La próxima burbuja económica nada como pez en el agua y se come ahumada, al horno o en el sushi

Cuando hablamos de burbujas económicas solemos pensar en el ladrillo o en sectores concretos como el tecnológico. Sin embargo, muchas cosas pueden ser susceptibles de ser burbuja. Que se lo digan al salmón. Corren buenos tiempos para los productores de salmón, muchos de ellos establecidos en Noruega. El precio de sus exportaciones ha escalado hasta tocar su nivel más alto de los últimos 30 años, disparando su margen de beneficio. El incremento es tan elevado que muchos ya empiezan a plantear si nos encontramos ante una nueva burbuja.

¿Por qué suben los precios del salmón? Hay varios motivos detrás de esta escalada que ya lleva años gestándose. El primero es el incremento de demanda. Ese es el motor principal de cualquier mercado. Y el salmón, como muchas otras materias primas que se pueden contratar en los mercados, tampoco es diferente. En los últimos años el aumento del consumo, principalmente de sushi, ha disparado el precio del salmón, uno de los ingredientes más habituales en la elaboración de estas piezas.

Grafico Salmon-02

Según datos recopilados por Bloomberg y el Instituto de Estadística de Noruega, el consumo mundial de salmón en 2015 fue de 2,3 millones de toneladas. Casi la mitad de esta cantidad se consume en la Unión Europea y los restaurantes de sushi suponen cerca de un 15% de toda esa cantidad de salmón… y la proporción va en aumento.

La expectativa es que la demanda de salmón siga creciendo y es en este punto donde comienzan los problemas. El primero, porque la oferta, a priori, se va a rebajar por la aparición, a finales de 2015, de un parásito conocido como piojo de mar que ha afectado a los caladeros. Así, los precios del salmón van a subir más durante 2016 aunque ya hay quien duda de si el crecimiento de la demanda se mantendrá en el tiempo y no estamos ante una nueva burbuja económica, como ya ha ocurrido en el pasado.

Una posible prueba de ello la podemos encontrar en Chile, el segundo productor mundial de salmón. Mientras las exportaciones noruegas están en máximos históricos, las chilenas ya se han encontrado con los primeros síntomas de sobreproducción en el mercado. Bien es cierto que no son mercados similares, pero también lo es que ya hay quien piensa que el vertiginoso crecimiento del precio del salmón (en los últimos seis meses, un 58%) podría tener difícil justificación en el tiempo.

Conversación