¿Alquilarías tu coche a un tercero para ahorrar?

En los últimos años, han surgido negocios de alquiler de viviendas entre particulares, que nos sirven para ganar un dinero extra si decidimos alquilarlos. Siguiendo el mismo concepto, han surgido empresas que gestionan el alquiler de coches entre particulares. Y tú, ¿alquilarías tu coche a un tercero para ahorrar?

Cómo funciona el alquiler de coche entre particulares

El funcionamiento de las empresas de alquiler de coches entre particulares es muy sencillo. Permite que los propietarios de vehículos privados los alquilen a terceras personas que lo necesiten uno durante un tiempo determinado.

Las ventajas principales que ofrecen estos sistemas para las personas que quieren alquilar un coche son los precios competitivos, sistemas de contratación flexibles y disponibles 100% online y un catálogo de vehículos diferente al de las empresas de alquiler de coches tradicionales.

Para quien quiera alquilar su coche, la mayor ventaja es que puede poner fácilmente su vehículo a disposición de terceras personas que lo quieran alquilar, aprovechando los períodos en los que no vaya a usar el vehículo y así ganar un dinero extra.

Como principales desventajas están el riesgo de dejar el vehículo a un tercero, aunque para mitigarlo los servicios de alquiler incluyen en todos los casos un seguro a todo riesgo, que se contrata adicionalmente al seguro obligatorio del vehículo.

Además, al rodar el coche más kilómetros, se produce un incremento del gasto de mantenimiento del coche, que se debe considerar en el precio del alquiler para que la operación salga rentable al propietario del vehículo.

Empresas que gestionan alquiler de coches entre particulares

El mercado de alquiler de coches entre particulares en España tiene como protagonistas a tres empresas principales: Drivy, SocialCar y Amovens. En la siguiente tabla puedes ver una comparativa de los servicios que ofrece cada una y el coste de cada uno:

Comparativa Alquiler de coches entre particulares

¿Qué dice la ley de los servicios de alquiler de coches a terceros?

Para prestar el servicio de alquiler de coches a un tercero, el propietario del vehículo no necesita una licencia administrativa, según el según el Artículo 133.1 de la Ley 16/87 de Ordenación del Transporte Terrestre (BOE).

Lo que sí se necesita es declarar la actividad y tributar por los rendimientos obtenidos de ella, lo que significa que el propietario de un vehículo alquilado a un tercero debe emitir factura por cada servicio y tributar en consecuencia, de acuerdo con la situación particular de cada persona (alta en autónomos, declaración de actividad profesional, etc.).

En caso de duda, las empresas de alquiler de coches entre particulares suelen aconsejar a sus usuarios recurrir un profesional que pueda asesorarles sobre las obligaciones y derechos que en su caso genera esta actividad.

En todos los casos, las transacciones se realizan mediante un contrato de alquiler entre el propietario del vehículo, la empresa intermediaria y la persona que lo alquila, quedando todas las condiciones a las que están sujetas todas las partes recogidas en este documento (ejemplos de contratos: SocialCar, Drivy, Amovens).

En Naranja | Este año sí que voy a compartir coche para ir al trabajo ¿qué opciones tengo?
Imagen | Kaboompics

Conversación