Ahorra dinero al comprar entradas para no perderte ningún festival este verano

Coldplay Live

Acudir a festivales y conciertos es una actividad que a muchos aficionados a la música les apasiona. En los últimos años, en la Península Ibérica la actividad musical ha repuntado y los “saraos musicales” en España y Portugal se multiplican con variedad de oferta de calidad.

Al mismo tiempo, cada vez hay más personas que se deciden a disfrutar de este tipo de eventos musicales, siendo en ocasiones muy difícil adquirir entradas por la gran afluencia de público. En este post, vamos a ver algunos trucos para ahorrar al comprar entradas de festivales y conciertos y así poder disfrutar de nuestros artistas favoritos a un mejor precio.

Lo primero es estar bien informado del calendario de conciertos

Lo primero que debemos saber es que cuanto antes nos pongamos en faena, mejores precios conseguiremos, ya que podremos optar a todos los tipos de entradas disponibles a la venta, desde las más baratas, hasta las más caras. Para ello, podemos recurrir a servicios online de información de conciertos, como Nvivo y Songkick, los cuales nos avisan indican los conciertos de cada día en una localidad e incluso nos avisan por email o alerta al móvil de los que vayan anunciando nuestros grupos favoritos.

Estos dos servicios están disponibles a través de la web y de app para iPhone, de tal manera que eliges tus artistas favoritos o le dices que escanee los que tienes en tu cuenta de iTunes o Spotify (este último sólo Songkick), eliges una o varias localizaciones y te proporciona una lista con los conciertos disponibles y los precios de las entradas.

En nVivo encontramos más conciertos de grupos españoles que en Songkick, mientras que esta última está integrada con Spotify, como aplicación para esta plataforma y permitiendo escanear la música que tenemos en nuestras listas. Ambas son imprescindibles para todos los fans de la música que quieran estar informados de los conciertos.

En conciertos y festivales, hay que ser rápido comprando

Ser rápido comprando siempre ayuda. Las entradas más baratas suelen agotarse más temprano, quedando para el final las peores en relación calidad-precio. Esto significa que las últimas entradas disponibles serán aquellas en las que el precio sea más alto o, en el caso de localidades numeradas o acotadas, en ubicaciones en las que se ve algo mal o cuentan con algún inconveniente (esquinas, columnas amenazando el campo visual o incluso asientos detrás del escenario,…).

En los festivales, suelen ser más baratos los abonos de varios días que las entradas sueltas. Desde hace años son varios los que utilizan la estrategia de precio creciente, lo que significa que sacan a la venta los abonos y entradas meses antes de que se celebre el espectáculo, incluso antes de publicar el cartel, con un precio reducido y una fecha límite de compra. Pasada esa fecha, el precio se incrementa unos euros. Esto se repite varias veces, hasta que llega el gran día y los grupos empiezan a tocar, pudiendo llegar a duplicar el precio de la entrada con respecto al inicial.

Si tenemos claro que vamos a acudir a un festival que vende entradas con esta estrategia, está claro que cuanto antes compremos, mejor. Lo mismo con los billetes de avión o el alojamiento, en el caso de que fueran necesarios, ya que cuanto antes compremos, más opciones de conseguir buenos precios tendremos.

La segunda mano también funciona en la compra-venta de entradas

A veces, hay gente que dispone de entradas de conciertos a los que no va a asistir, así que decide ponerlas a la venta. Si te quedas sin entradas para ver a tu grupo favorito, antes de tirarte de los pelos, echa un ojo en Seatwave, servicio que se dedica a vender las entradas de la gente que no va a asistir a conciertos.

En el servicio Seatwave, disponible como página web o como app para iPhone, podemos buscar a un grupo concreto y ver para qué localidades se venden entradas para verlos en directo. Si resulta que nos encaja, lo más normal es encontrarse con diferentes precios y nosotros podemos elegir a quien se las vamos a comprar.

En mi caso, probé en noviembre de 2011 a comprar entradas para ver al grupo The Good, The Bad and The Queen en Londres y encontré 2 por 10 libras, un precio verdaderamente interesante, tratándose de un concierto bastante exclusivo y de un grupo muy valorado en la capital inglesa. Ejecuté la compra online, a través del iPhone y me indicaron que recogiera las entradas en una tienda física en el centro de Londres. Todo fue sobre ruedas y Damon Albarn y los suyos lo bordaron.

En Naranja | Servicios y aplicaciones para ahorrar cuando nos vamos de viaje
Imagen | Bradii

Conversación

  • mariocobretti

    Genial!!! Ahora ya sé en donde voy a comprar las entradasss!!!

    PD: Qué envidia el concierto de la foto, yo no me pierdo del próximo concierto de Colplaaayyy!!!

  • probertoj

    Si no has comprado la entrada con mucha antelación, cuando los precios pueden estar rebajados a más del 50% (pero sin conocer la mayor parte del cartel, claro), otra buena opción es esperar a los días previos al festival, cuando suelen aparecer en foros oficiales abonos de gente que la compró con tiempo y ahora no puede ir. No tiene nada que ver con la reventa, porque la mayoría de estas personas necesitan vender la entrada y piden menos dinero del que en ese momento costaría un abono en taquilla oficial.

  • Diego Lorenzana

    Yo quiero ver ColdPlay!!!