¿Por qué a la Bolsa se le llama “bolsa”?

¿Alguien se ha preguntado por qué llamamos “bolsa” a la Bolsa? ¿Mera casualidad? ¿Tal vez una coincidencia? La historia nos remonta a los siglos XIII y XIV a la ciudad de Brujas (actual Bélgica, ciudad que se muestra en la imagen), uno de los centros neurálgicos más importantes de la época con una población de más de 100.000 personas (más que ciudades como Londres o París en aquel momento). Brujas contaba con uno de los puertos más importantes del Viejo Continente y uno de los mercados más importantes de telas y diamantes de aquel momento. En otras palabras, era un centro de negocios clave en el mundo.

En esta ciudad había una adinerada familia, los Van Der Büerse, que se dedicaban a multitud de negocios y llegaban a utilizar su propia casa como centro donde cerraban muchas de las transacciones que realizaban. Dicen los historiadores que en esa casa había un gran pórtico de piedra con el escudo de la familia, algo típico de algunos linajes nobles de la época. En el caso de los Van Der Büerse, este escudo estaba formado por tres bolsas de piel que venían a representar los monederos de la época, dejando claro el poder económico de esta familia.

Con el paso del tiempo, se fue haciendo popular la expresión “ese negocio lo han hecho los de la bolsa” (büerse significa bolsa), en referencia al escudo familiar. Y así, por esa casualidad, al actual mercado de valores se le conoce como Bolsa en muchos idiomas (cierto es que para los ingleses es Stocks Market).

¿Y cuándo surge la primera bolsa del mundo? Hay que remontarse a 1.602 en Amsterdam cuando la Compañía Holandesa de las Indias Orientales impulsó el primer mercado de valores del mundo. Y así hasta nuestros días en los que invertir en bolsa sigue siendo una práctica a la que cada día se suman más y más personas.

Conversación