¿Qué es un fondo de inversión y por qué te puede interesar contratarlo?

Un fondo de inversión es una institución de inversión colectiva (IIC). No nos asustemos todavía por las siglas, aunque las veremos repetidas en muchos folletos bancarios. Para el común de los mortales, una institución de inversión colectiva se crea cuando muchas personas juntan su dinero y lo invierten en un mismo producto financiero y con una estrategia previamente establecida. Así, encontramos los fondos de inversión, una forma de invertir en acciones (fondos de renta variable), bonos (fondos de renta fija), una combinación de ambos (fondos mixtos) u otras categorías como fondos garantizados, de rentabilidad objetivo, inmobiliarios…

Hay muchos tipos de fondos de inversión pero las ventajas de invertir en ellos son comunes para todos. Vamos a repasarlas:

  • Gestión profesional: contratar un fondo de inversión es poner a trabajar a un gestor profesional para nosotros. Hay fondos en los que en los que la gestión es más activa que otros (que los gestores estén más o menos pendientes de su evolución en relación con el mercado) pero, al final, son productos que detrás tienen una cabeza pensante que siempre trabaja para sacar el máximo partido a tu dinero en función de cada momento.
  • Diversificación: cuando inviertes, nunca es bueno poner todos los huevos en la misma cesta porque, si hay problemas en esa cesta, todos acabarán en el suelo. Más allá de esta metáfora, los fondos invierten en decenas de valores, lo que permite repartir la exposición que tenemos a cada uno de ellos. Si tienes 3.000 euros para invertir, poco podrás diversificar. Ahora bien, si tienes 3.000 euros para invertir en un fondo con una cartera de 40 valores, la cosa cambia.
  • Ventajas fiscales: los fondos de inversión tienen ventajas fiscales para las personas físicas residentes en España. Esto, que se conoce como régimen de diferimiento, no es otra cosa que la posibilidad de no pagar a Hacienda por nuestras ganancias o pérdidas hasta que reembolsemos (saquemos nuestro dinero del fondo). Dicho de otra forma, puedo cambiar mi dinero de un fondo a otro de cualquier entidad y, mientras ese dinero esté invertido, no tendremos que pagar nada a Hacienda. En el momento en que lo recupere ya sí que tendremos que saldar cuentas por las ganancias o pérdidas que hayamos obtenido.
  • Acceso sencillo a cualquier mercado: comprar acciones de bolsa española es sencillo pero, imaginemos que nos interesa el mercado estadounidense. Por supuesto que se pueden comprar valores americanos pero, si quisiéramos invertir en ellos (lo suyo es hacerlo con información de los mismos), siempre es más fácil a través de un fondo que invierta en ellos, caminando de la mano de un equipo gestor profesional.

¿Esto quiere decir que invertir en un fondo de inversión es mejor que comprar directamente acciones o bonos? Pues no, sencillamente, es diferente. Con un fondo invertimos en un producto que ha sido creado y está supervisado por un equipo gestor profesional. Elegir el producto adecuado a nuestros intereses es el siguiente punto a tener en cuenta. En ING DIRECT dispones de una completa gama de fondos de inversión con comisiones competitivas que se adaptan a tu perfil inversor y a tu capacidad de ahorro. Descubre cuál es el tuyo.

En Naranja | ¿Qué son los fondos de inversión? [Vídeo]

Conversación