Cinco claves para jugar a la lotería con cabeza y no morir en el intento

El mes de diciembre está a la vuelta de la esquina. Para muchos es época de reencuentro con amigos y familiares, con los que se acostumbra a intercambiar décimos de lotería para repartir suerte. Para que este trasiego de décimos no sea un desmadre, hemos preparado para ti cinco claves para jugar a la lotería con cabeza y no morir en el intento:

1 Según las matemáticas, estas son tus opciones

Si vas a jugar a la lotería, lo primero que debes saber es que se trata de un juego de probabilidades. Es puro azar y no hay que esperar nada porque lo más probable es que ocurra justamente esto: “nada”.

En el caso de la Lotería de Navidad, los 20 euros gastados en un décimo otorgan una probabilidad de que toque el gordo de 1/100.000, o lo que es lo mismo, un 0,00001%. El reparto de premios de este sorteo es del 70% de lo recaudado, lo que significa que tenemos una esperanza de recuperar 14 euros por décimo.

2 Fija un presupuesto para saber decir “no”

Es un consejo que puede parecer muy obvio, pero en la época navideña es fundamental contemplar un presupuesto para los juegos de azar. El problema está en dejarse llevar, en lo difícil que resulta gestionar bien la costumbre de intercambiar décimos de lotería y el juego en grupo.

Un presupuesto nos ayuda a fijar una cantidad a gastar, a comprar con anticipación los décimos necesarios y a estar preparados para esas situaciones en las que debemos decir que “no” para evitar el juego de intercambio o participación en grupo cuando no procede. Si toca y decimos que no, no es el fin del mundo. Si gastamos de más, más probable que recibir un premio, en los siguientes meses nuestro presupuesto puede verse seriamente tocado.

3 No le busques tres pies al gato

Hay personas que compran la lotería un establecimiento determinado porque “tiene más probabilidad de que toque un premio gordo”, situación que a veces se magnifica porque sale reflejada en imágenes de grandes colas para comprar lotería publicadas en medios de comunicación.

Estos planteamientos no tienen ninguna base científica. Todos los décimos de lotería tienen idénticas opciones. Lo que en realidad ocurre es que, por pura estadística, es normal que distribuya premios un establecimiento que venda más.

Tampoco sirve de nada aplicar “métodos infalibles” o las “combinaciones extrañas” para cubrir unos juegos con otros. Los juegos de azar son cosa de pura suerte y en el corto y largo plazo, está sobradamente demostrado que no existen atajos.

4 Evita jugar mal acompañado

En los juegos de azar es importante tener claras las ideas y no dejarse influenciar por malas compañías o gente que cree saberlo todo. Por eso, en caso de duda, es mejor jugar solo que mal acompañado, huyendo de charlatanes y vendedores de humo.

Los problemas típicos cuando se comparte juego con la persona equivocada son problemas a la hora de cobrar cuando un décimo resulta agraciado, dudas sobre la legalidad de lo jugado, cuentas que no cuadran, entre otras que a buen seguro preferirás evitar.

5 Ten los pies en la tierra en todo momento

Es bonita la ilusión de jugar en familia o en grupo, pero es importante tener los pies en la tierra en todo momento. Tanto si toca como si no, hay que saber asimilar la situación y mantener el tipo.

Si no toca ningún premio gordo, que es lo normal, hay que saber reconocerlo. No es el fin del mundo y seguro que hay muchas cosas que valorar a nuestro alrededor.

Si toca, algo poco probable pero que puede suceder, hay que saber estar y dejar que pase algo de tiempo para tomar decisiones importantes. Ya habrá tiempo para dejar bien el trabajo o realizar compras de calado. Si el premio es en un décimo compartido, hay que cumplir lo pactado con terceras personas siempre, aunque fuera de palabra.

En Naranja | ¿Sabes dónde vas a invertir los 400.000 euros del Gordo de la Lotería de Navidad?
Imagen | Donations

Conversación