relacionados con la concentración geográfica o sectorial, de mercado, de crédito, de liquidez o de inversión en derivados.

En Naranja | Seis cuestiones imprescindibles que debes saber sobre los fondos de inversión

 *Datos calculados conforme a los datos relativos a la renta de 2016

Fondos de inversión

0% comisión de suscripción o reembolso

Los Fondos NARANJA con los que podrías conseguir un extra de rentabilidad seas del tipo de inversor que seas

Potencial de rentabilidad. Invierte desde 1€ y siempre con tu dinero disponible.

Puedes consultar el nivel de riesgo y los riesgos asociados a cada Fondo NARANJA en la web.

Conversación