Que la cuesta de enero no te impida disfrutar de las rebajas: cinco consejos para suavizarla

Como cada enero, el fin de las fiestas navideñas marca el inicio de las rebajas. Cuesta romper con las costumbres, y por eso todavía mucha gente espera al día después de Reyes para cazar la mayor ganga, aunque desde primeros de año, descuentos del 50 y 70% inundan los escaparates.

Después de los gastos extras navideños, hay que ser cautos si no queremos que este mes, en el que se producen además las subidas de gas y electricidad, se convierta en un obstáculo infranqueable. Aun así, es posible disfrutar de las rebajas y suavizar la cuesta de enero con estos consejos.

Revisa el armario antes de salir de casa

Has esperado pacientemente a que llegaran las rebajas para renovar el armario, pero tampoco se trata de cambiarlo todo. Antes de salir de compras es prioritario revisar el armario para ver qué se necesita y no volver con más pantalones y jerséis de la cuenta, y seguir sin un abrigo para el frío invierno. Tampoco se debe olvidar el calzado y los complementos al hacer la lista.

Fija un presupuesto realista

Con la lista hecha, el siguiente paso es calcular un presupuesto de gasto realista. ¿Cómo se hace? Muy sencillo, fijando un techo de gasto para cada cosa que vamos a comprar. Si luego la compramos más barata, tenemos más dinero para gastar en otra prenda de la lista o para darnos un capricho.

Comprueba los descuentos

Grandes carteles anuncian descuentos del 70% en los escaparates. El problema es que no reparamos que en pequeño aparece la palabra “hasta” y cuando cogemos las prendas el descuento es menor de lo esperado. Para calcular el porcentaje real de la rebaja no se necesita ir con la calculadora; es fácil si seguimos una sencilla regla de tres. Si el descuento es solo del 20% podemos esperar a las “segundas rebajas” en las que seguramente se rebajará el 50%.

Saca partido de los cambios

A pesar de su buena intención, Papa Noel y los Reyes a veces no aciertan con los regalos, por lo que hay que cambiarlos por otros más a nuestro gusto. Si se hacen los cambios ahora, se puede obtener alguna ventaja, porque al estar los productos rebajados es posible conseguir un dinero extra para gastar en otra cosa de la lista.

Aprovecha la comodidad de comprar online

Por mucho que nos guste ir de compras, cuesta aguantar las aglomeraciones en las tiendas y las colas en los probadores cuando se va de rebajas. Para evitarlo muchas veces se compra sin probar y luego hay que volver a la tienda a cambiarlo. Una alternativa para ir cómodamente de rebajas es comprar en las tiendas online, porque tienen los mismos descuentos o incluso superiores que las tiendas físicas con la ventaja de que lo traen a casa.

Si con estos consejos no consigues comprar en las rebajas sin sufrir la cuesta de enero, anota una última recomendación, pon en marcha un plan de ahorro ya para disponer de dinero extra para gastar en las próximas rebajas.

 

En Naranja | Rebajas: estos son todos los trucos matemáticos que necesitas saber para que no te engañen

Conversación