¿Sabes que ahora puedes recuperar el dinero de tu plan de pensiones pasados diez años?

Todavía hay quien piensa que el dinero que se invierte en un plan de pensiones se queda inmovilizado hasta la jubilación. Aunque es cierto que los planes de pensiones son un producto de ahorro a largo plazo, ahora se permite el rescate (recuperar el capital) a los diez años de haber invertido el dinero.

Esta nueva ventana de liquidez ofrece nuevas posibilidades a aquellas personas que quieren comenzar a ahorrar en uno de estos productos, o bien a aquellas que ya estaban invertidas en ellos. El cliente que ya tiene contratado un plan de pensiones podrá recuperar su dinero a partir del 1 de enero de 2025, esto es dentro de diez años desde la aprobación de este nuevo supuesto para recuperar la inversión.

Hasta ahora, los planes de pensiones sólo se podían rescatar en caso de enfermedad grave, invalidez, dependencia severa, paro de larga duración, fallecimiento… o cuando el cliente se jubilara. En este último caso, es esencial tener presente cómo vamos a querer cobrar nuestra jubilación una vez hayamos terminado nuestra etapa laboral. Hay tres maneras:

  • En forma de capital: todo de golpe. Sólo hay que tener en cuenta que ese año nuestro impuesto sobre la renta se incrementará de manera significativa.
  • En forma de renta financiera: se cobra parte de lo ahorrado periódicamente y el resto del dinero sigue invertido en el plan generando rentabilidad.
  • En forma de renta asegurada: sobre el total ahorrado se asegura una renta durante un periodo de tiempo o de forma vitalicia.

Si estás buscando un buen plan de pensiones, en ING DIRECT tenemos uno para ti. Adaptado al tipo de ahorrador que seas: de los que aportan dinero mes a mes o una vez cada cierto tiempo. Y siempre con el importe que tú elijas y unas comisiones bajas para que, cuando disfrutes al máximo de tu dinero cuando alcances la jubilación. Entra en nuestro simulador y encuentra el producto que más se ajusta a tus necesidades.

En Naranja | Los datos que revelan que nunca es pronto (ni tarde) para empezar a ahorrar para tu jubilación

Conversación