Antes de invertir, practica: así funcionan los simuladores de bolsa

¿Quién no ha escuchado alguna vez el manido “las pruebas, mejor con gaseosa”?. Somos impacientes por naturaleza y casi siempre queremos ver resultados rápidos por nuestro esfuerzo. Con la inversión en bolsa ocurre lo mismo y no hay camino más certero para el desastre.

El trading y la inversión bursátil tienen una curva de aprendizaje, su propia pirámide de Maslow, que debemos respetar. Lanzarse a operar sin antes tener unas nociones mínimas de cómo funciona el mercado y de las herramientas a nuestro alcance, aumentará nuestras posibilidades de salir escarmentados y con grandes pérdidas. Los simuladores de bolsa pueden ser una herramienta con la que descubrir cómo funcionan los mercados, pero evitando los riesgos de operar en el mercado real.

Qué son los simuladores de bolsa

Los simuladores de bolsa surgen como plataformas de aprendizaje para todos aquellos que se inicien en inversión, pero también para quienes ya saben cómo operar en bolsa y no están familiarizados con otros mercados, como los índices americanos, por ejemplo.

A través de estos simuladores bursátiles y cuentas “demo” es posible llevar a cabo las operaciones más sencillas y mecanizar el funcionamiento de los mercados. Los simuladores nos permiten comprar valores como si lo hiciésemos en el mundo real, pero con dinero virtual, para aprender a invertir sin arriesgar nuestro propio capital. De hecho, algunas incluso trabajan en tiempo real. De esta forma, podemos ver cómo se comporta nuestra cartera de acciones y evitar los errores que cometen la mayoría de inversores novatos, incluido el control de nuestras emociones.

Cómo funcionan los juegos de bolsa

El funcionamiento de los juegos y simuladores de bolsa, así como de las plataformas demo de trading, suele ser más sencillo que el de una cuenta de valores al uso, aunque su funcionamiento se acerca mucho.

Las limitaciones suelen estar relacionadas con el tipo de operaciones y los mercados a los que se tiene acceso. Aunque algunas, en su modelo más sencillo sólo permiten comprar acciones del Ibex 35, otras más avanzadas pueden tener acceso incluso al mercado de Estados Unidos o a ETFs, para que podamos familiarizarnos también con su comportamiento.

Estos juegos también pueden limitar las herramientas de análisis técnico, que son las que los expertos utilizan para interpretar los gráficos de las acciones, e incluso obviarlas totalmente.

Por qué usarlos antes de invertir

Como en otras tantas facetas de la vida, la práctica hace al maestro. Una manera de dar con nuestro método de trading y perfeccionarlo es a través de la repetición, y ésta no siempre va a ser posible realizarla con dinero contante y sonante. Los juegos y simuladores de bolsa pueden ser una herramienta muy útil para hacer pruebas y desarrollar nuevas estrategias y teorías.

En Naranja | Juego de Tronos en la bolsa: ¿Por qué Apple ha superado a Google como la empresa más valiosa del mundo?