¿Empezar a invertir a los 36 o a los 46? Esto es todo lo que estás perdiendo por retrasar la planificación de tu jubilación

Una de las mayores preocupaciones que tenemos todos de cara a nuestra jubilación es: ¿necesitaré ahorrar por mi cuenta? Y, en caso de ser así, ¿cuándo debería empezar? Pues bien, la respuesta a estas dos preguntas es sí a la primera y cuanto antes a la segunda.

La diferencia entre comenzar a ahorrar a una edad temprana y hacerlo más adelante es realmente sorprendente. No en vano, una persona que haya comenzado a ahorrar a los 36 años hasta los 67 y aporte 100 € a su plan de pensiones obtendrá un capital  mayor al de una persona que comience a los 46 años a aportar la misma cantidad.

Los cuatro factores a tener en cuenta

Las aportaciones al plan

El primer factor es el más fácil de entender. Cuanto antes empecemos a ahorrar, mayores cantidades aportaremos a nuestro plan, especialmente si somos capaces de mantener aportaciones sistemáticas o periódicas.

El interés compuesto

Aunque las aportaciones son importantes, también lo es la capitalización compuesta. Este cálculo, que Einstein llegó a calificar como la fuerza más poderosa del mundo, quiere decir que la rentabilidad obtenida se va sumando a dicho importe para generar nuevos rendimientos. El crecimiento no es, por tanto, lineal, sino exponencial, y va siendo cada vez más elevado conforme más tiempo mantengamos nuestra inversión.

El perfil de inversión del partícipe

Aunque cada uno de nosotros tenemos un perfil diferente de inversión, lo normal es que las personas más jóvenes puedan permitirse un perfil de inversión más arriesgado que aquellos que están más cerca de la jubilación, con una mayor exposición a renta variable (frente a la renta fija) y que pueda servirles para obtener mayores rentabilidades.

Cuanto más cercana esté nuestra edad de jubilación, más conservadores nos volveremos y, por tanto, más exposición a renta fija asumiremos. De hecho, muchos planes de pensiones ya tienen en cuenta este importante factor y adaptan su perfil de riesgo a la edad del partícipe.

El ahorro fiscal

La totalidad de aportaciones que realicemos al plan de pensiones son deducibles en el IRPF (hasta un límite de 8000 € o bien el 30% de los rendimientos netos que obtengamos al cabo del año por nuestro trabajo). Así, cuando presentemos la declaración de la renta veremos este importante efecto, que puede hacernos ahorrar hasta un 45% en impuestos, dependiendo de la cuantía de las aportaciones y de nuestros ingresos anuales.

Pero, ¿de verdad es tan grande la diferencia?

Para que veamos el efecto que tiene el ahorro a edades tempranas, tomemos el ejemplo de cuatro personas: Juan y Ana, de 36 años, son capaces de ahorrar 100 € Y 300 € al mes, respectivamente, al igual que Pedro y María, de 46. Los resultados, representados en la siguiente tabla, evidencian cuál es la diferencia del ahorro periódico a una y otra edad:

Edad (a) Aportación (b) Aportación total (c) Rentabilidad Total (d) Capital Total (c + d) Ahorro fiscal total
Juan 36 100 € 37.200 € 195.595,99 € * 232.795,99 € 8928 € ***
Pedro 46 100 € 25.200 € 43.585,96 € ** 68.785,96 € 6048 € ***
Ana 36 300 € 111.600 € 586.787,98 € * 698.387,98 €  26.784 € ****
María 46 300 € 75.600 € 130.757,89 € ** 206.357,89 €  18.144 € ****

* Esta rentabilidad es la que podría obtener una persona de 36 años con el Plan NARANJA 2040, con una rentabilidad media anual del 10,06% (en cinco años)** Esta rentabilidad es la que podría obtener una persona de 46 años con el Plan NARANJA 2030, con una rentabilidad media anual del 8,70% (en cinco años).

*** Ahorro fiscal medio de un contribuyente que tenga una renta de 23.000 € y aporte 1200 € anuales a su plan de pensiones, según los cálculos realizados con el Programa Renta Web 2017

**** Ahorro fiscal medio de un contribuyente que tenga una renta de 23.000 € y aporte 3600 € anuales a su plan de pensiones, según los cálculos realizados con el Programa Renta Web 2017

 

Ambos cuadros sirven para ilustrar por qué es importante comenzar a ahorrar cuanto antes. Juan, incluso habiendo aportado la mitad de dinero (100 €) al plan de pensiones que María (300 €), obtiene un capital muy superior al de ella solo por haber comenzado a aportar 10 años antes al plan. Es decir, con un esfuerzo bastante menor, habrá obtenido mejores resultados.

Es solo un ejemplo, pero pone de manifiesto la importancia de ahorrar cuanto antes. Y tú, ¿ya has empezado a pensar en tu jubilación?

En Naranja | Los datos que revelan que nunca es pronto (ni tarde) para empezar a ahorrar para tu jubilación

Los Planes NARANJA tienen menos comisiones para que tú ganes más

Tarde o temprano dejarás de trabajar, y empezarás a disfrutar. Empieza a convertir el dinero suelto de cada mes en un sueldo extra cuando te jubiles.


Conversación

  • EMILIO

    Los planes de pensiones son un auténtico fiasco. Son productos hechos por los bancos y para los bancos. Gran parte de lo que te deduces del IRPF al final lo pagas, quedandote una baja rentabilidad de tus ahorros después de tantos años.

  • JJ

    ¿ Quién puede con 36 años permitirse el lujo de apartar mensualmente 300€ para una hipotética jubilación 31 años después ? Al que le sobran 300€ así es porque ahorra eso o más para su colchón financiero inmediato y tangible del hoy para mañana (imprevistos, entrada coche nuevo o piso), es decir le sobran mensualmente al menos 600€ líquidos… No muchos de 46 conozco así pero de 36 años a casi nadie (incluso hablando de gente con salarios de 2500€ para arriba raro es al que le sobra tanto dinero a final de mes).

    Es un engañabobos alejado totalmente de la realidad del país en que vivimos.

  • AH

    Si bien los planes de pensiones tienen sus características y en algunos casos existen otros productos mas aconsejables al perfil; también es verdad que no se puede generalizar en cuanto al ahorro. Se puede ahorrar con 600 euros (yo lo he hecho) y no ahorrar con 2.500 euros (tambien me ha pasado). Esta claro que si esperas a fin de mes y ahorrarlo que te sobra, no conseguiras nada. El método es pre-ahorrar. Coger automaticamente una cantidad fija el dia de cobro y apañarse el resto; piensa que esa es tu nómina. Después lo que hagas con el ahorro ya es otro tema. Un saludo.