¿Tienes un fondo, acciones, un plan de pensiones…? Así tributan en tu declaración de la renta

La Campaña de la Renta 2015 ya ha comenzado. ¿Has vendido tus acciones con ganancias? ¿Tal vez tu fondo de inversión? ¿Puede que invirtieras en un plan de pensiones durante el pasado año? En las siguientes líneas te explicamos de forma sencilla cómo tributa cada uno de estos productos de inversión para que, a la hora de hacer tu declaración no tengas ni una sola duda.

¿Cómo tributan los fondos de inversión?

Quien invierte en un fondo de inversión no tiene que tributar por sus ganancias (plusvalías) o pérdidas (minusvalías) hasta que recupera el dinero que tiene invertido en el producto. Como hemos explicado en anteriores ocasiones, los fondos de inversión permiten el diferimiento fiscal. Esto es que mientras nuestro dinero esté invertido en un fondo no tendremos que saldar cuentas con Hacienda. Esto incluye que podamos traspasar nuestro capital de un producto a otro con total libertad y sin pagar ningún impuesto por ello.

En caso de que decidamos recuperar nuestra inversión sí tendremos que ajustar nuestra posición en la Declaración de la Renta. Las ganancias obtenidas con nuestro fondo de inversión tributan como rentas de capital en la declaración de la renta de 2015 de la siguiente forma:

– Un 19,5% para las plusvalías que no superen los 6.000 euros

– Un 21,5% si las plusvalías se sitúan entre 6.001 y 50.000 euros

– Un 23,5% si las plusvalías superan los 50.001 euros

Las casillas correspondientes a los fondos en la declaración son las que van de la 268 a las 282.

¿Cómo tributan las acciones?

Las acciones que negociamos en nuestro bróker también tributan, siempre que se hayan vendido durante el año en el que se corresponde la declaración y, por supuesto, se haya obtenido algún beneficio con su venta. En caso de que no haya sido así y hayamos registrado pérdidas en la venta de nuestras acciones, Hacienda permite compensar nuestras pérdidas con nuestras ganancias, por lo que sólo tributaremos por los beneficios totales obtenidos.

Nuestras ganancias a través de la venta de acciones tributan como rentas de capital (igual que con los fondos de inversión) de la siguiente forma:

– Un 19,5% para las plusvalías que no superen los 6.000 euros

– Un 21,5% si las plusvalías se sitúan entre 6.001 y 50.000 euros

– Un 23,5% si las plusvalías superan los 50.001 euros

¿Qué ventajas tienen los planes de pensiones?

Invertir en planes de pensiones ayuda a rebajar la carga fiscal. La mecánica, como también hemos explicado en detalle en otras ocasiones, es la siguiente: todo lo que invirtamos en estos productos de ahorro para la jubilación se descontará de nuestra base imponible (de lo que ganamos al cabo del año). Así según sea el importe que aportemos a nuestro plan de pensiones podemos llegar a pasar de tener una declaración de la renta “a pagar” a una “a devolver”.

Actualmente, el límite para aportar dinero a tu plan de pensiones es de 8.000 euros o el 30% de los rendimientos del trabajo (de lo que ganemos). Hay que recordar que un plan de pensiones es un producto de ahorro a largo plazo que, según la regulación vigente, se puede rescatar (se puede recuperar el dinero ahorrado) en un plazo de diez años o bien en supuestos especiales de invalidez, enfermedad grave, desempleo de larga duración, etc.



Conversación