Petróleo, China, crisis política, BCE… ¿Y si el futuro de la Bolsa se decide en realidad en la Super Bowl?

Los mercados se mueven al son de las políticas de los bancos centrales, de los datos macroeconómicos chinos, de la caída de los precios del petróleo, de la situación geopolítica de las distintas partes del mundo… pero el auténtico oráculo del mercado no es otro que la Super Bowl. No, no nos hemos vuelto locos. Casualidad o no, la gran final del fútbol americano estadounidense también tiene algo que decir en el futuro de los mercados en lo que se conoce como The Super Bowl Indicator (el indicador de la Super Bowl).

Este domingo a medianoche se celebra la edición número 50 de la Super Bowl desde el Levi’s Stadium de Santa Clara (California). Pues bien, existe una curiosa coincidencia en los mercados descubierta por el periodista deportivo Leonard Koppett en los años 70. Lo que dice es que, en función de la conferencia a la que pertenezca el equipo que gane el partido, la bolsa estadounidense (concretamente, el índice Dow Jones, uno de los principales de EEUU) subirá o bajará. ¿Qué base científica tiene esto? Cuanto menos cuestionable, pero lo llamativo es que el nivel de acierto de esta curiosa estadística es de casi un 80%.

superBowl-01-01

Este año han alcanzado la final Denver Broncos y Carolina Panthers. Los primeros pertenecen a la National Football Conference (se conoce como conferencia NFC) y los segundos a la American Football Conference (AFC, por sus siglas). A partir de aquí, la regla es muy sencilla: si el equipo de la NFC gana el partido, el Dow Jones cerrará el año con subidas. Si lo gana el integrante de la AFC, la bolsa cerrará el año con números rojos.

Esta teoría no es infalible, pero sí se cumple en multitud de ocasiones. Durante los primeros 25 años de la Super Bowl apenas hay tres (1970, 1978 y 1990) en los que la conferencia del ganador no coincidió con la máxima de subidas o bajadas en bolsa. La precisión es menor en los últimos 25 años, etapa en la que más fallos se acumulan (tres de los últimos diez años el oráculo de la Super Bowl no ha cumplido su palabra).

Al partido de este año llegamos tras dos años consecutivos de aciertos. En 2015, los New England Patriots (de la AFC) se alzaron con la victoria y el Dow Jones cerró 2015 con una caída superior al 2%. En 2014, los ganadores fueron los Seattle Seahawks, equipo perteneciente a la NFC, y el Dow Jones se anotó un 7,52%. ¿Qué pasará este año? Por lo pronto, el Dow Jones ha arrancado 2016 en negativo y actualmente acumula más de un 7% de caída. Algunos expertos, no obstante, señalan que todavía queda mucho año por delante y que el mercado americano puede brindar buenas oportunidades.

Conversación