Coches compartidos, viajeros ubicuos

Carpooling

Compartir coche ahorra dinero, gasolina y favorece al medio ambiente. Esto, que puede parecer obvio, no lo es tanto. Por ejemplo, la Universidad de Valencia lanzó hace unos días sus propias conclusiones al respecto. Si sus estudiantes decidiesen compartir coche, ahorrarían 186.000 litros de combustible, entre 264.000 y 272.000 euros anuales.

Esta práctica, que ha sido bastante común desde hace años entre trabajadores de una misma empresa que viven cerca, ha conseguido un repunte considerable en los últimos tiempos gracias a que Internet le ha ofrecido vías para solucionar algunas de sus principales carencias. ¿Conoces cómo funciona y qué plataformas pueden ayudarte a compartir coche? Hoy te ayudamos.

El Carpooling: entre el racionamiento y la comodidad

Aunque compartir coche con conocidos o extraños es una práctica que nace casi con el propio automóvil, el carpooling (su denominación anglosajona) ha estado potenciado en determinados momentos por los propios gobiernos, como suele pasar siempre que hay periodos de crisis. Por ejemplo, fue una de las tácticas de racionamiento en EEUU durante la II Guerra Mundial y tuvo su primer gran pico de notoriedad en los 70, en las grandes crisis energéticas y del petróleo de la época. Antes, países como Alemania habían llegado a idear las Mitfahrzentrale, empresas que usaban las inmediaciones de las paradas de autobuses para poner en contacto a pasajeros y conductores de una misma ruta.

Sin embargo, desde los 80 hasta la década pasada, compartir coche fue menos habitual y sólo la aparición de internet cambió la tendencia. La crisis en la que vivimos hoy en día ha facilitado que, de nuevo, sean los propios gobiernos los que apoyen el carpooling. Por ejemplo, este año varios ayuntamientos españoles han anunciado que iban a reducir su flota de vehículos fomentando coches compartidos (y eléctricos) mientras que también grandes empresas han pasado a la acción y promueven el carpooling entre sus trabajadores.

Incluso los propios fabricantes de automóvil han decidido pasar a la acción y ofrecer soluciones de coche compartido. Renault con su Twizy, Daimler con Car2Go o más empresas del sector fomentan los alquileres mensuales de coches pensados para el car-sharing. Hasta estaciones de esquí como la de Vallnord en Andorra han decidido impulsar esta modalidad.

Quizás la apuesta más visible que se ha hecho por esta práctica ha sido en aquellas ciudades de EEUU donde uno de los carriles de autopistas y carreteras muy transitadas se ha reservado para coches compartidos. De esta manera, como quienes usan el transporte público, quienes viajan en esta modalidad tienen prioridad frente a otros conductores y pueden reducir el tiempo de los trayectos.

Internet, los smartphones y el don de la ubicuidad

Tradicionalmente, las principales críticas que se han hecho a compartir coche han estado basadas en la poca flexibilidad de los trayectos (no podíamos coger un vehículo de este tipo por la calle) o que, al ser una práctica minoritaria, no siempre se tenía acceso a ella. Ambas están superándose gracias a las plataformas que en internet ofrecen la posibilidad de compartir coche y que, además, incorporan a su oferta el uso de smartphones con capacidad de geolocalizarnos.

El coche compartido y quienes lo ofrecen tienden así a la ubicuidad: la idea es que siempre haya cerca uno disponible. Y, además, reduce el miedo de viajar con desconocidos, al incorporar los sistemas de valoración y reputación que se usan en los servicios online. Veamos algunos de ellos.

¿Qué plataformas de coche compartido puedo usar?

* Carpooling.es: Antes llamada Conduzco.es, fue de las primeras en apostar por la geolocalización de los usuarios que compartían coche. De origen alemán y basada precisamente en esas Mitfahrzentrale se ha convertido en uno de los motores del sector en Europa. Con posibilidad de buscar y compartir coche desde iPhone, Android, su web y también desde Facebook, es muy intuitiva y sencilla de usar.
* Blablacar: De uso sencillo y similar a Carpooling.es, Blablacar apuesta además por una plataforma de mensajería propia que pretende hacer más sencillo el contacto entre pasajeros sin necesidad de ceder nuestro número de teléfono o cualquier otro dato personal, algo que para muchos es prioritario.
* Roadsharing: de origen italiano, y especialmente útil allí o para viajes en Europa, también dispone de una plataforma para eventos concretos (festivales, acontecimientos deportivos).
* Avancar: Avancar fue una de las primeras empresas en apostar por fomentar el coche compartido como modelo de negocio. Frente a otras propuestas, en las que son los conductores los que ceden su vehículo a otros, Avancar nos suministra el vehículo, casi como un modelo de alquiler de coche tradicional, pero haciéndolo de manera mucho más sencilla y ágil. Está centrada en Barcelona, donde cuenta con diversos planes de precios.
* Amovens: Otra apuesta por la búsqueda de trayectos que nos vienen bien desde cualquier lugar, Amovens permite un registro sencillo tanto si eres conductor como si prefieres ser sólo pasajero. Además, cuenta con la posibilidad de crear una red para nuestra propia empresa que haga más sencillo viajar en el mismo coche que otros compañeros de trabajo.

Foto | Mosman Council
Más información | Coche Compartido en Motorpasión Futuro

Conversación

  • 7509

    Lo de los carriles dedicados exclusivamente a vehículo de este tipo sería un gran empujón para el carpooling si se usa en las grandes ciudades.

  • 7521

    Yo soy un usuario del servicio de coche compartido; para contactar con otras personas sensibilizadas, desde hace más de un año uso la red http://www.Blablacar.es, que es la que en comparación con otras me ha resultado más satisfactoria. Como se dice en este artículo, se trata de racionalizar el uso del coche para rentabilizar gastos, emisiones y espacio. Si, además, se imponen por fin nuevos combustibles ecológicos, juntando las acciones podremos multiplicar los efectos positivos para optimizar la vida urbana. Un saludo!

  • mariocobretti

    Yo soy de los que hace carpooling pero con los colegas, ahí sí que hay muchas opciones de ahorro. Compartir coche para ir al trabajo cada día, para momentos de ocio y para cualquier cosa que se haga y necesite transporte. Es una tontería coger varios coches y dejar plazas libres, ya que casi siempre se pueden adaptar horarios o rutas y así consumir un menos combustible.

  • 7531

    Esta es otra web que permite compartir coche garantizando la máxima privacidad http://www.carpling.com/es/car/compartir-coche