Cómo ahorrar viajando con niños

Viajar en familia es una experiencia genial, pero que exige una buena dosis de organización para poder mantener el presupuesto a raya. Para las familias que viajan con niños toda ayuda es bienvenida, sea en forma de consejos de ahorro o sobre como organizarse mejor, como los que hemos preprado y te contamos a continuación:

Si viajas con niños, apunta estas opciones de ahorro

Ofertas descuento “menores no pagan”

Las compañías del sector turístico muchas veces promocionan sus servicios ofreciendo importantes descuentos para los menores de la casa. En algunos casos pueden llegar a ser del 100 % sobre la tarifa de adulto, por lo que siempre conviene preguntar a la hora de reservar transporte o alojamiento.

Tarjeta Sanitaria Europea

La Tarjeta Sanitaria Europea es el documento que permite recibir prestaciones sanitarias durante una estancia temporal en cualquier territorio del Espacio Económico Europeo o Suiza. El servicio recibido puede ser gratuito o pagando una pequeña cantidad de dinero, en función de cómo tenga organizado el sistema de los seguros sociales cada país.

Siendo los más pequeños un segmento sensible a virus y otros problemas de salud cotidianos, nunca puede faltar en la cartera este documento cuya expedición es gratuita y tiene validez de hasta dos años, siempre que se tenga derecho a recibir la prestación en España. Llevarla encima evitará que la cuenta de gastos de un viaje se dispare por culpa de tener que pagar servicios médicos extraordinarios.

Servicios especializados en niños

En muchos hoteles disponen de servicio de club infantil y otros especialmente pensados para que los niños disfruten al máximo. Pueden ser la solución para que los pequeños estén bien atendidos y así evitar tener que viajar con una cuidadora o contratar una en el destino

Por tanto, a la hora de reservar, conviene preguntar para valorar qué opción interesa más. A veces, es mejor una solución conjunta (junior suite, hotel con club infantil y aupair, etc.) que organizar toda la “logística infantil” por separado.

Familia numerosa

El Título de Familia Numerosa permite acceder a descuentos para ahorrar en transporte, alojamiento y comida, entre otros. Dependiendo de cada caso, el ahorro puede ser de unos pocos euros, a una cantidad considerable, por lo que siempre viene bien buscar esta opción a la hora de contratar un viaje:

  • Transporte aéreo: 5 % para familia numerosa general; 10 % para familia numerosa especial.
  • Transporte marítimo: 20 % para familia numerosa general; 50 % para familia numerosa especial.
  • Transporte terrestre por tren y autobús: 20 % para familia numerosa general; 50 % para familia numerosa especial.

Además, es importante viajar siempre con algún documento acreditativo de la condición de Familia Numerosa, para poder mostrarlo si lo requiere alguna compañía que nos ha aplicado un descuento. En caso de no poder justificar esta condición, es posible que se pierda el derecho a viajar con descuento y haya que pagar más.

Organizarse como un ninja para pagar menos

Organizarse bien es fundamental para ahorrar a viajar. Si se hace con anticipación, se puede pensar la mejor forma para optimizar las rutas, pero también las maletas, los horarios y las diferentes opciones para comer y moverse en el destino:

Un tipo de maleta para cada forma de viajar

Cada forma de viajar invita a elegir un tipo de maleta óptimo. En los viajes en coche con niños, las maletas blandas resultan ideales porque permiten aprovechar al máximo el espacio en el maletero, ya que siempre dan un poco de sí al encajarlas y rellenan mejor los huecos que las maletas duras.

Gestionar bien el equipaje

Cuando se viaja con niños, es importante hacer una selección de lo imprescindible para evitar llevar demasiadas cosas y que las maletas se conviertan en algo inmanejable o haya que pagar sobrecostes por cargos de equipaje. Evitar lo innecesario y gestionar bien el equipaje es fundamental para llevar lo justo.

Por ejemplo, una alternativa a llevar productos de aseo en la maleta es comprarlos en el lugar de destino, aunque sea con un pequeño sobrecoste (ojo porque en lugares turísticos a veces son muchos más caros). Otro ejemplo es optar por llevar menos ropa y usar un servicio de lavandería en el hotel o uno público, o una lavadora si se trata de un apartamento. Hay que pensar bien este tipo de ahorro porque no siempre compensa.

Planificar las rutas para encajar los horarios

Una buena planificación de las rutas para viajar permite optimizar otros gastos, como los de comida. Si se organiza atendiendo a las necesidades de los más pequeños, siempre resultará más fácil viajar y se evitarán sobrecostes por tener que pagar en restaurantes y otros servicios.

Por ejemplo, si se prepara comida para llevar en un tupper, se puede ahorrar en gastos de manutención y programar en la ruta una parada en un lugar que encaje para viajar de forma cómoda y segura. Así se gasta menos y también se evitan colas y esperas para ser atendidos para comer.

En Naranja | ¿Vas a usar el móvil en el extranjero? Anticípate para no pagar los datos a precio de oro | Ya tienes el vuelo y el hotel más barato: ¿Por qué no ahorras también en tus visitas turísticas?

Conversación