Es verano y me voy de vacaciones: ¿qué puedo hacer con mis inversiones?

El verano ya está aquí y lo que nuestra mente quiere es descansar y desconectar. En el ámbito financiero esto pasa por dejar la casa limpia y recogida. En otras palabras, valorar el riesgo que estás asumiendo con tus inversiones y actuar en consecuencia.

El problema es que muchas personas identifican la tranquilidad en verano con realizar movimientos en su cartera. Es muy habitual realizar reembolsos en fondos de inversión y deshacer posiciones en inversiones bursátiles en los meses de verano. Según datos de Inverco, los reembolsos tienden a aumentar en junio y las aportaciones a caer en julio y agosto, tal y como representa el siguiente gráfico.

Fuente: Inverco

¿Es realmente necesario?

Antes de tomar una decisión, conviene analizar la situación y estrategia de nuestra cartera sin dejarse llevar por las emociones. Para un inversor a largo plazo, la gran mayoría, el hecho de irse de vacaciones no debería ser un acontecimiento tan relevante como replantearse por completo la composición de su cartera. ¿El motivo? Cuando el horizonte de inversión es a largo plazo, las posibles subidas y bajadas que se puedan producir en el mercado a corto plazo no deben suponer un motivo de preocupación, dado que la intención no es vender justo en este momento. Es más, en ocasiones, por tomar decisiones precipitadas se cierran posiciones al ver descensos puntuales, perdiéndose después la recuperación.

¿Cómo debemos actuar en el periodo vacacional? Quizá un buen punto de partida es plantearnos cuántas veces hemos revisado el estado de nuestras inversiones en el último mes. Es muy fácil que la respuesta sea una o ninguna si invertimos en fondos indexados o si estamos invirtiendo a largo plazo.

Otro de los aspectos que debemos tener en cuenta es que sobrereaccionar en el ámbito bursátil va a implicar costes. Tanto si hablamos de fondos de inversión como de acciones; vender podría implicar el pago de comisiones y de impuestos que, en el caso de los fondos, podríamos ahorrarnos por sus ventajas fiscales si en vez de hacer un reembolso, hacemos un traspaso a otro fondo.

¿Es bueno deshacer posiciones por 30 días de vacaciones?

Posiblemente no, aunque es una decisión muy personal. No todo el mundo tiene la misma percepción de riesgo y lo importante es no superar el umbral del sueño, es decir, ese punto en el que nuestras inversiones nos impiden dormir con tranquilidad.

Sigue conectado con tus inversiones

Una solución pasa por establecer alertas concretas en caso de caídas por un determinado umbral para los fondos de inversión y órdenes de stop loss en el caso de las acciones. Así nos aseguraremos de que tendremos margen de actuación en el primer caso y de que se venderán si bajan más de lo deseado.

Y si pese a todo queremos tomar medidas, en el caso de un fondo casi siempre será más recomendable hacer un traspaso hacia un fondo más conservador y con menos volatilidad antes de deshacer posiciones. El motivo es que si solicitamos el reembolso, perderemos la ventaja fiscal de estos productos para invertir a largo plazo.

En Naranja | Seis cuestiones imprescindibles que debes saber sobre los fondos de inversión

 

Fondos de inversión

0% comisión de suscripción o reembolso

Los Fondos NARANJA con los que podrías conseguir un extra de rentabilidad seas del tipo de inversor que seas

Potencial de rentabilidad. Invierte desde 1€ y siempre con tu dinero disponible.

Puedes consultar el nivel de riesgo y los riesgos asociados a cada Fondo NARANJA en la web.

Conversación