Ahorrar tiempo para ahorrar dinero

El tiempo es oro

El tiempo es oro. Esta frase tradicional define a la perfección la importancia que tiene gestionar bien nuestro tiempo para aprovechar al máximo nuestros recursos. Es una buena idea llevar esta máxima a los servicios que tenemos contratados y que pagamos por tiempo o por cantidad consumida, para así poder gastar lo justo y arañar euros en cada factura.

En esta entrada de domingo, vamos a ver algunos puntos donde podemos ahorrar si aprovechamos mejor el tiempo, a la hora de usar los servicios que tenemos contratados.

Ahorrar tiempo llamando por teléfono es gastar menos dinero

Es muy fácil comprender que, al llamar por teléfono, cuanto menos tiempo pasemos colgados del auricular, menos pagaremos. Sí, es cierto que existen las tarifas planas y onduladas, las ofertas para ciertas llamadas o en determinados momentos o a unos números concretos, pero la regla general que deberíamos aplicar es la de hablar por teléfono sólo lo imprescindible.

Usar los mensajes sms y chats como sustitutos de las llamadas que, tal y como hemos comentado en este blog, son una alternativa que no debemos dejar de lado para ahorrar en la factura de móvil.

Con lo que comunmente conocemos como “tarifas planas”, es importante tener en cuenta que en realidad son paquetes de minutos. Es decir, se paga una cantidad de dinero a cambio de poder llamar un tiempo determinado por teléfono. Alguna gente tiene estas tarifas “porque habla mucho”, pero al final resulta que habla muchos minutos porque tiene contratada la tarifa plana. Es decir, es una pescadilla que se muerde la cola: “hablo porque ya está pagado”.

Si nos paramos a revisar las llamadas realizadas, seguro que podemos reducir el total de minutos consumidos y optar por una opción más barata o que incluso no sea necesario un paquete de minutos prepagado ¿Hace cuanto que no revisas tu factura?

Con los suministros de la casa, el tiempo también cuenta

Los suministros de la casa típicos de luz, agua y gas son un punto de gasto importante en cualquier hogar. La calefacción, la cocina, el aseo diario, el lavado de la ropa y la limpieza de la vivienda, son algunas de las actividades que generan estos consumos.

Si aplicamos la máxima de que el tiempo es oro o, como ya decimos en el título del post, si nos concienciamos de que ahorrar tiempo es ahorrar dinero, podremos gastar menos en estos consumos a lo largo de cada mes. Es cuestión de pensar un poco y salen oportunidades de ahorro por todas partes.

En la cocina, a la hora de preparar nuestros platos, debemos seleccionar con cuidado los elementos que vamos a utilizar. Si vamos a calentar agua, lo ideal es elegir la cacerola más pequeña posible, utilizar la mínima cantidad de agua y ponerlo a calentar en el fuego que se adapte a su tamaño, con la potencia adecuada y durante el tiempo necesario (ni un minuto más).

En resumidas cuentas, para cocer un huevo a nadie se le ocurre coger la olla express, llenarla hasta arriba de agua y meterla en el fuego más grande y a tope de potencia. Sin embargo, son menos los que se fijan en los pequeños detalles a la hora de cocinar y aprovechan el calor de un fuego recién apagado para cocinar el siguiente plato, usan la cantidad de agua justa y parar de cocinar en el momento adecuado, evitando tirar calor que ya no necesita la comida ya cocinada.

Con el agua que utilizamos para el aseo, ocurre lo mismo. En esta época de invierno, es muy típico abrir el grifo por la mañana para dejar que corran los primeros litros, que llegan gélidos a nuestra vivienda. Podemos aprovechar este agua fría para llenar el cubo con el que vamos a fregar el suelo más tarde y estar más pendientes de la llegada del agua caliente para no despilfarrarla.

Conclusiones

Con el agua consumida, al cabo del tiempo, habremos transformado los cubos de agua en euros. Con el teléfono, lo mismo, esos segundos que ahorramos en cada conversación, se transformarán en minutos y, por extensión, en un importe menor en la factura de cada mes.

Con el gas y la electricidad, lo mismo ¿A qué esperas para comenzar a ahorrar tiempo para ahorrar dinero?

En Naranja | Gasta menos energía prestando atención a cinco pequeños detalles
Imagen | Stuart Miles

Conversación

  • probertoj

    Otro ejemplo: compra online

  • Pablo Herrero

    Efectivamente, otro ejemplo y bueno. Todo lo que sea ahorrar un poco en cada cosa, al final, suma y permite obtener importantes ventajas con el ahorro.