11 cosas que debes revisar en casa para irte tranquilo de vacaciones

Cuando se sale de vacaciones durante un cierto período de tiempo es importante tomar medidas para dejar el hogar organizado. ¿Conviene apagar el router? ¿Y la nevera? ¿Bajamos las persianas? ¿Qué puedo hacer para que parezca que estoy en casa? A continuación te contamos 11 cosas que debes revisar en casa para irte tranquilo de vacaciones:

1. Cerrar la llave del agua y del gas

Cerrar la llave del agua puede ayudar a evitar inundaciones dentro de la vivienda y afectar a los vecinos. Si se cierra la que está en la entrada, mejor que hacerlo con las de dentro. Ojo, si la llave no está en buen estado, puede ser peor el remedio que la enfermedad, dado que sería mejor dejarla abierta y evitar así el riesgo de que se pueda romper en nuestra ausencia.

Lo mismo ocurre con la llave del gas, si cerramos la de entrada a la vivienda, evitaremos problemas por alguna posible fuga o avería en el servicio.

2. ¿Apago el router o lo dejo conectado?

Muchas personas aprovechan para apagar el router cuando salen de viaje. Es una buena práctica porque así se evita el gasto en la factura eléctrica, pero hay quien dice que puede ser un síntoma de que una casa está vacía, que puede ser usado por ladrones. Ojo con el router si se deja algún dispositivo conectado a la red, como una cámara IP o un disco duro en red, porque si se apaga el router se corta la conexión a Internet y no podremos acceder a ellos en remoto.

3. Ojo a las posibles señales de “casa vacía”

A veces dejamos señales directas de que no vamos a estar en casa durante un tiempo y no nos damos cuenta. Por ejemplo, si no se enciende ninguna luz en las primeras horas de la noche, si las cartas rebosan en el buzón o si bajamos las persianas de toda la casa. Es importante dejar la casa con normalidad, sin que desde fuera se pueda intuir que está vacía porque sus habitantes están de vacaciones.

Ojo con las señales indirectas, como el mensaje de vacaciones de nuestras cuentas de email. En nuestras cuentas personales es mejor no dejar programada la respuesta automática con un mensaje que diga que estaremos fuera de casa de vacaciones.

4. Deja a una persona responsable

Buscar a una persona que se pueda hacer cargo del hogar en nuestra ausencia es una gran ayuda. Se le pueden asignar tareas como recoger el correo cada pocos días, colocar el felpudo en su sitio, explicarle cómo funcionan los elementos clave y dejarle unas llaves y los contactos principales (portero, presidente de la comunidad,…) por si se produce alguna situación que requiera de su intervención.

5. Vigila que no quede ningún aparato en stand by

Cuando se sale de viaje en vacaciones durante varios días, es un buen momento para apagar los aparatos que están en stand by y que no se van a usar durante nuestra ausencia. Así, se reduce el gasto en energía eléctrica, al evitar el consumo fantasma, y también se previenen accidentes por cortocircuitos. Si tienes un termo para agua caliente, recuerda que debes apagarlo para evitar el consumo por pérdidas de calor.

6. Por qué no debes desconectar la energía eléctrica

Cortar la corriente eléctrica en casa durante las vacaciones no es una buena idea. El motivo es la seguridad, ya que si no está conectado el timbre puede ser un indicio de casa vacía. En lugar de desconectar la corriente, es interesante activar un sistema para simular nuestra presencia en casa y así dar la sensación de que hay movimiento dentro, por ejemplo, usando el servicio IFTTT y las bombillas conectadas de bajo consumo de Philips.

7. El cubo de la basura debe quedar vacío

El cubo de la basura y todos los restos de comida deben ser retirados para evitar sorpresas a la vuelta de las vacaciones. La comida se estropea gracias a los microorganismos que contiene, que hacen mejor su trabajo con el calor y el paso del tiempo. Además de suciedad y malos olores, los restos de comida pueden atraer animales e insectos a nuestro hogar, lo cual puede provocar una vuelta de vacaciones no muy agradable.

8. Ojo con los productos perecederos

Los productos perecederos que en el momento de partir estén en buen estado, a la vuelta de vacaciones puede que se hayan estropeado. Por tanto, hay que calcular si se van a estropear en el tiempo que se va a estar fuera y, en caso de que así sea, tomar medidas. Lo ideal es aprovecharlos, en lugar de desecharlos, por ejemplo, regalándoselos a alguien cercano o donándolos a algún comedor social.

Si vacías la nevera o el congelador, ojo porque puedes encontrarte con una sorpresa a la vuelta si los dejas cerrados y con comida o restos de suciedad dentro. Hay que descongelar antes de salir de vacaciones y dejarlos vacíos y limpios para no tener problemas.

9. Cómo simular nuestra presencia en el hogar

Simular la presencia de gente dentro de casa es una de las formas que se pueden usar para evitar a los amigos de lo ajeno. Por ejemplo, se pueden usar programadores para activar la luz durante determinados momentos del día. Otra opción es usar los programadores para encender la televisión o un aparato de radio en determinados momentos del día, para que el ruido genere la sensación de “casa habitada”.

10. Sé discreto con tus planes fuera de tu entorno más cercano

Hay que ser cuidadosos con lo que se comenta de las vacaciones, dado que nunca se sabe quien podría usar esa información para entrar en nuestro hogar. Lo mismo en las redes sociales, está bien publicar nuestras mejores fotos para compartirlas con nuestro entorno, pero hay que tener cuidado por si llegan a desconocidos que podrían usarlas para saber que no estamos en casa. También es importante no comunicar públicamente fechas exactas de salida y retorno ni, lógicamente, la ubicación de nuestro domicilio.

11. Cierra la puerta con llave

Aunque es casi una obviedad, cuando se sale de casa hay que acordarse de cerrar con llave. Este pequeño gesto ayuda a ganar en seguridad. Concéntrate mientras lo estás haciendo para recordar este momento y así evitar la preocupación por si te asaltan las dudas a mitad de camino sobre si has cerrado bien la puerta.

Otro punto a favor de cerrar bien con llave la puerta y de dejar todas las ventanas cerradas es el de la cobertura antirrobo del seguro del hogar, que podría no hacerse cargo en caso de que alguien entre sin fuerza y no se hayan tomado las medidas que pide la póliza (ventanas cerradas, puerta cerrada con llave…).

Cuando se sale de vacaciones, se busca vivir nuevas experiencias, conocer nuevos lugares, descansar y, en definitiva, cargar las pilas para la vuelta a la rutina del día a día. Lo último que le gustaría a cualquiera es encontrarse una sorpresa desagradable al regresar a casa, por lo que estas recomendaciones, aunque muchas ya las conoceríais, siempre viene bien recordarlas para volver con tranquilidad.

En Naranja | El ahorro en nuestra lucha contra el calor

Conversación