¿Qué es lo que nunca hay que hacer cuando cae la bolsa?

La bolsa cae. No es la primera vez y tampoco será la última. Es normal que sea incómodo y que las noticias que aparecen en los medios de comunicación aporten un poco más de inquietud. De poco sirve perder el sueño ni mirar día a día los vaivenes del mercado en un escenario así. En ocasiones, el mayor error puede ser salir de un fondo de inversión, impulsado por el pánico en plena caída. Vamos a repasar qué es lo que no hay que hacer cuando caen los mercados.

  1. No hay que obsesionarse con las subidas y bajadas: en ocasiones, el mercado pasa por una temporada de vaivenes. Invertir en un fondo es una cuestión de medio y largo plazo para obtener los mejores resultados. De nada sirve obsesionarse con los movimientos del día a día.
  2. No hay que entrar en pánico por las noticias: las temporadas en las que el mercado cae suelen venir acompañadas de muchas noticias en los medios de comunicación. Saber filtrar estos mensajes y no dejarse llevar por la ansiedad generalizada suelen ser buenas consejeras.
  3. Conocerse a uno mismo: saber de qué pasta estamos hechos es clave en la vida y también en la inversión. Entender si podemos soportar una temporada de vaivenes y qué nos quita el sueño es esencial. Tal vez nuestro perfil es más conservador que el fondo que tenemos. ING DIRECT te ofrece un simulador para averiguar tu perfil inversor.
  4. Paciencia frente a los impulsos: la paciencia suele ser una buena aliada. Entrar en un fondo cuando los mercados suben y salir cuando los mercados bajan no suele ser la mejor opción. Aunque es lógico mirar a la puerta de salida en las caídas, en ocasiones esperar es un acierto.
  5. No invertir por corrección: cuando la bolsa sube varios días después de una etapa de caídas o viceversa se dice que el mercado ha corregido. Invertir en esos momentos sirve de muy poco. Pensar en el medio y largo plazo suele ser la fórmula para obtener mejores resultados.
  6. Entender que no hay bolas de cristal: cuando cae el mercado todo el mundo intenta entender qué está pasando y predecir qué va a pasar. Es importante entender que, para bien o para mal, nadie tiene una bola de cristal, por lo que es imposible adivinar qué pasará mañana.

Las caídas de los mercados nunca son cómodas, pero van en la propia naturaleza de los mercados. Saber mantener la calma en momentos complejos es un factor clave a la hora de invertir. Conocernos a nosotros mismos y nuestra capacidad de aguante, también lo es. Todo ello, para que nuestra inversión no nos quite el sueño y podamos obtener los mejores resultados en el largo plazo.

Los Fondos de Inversión de ING DIRECT se adaptan a distintos perfiles en función de la rentabilidad que se quiera esperar y del riesgo que se desee asumir.

En Naranja | ¿Qué tipos de fondos de inversión hay y en qué tengo que fijarme antes de contratarlos?

Conversación