Aunque no estés obligado a presentar la Declaración de la Renta, te interesa comprobarla

Hay personas que, por la cuantía y el tipo de ingresos que perciben, no están obligadas a presentar la Declaración de la Renta, al no alcanzar los requisitos mínimos exigidos por la Agencia Tributaria. Pero ojo, porque que estén exentas no significa que no les interese calcular su declaración.

¿Quién está obligado a presentar la Declaración de la Renta

La Agencia Tributaria obliga a todos los contribuyentes a presentar la Declaración de la Renta, exceptuando a algunos grupos de personas que no alcanzan unas cuantías mínimas de ingresos y que, por su situación menos favorecida, quedan exentos:

Están obligados a declarar (sea confirmando un borrador o presentando una declaración)  todos los contribuyentes personas físicas residentes en España, excepto los que hayan percibido, exclusivamente, rentas procedentes de:

  • Rendimientos del trabajo personal, iguales o inferiores a 22.000 euros anuales procedentes de un solo pagador, o 11.200 euros si provienen de varios pagadores. 
  • Rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidas a retención o ingreso a cuenta, con el límite conjunto de 1.600 euros anuales.
  • Rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de letras del tesoro y subvenciones para adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado, con límite conjunto de 1.000 euros anuales.

Para cada uno de los 3 grupos anteriores existen excepciones y casos particulares que se pueden consultar con detalle en la web de la Agencia Tributaria.

Estar exento de presentar la Declaración no significa que no haya la obligación de tributar. Por ejemplo, un trabajador por cuenta ajena que cobra 10.000 euros anuales de un sólo pagador está exento de presentar la Declaración, pero tributa por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas con la retención que la empresa le practica en cada nómina.

Por qué me interesa presentar la Declaración de la Renta si no estoy obligado

Para saber si nos corresponde alguna devolución, debemos solicitar el borrador a la AEAT o preparar la Declaración desde cero con el programa Padre. Si el resultado sale negativo podemos presentar la declaración para que la Agencia Tributaria nos reembolse el importe resultante.

Este resultado negativo aparece cuando se ha tributado por I.R.P.F. más de lo exigido durante el ejercicio, bien porque la empresa le practica al contribuyente más retenciones de las que corresponden en el ejercicio, o porque la persona tiene derecho a aplicar una deducción que minora la cantidad que debe aportar en el impuesto.

De esta manera, es fácil comprender que cuando la Declaración de la Renta sale a devolver, interesa presentarla para obtener un ingreso extra, aunque no estemos obligado a ello.

¿Qué hago si no he recibido el Borrador de la Declaración?

Por defecto, la AEAT elabora el Borrador de aquellos contribuyentes que tienen derecho, salvo de aquellos que deben presentar la Declaración siguiendo el modelo ordinario. Esto se debe a que hay algunos contribuyentes para las que la AEAT no dispone de los datos para calcular su Declaración y, por tanto, tienen que aportarlos ellos (por ejemplo, profesionales, empresarios, ganaderos, agricultores, entre otros).

Si no has recibido el borrador, puedes solicitarlo a la AEAT a través de su web, desde el 7 de abril y hasta el 30 de junio de 2015, siguiendo las instrucciones que indica y con la ayuda del DNIe, certificado electrónico, Cl@ve PIN o número de referencia.

Las personas que hayan marcado la casilla 110 del borrador o de la Declaración de la Renta 2013 recibirán el Borrador por correo ordinario, a partir de mayo, salvo que se haya visualizado por Internet.

¿Dónde puedo conseguir los datos fiscales necesarios para mi Declaración?

Muchas veces ocurre que faltan datos fiscales necesarios para incluir en la Declaración de la Renta. Si te ocurre esta situación, debes ponerte en contacto con la empresa que los haya generado y solicitárselos, dado que tienen la obligación de emitir esta información y entregársela al contribuyente para que pueda cumplir con sus obligaciones.

Normalmente, las empresas envían a sus trabajadores un certificado de las retenciones practicadas en concepto de IRPF en su nómina a lo largo del ejercicio. Otras empresas, como los bancos, suelen informar a sus clientes de las retenciones practicadas por distintas operaciones como, por ejemplo, el pago de intereses por depósitos.

En Naranja | Cómo presentar la Declaración de la Renta con ING DIRECT [Vídeo] | Declaración de la Renta 2014: todo lo que necesitas saber

Imagen | TheAngryTeddy

Conversación