Ahorrar con un dispositivo de telepeaje sin cambiar de banco

Los dispositivos de telepeaje ayudan a que los desplazamientos de vehículos por carreteras de pago sean más ágiles. Permiten realizar pagos sin parar la marcha, por eso quienes los instalan pueden ahorrar tiempo y dinero. No todos los conductores lo instalan en su vehículo, pero gracias a que están incorporando nuevos servicios que permiten pagar con telepeaje, como son aparcamientos públicos en ciudades, tal vez más conductores se animen a llevar uno.

Cómo funcionan los dispositivos de telepeaje

Al contratar un servicio de telepeaje, el conductor recibe dos cosas:

  1. Un dispositivo que se instala fácilmente en el vehículo, cuya misión es pagar (por ejemplo, cuando se viaja por una vía de peaje y en servicios de aparcamiento).
  2. Un medio de pago, que viene siendo una tarjeta de crédito integrada en el dispositivo.

Si se contrata el dispositivo de telepeaje en una entidad bancarias, es posible que ésta exija disponer de una cuenta bancaria en ella, mientras que otras lo permiten como si fuera una tarjeta sin cambiar de banco. Hay entidades que ofrecen el servicio directamente, mientras que otras lo hacen en colaboración con terceras empresas, como es el caso de ING DIRECT y Pagatelia. Además, hay empresas que no son bancos y ofrecen este servicio, por lo que requieren una cuenta o tarjeta de crédito para soportar los cargos.

Los servicios de telepeaje suelen llevar asociados algún tipo de comisión de mantenimiento del sistema, que suele ser de cargo anual. Algunas ofertas incluyen el pago por el dispositivo VIA-T en esta comisión de mantenimiento, mientras que otras lo cobran aparte o lo incluyen como un servicio vinculado a un contrato de permanencia, igual que se hace en el sector de la telefonía.

Los pagos por los servicios disfrutados, suelen realizarse una vez al mes, dado que los servicios de gestión de las vías de peaje y aparcamiento, no cuentan con capacidad para procesarlos en tiempo real. Lo que se suele hacer es agrupar todos los pagos realizados de un período de tiempo y los envían al cobro en un único cargo mensual, lo que simplifica mucho los trámites.

Algunos servicios de telepeaje funcionan como servicios prepago, que hay que cargar para poder disponer de saldo para pagar en carreteras de peaje y aparcamientos. Normalmente no se suele cobrar una comisión por recargar, pero podría contemplarse en contrato.

Por qué merece la pena instalar un dispositivo de telepeaje en tu vehículo

Los dispositivos de telepeaje ayudan a ahorrar tiempo y dinero, además de ayudar en el control de los gastos del coche. Estas son algunas de sus ventajas principales:

  • Los gastos en concepto de peajes y aparcamiento se recogen en un único registro, lo que facilita el control y revisión de los mismos.
  • Algunos sistemas añaden al nombre de la vía o del aparcamiento la geolocalización de los mismos, lo que contribuye a que el control sea más sencillo.
  • Para atender los gastos de telepeaje y aparcamiento basta con un único contrato y un único pago periódico, normalmente mensual, lo que simplifica los trámites y gestiones.
  • Se reducen los tiempos de viaje, sobre todo cuando el tráfico es más denso y se producen colas para pagar el peaje.
  • Si se viaja con mucha frecuencia por vías de pago, el ahorro de combustible puede llegar a ser significativo, al evitar la parada y el arranque del vehículo para pagar en cada peaje.
  • Se reduce el riesgo de accidente, por el típico despiste o falta de pericia cuando se atiende una cola para pagar un peaje.
  • Es más cómodo viajar sin tener que hacer paradas innecesarias, sobre todo cuando son personas mayores o niños.
  • Permiten acceder a ofertas por uso frecuente y descuentos especiales, que con otros medios de pago no suelen estar disponibles.

Conclusiones

Los dispositivos de telepeaje ayudan a los conductores, al evitar que en trayectos por vías de pago tengan que pagar y, desde hace poco tiempo, facilitando la tarea de pagar por aparcar en parkings públicos. Hacen que conducir sea más sencillo, ahorrando tiempo y dinero.

También ayudan al control de los gastos de peaje y aparcamiento, al unificarlos en un único recibo y un único registro de movimientos, incluyendo la información de la geolocalización de los pagos.

Es posible que en un futuro cercano podamos ver este tipo de dispositivo como medio de pago válido en nuevos servicios y pagar sin bajarse del coche. Por ejemplo, un dispositivo ViaT podría encajar para pagar el combustible en gasolineras, para el pago de comida en el MacAuto o una pizza que se va a recoger al local para que salga más barata.

En Naranja | Viajar por autopista: cuando ahorrarte un peaje supone un mayor gasto en desplazamiento
Imagen | Pagatelia

Conversación

  • Sin duda alguna este tipo de dispositivos son bastante utiles para pagar en los telepeajes sin tener que llevar las monedas y esperar las colas.

  • Pingback: Así ahorramos los españoles al volante [Infografía] - En Naranja, ING DIRECT()

  • Nacho Teller Cidrón

    La verdad es que estos dispositivos via t son muy utiles, pero como recomendacion me parece mucho mejor las tarifas y el servicio en este caso de bip&drive, y tampoco te hace falta cambiar de banco porque puedes pagar con cualquier tipo de tarjeta y de cualquier entidad bancaria incluso de american express como es mi caso. Espero que sirva de ayuda para la gente que este investigando y viendo cuales son las mejores opciones a la hora de adquirir un dispositivo via t.