La economía española, ¿la estrella de Europa este año?

El crecimiento de España llega a niveles pre-crisis. La economía española creció un 0,9% en el segundo trimestre (el 3,1% en tasa interanual), y esperamos que supere el crecimiento medio de la zona euro en más de un punto porcentual este año. Pero el crecimiento del PIB no es solo más fuerte de lo que se esperaba, sino que su resistencia a lo largo de los trimestres también es impresionante.

Pero, ¿qué está permitiendo a España situarse a la cabeza de la media en la zona euro? La combinación ganadora se debe, por el momento, al fuerte crecimiento de la demanda interna unido a la expansión de la demanda externa, especialmente por parte de la Unión Europea.

La recuperación cíclica observada en la zona euro (las previsiones de ING se centran en un crecimiento del PIB del 2% en 2017 para la eurozona), tiende a reforzar la actual fuerte recuperación. Pero aún hay buenas noticias, la tasa de inflación armonizada aumentó en julio, desde el 1,6% hasta el 1,7% en tasa interanual, debido en parte a la caída de los precios de la gasolina en julio del año pasado.

Los datos de España, un círculo vicioso positivo                                         

El “momentum” positivo que está experimentando España se mantiene dirigido, principalmente, por un círculo vicioso donde la creación de empleo aumenta el poder adquisitivo y la demanda de bienes y servicios. Esto exige, a su vez, nuevas inversiones, hace que la deuda privada sea más sostenible y reduzca los costes de la seguridad social.

¿Las reformas estructurales llevadas a cabo están viendo sus frutos? Los últimos datos lo confirman. El informe de empleo trimestral mostró que la tasa de paro cayó en 660.000 personas durante los últimos cuatro trimestres. Un análisis de los préstamos bancarios de la zona euro también muestra que el crédito al consumo aumentó un 17% en España, lo que sugiere que la tasa de ahorro está disminuyendo debido a la creciente confianza de los consumidores, impulsando aún más el consumo. Por ello, no es de extrañar que la producción industrial de bienes de consumo del mes de mayo aumentara un 13,5%.

Las previsiones siguen apuntando al alza

Aunque todavía hay camino por recorrer, la economía española marcha por buen camino y la aceleración de la tendencia en la primera mitad del año nos lleva a revisar nuestra proyección de crecimiento del PIB para 2017 del 3% a 3,2%. España todavía necesita cerrar la brecha negativa de la producción (la segunda más grande de la OCDE, después de Grecia, en 2017). De hecho, incluso si el PIB español ha alcanzado su nivel anterior a la crisis, todavía tiene que ponerse al día con los atrasos acumulados.

Escrito por Geoffrey Minne, economista de ING.

En Naranja | 25 años de economía española en 13 gráficos

Broker NARANJA

8€ por operación en bolsa española.

Hasta 30.000€

Broker NARANJA te ofrece la mejor combinación de tarifas con la que podrás invertir más y pagar menos

Herramientas gratuitas para sacarle más partido a la bolsa.
0€ custodia* y 0€ cobro de dividendos.